En Alta Voz- Carlos Villalvir

En Honduras cientos de miles de mujeres utilizan el transporte público diariamente, en la mayoría de los casos más de 3 veces al día, y la mayoría de ellas han sido víctimas del acoso sexual.

Los casos por acoso sexual pueden ser difícil de cuantificar debido a la falta de denuncias formales, pero es una realidad que impacta negativamente la seguridad y el bienestar de las mujeres que utilizan el transporte público.

El acoso sexual crea un ambiente de inseguridad para las mujeres en el transporte público, logrando que se sientan constantemente vigiladas, vulnerables y preocupadas por su seguridad personal, lo que afecta su capacidad para desplazarse libremente y con confianza.

Según el testimonio de 37 mujeres que utilizan el transporte público en el sector San Miguel del Distrito Central de Tegucigalpa, la capital de Honduras, y que han sido víctimas del acoso sexual, los acosadores las tocan de manera intencional en contra de su voluntad. “Los roces de su pene en mi brazo o en mi cuerpo”, “me toca la pierna con su mano”, “intentan tocarme cuando se sientan a la par mía”, “dicen cosas obscenas”, son algunas de las experiencias que viven las mujeres que son acosadas.

El acoso sexual puede manifestarse de diversas formas y no siempre es fácil de identificar o denunciar, especialmente en entornos abarrotados donde las víctimas pueden sentirse atrapadas y sin recursos para defenderse.

Las mujeres que experimentan acoso sexual en el transporte público pueden experimentar una variedad de respuestas emocionales, que incluyen; ansiedad, miedo, vergüenza, enojo y depresión, generando un ambiente de estrés constante y afecta su bienestar psicológico.

En casos extremos, el acoso sexual en el transporte público puede llevar a agresiones físicas, lesiones y trauma físico, entre otros aún más graves. Además, las mujeres pueden experimentar estrés crónico, trastornos del sueño y otros problemas de salud relacionados con el trauma y el estrés.

Ante esta situación muchas mujeres enfrentan barreras para denunciar el acoso sexual en el transporte público, que incluyen; el miedo a represalias, la falta de confianza en las autoridades y el temor al estigma social, dando como resultado la impunidad de los acosadores y dificultad de la búsqueda de justicia y protección para las víctimas.

La edad no es una barrera para ser víctima del acoso sexual en el transporte público, así lo dan a conocer las jóvenes que utilizan el transporte para poder llegar a sus centros educativos y en el transcurso del viaje han sido acosadas, “me toca poner la mochila como barrera para que no logre su objetivo, porque siempre nos quieren tocar”, afirmó joven que fue víctima del acoso sexual en el transporte público.

Algunas mujeres se ven obligadas a bajarse del autobús para evitar ser acosadas sexualmente, pero esta acción puede tener un impacto negativo, ya que en ciertos casos es de noche y las víctimas al bajarse en cualquier zona, pueden sufrir algún asalto o el mismo acosador las puede seguir.

Transporte Seguro para las Mujeres

Para incidir en la reducción de casos de acoso sexual en el transporte público, La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), a través de su programa Iniciativa Regional para Centroamérica (CARI) en alianza con la Asociación Hondureña para el Desarrollo Integral Sostenible (AHDIS), lanzaron la campaña denominada “Transporte seguro para las mujeres”, con el objetivo de sensibilizar a la población sobre las diferentes formas de violencia basada en género e incidir para que las mujeres usuarias de las rutas “La Sosa” y “Nueva Suyapa”, cuenten con un servicio de transporte libre de acoso sexual.

En esta campaña también se suman; Inversiones Múltiples y de Transporte S. A. (INVERMUT) y las redes de mujeres del sector San Miguel de Tegucigalpa.

Esta campaña consiste en la sensibilización de los conductores y ayudantes de las rutas antes mencionadas, sobre el acoso sexual y las acciones que estos pueden implementar al presenciarlo en sus unidades de transporte.

Parte de las acciones de esta campaña es la rotulación de 35 unidades de transporte, con mensajes derivados de distintos grupos focales realizados con mujeres que utilizan el transporte en esta ruta.

“Transporte seguro para las mujeres”, “El transporte es público mi cuerpo NO”, son parte de los mensajes principales de la campaña junto a la rehabilitación de 6 estaciones de buses, así como la inclusión de la línea #114 como canal de denuncia de este tipo de delitos.

Para formar parte de la visibilización y reconocimiento colectivo de la violencia basada en género, como un problema grave y a la identificación de los roles que pueden implementar los diferentes actores desde sus espacios para contrarrestar. 

En el lanzamiento de esta campaña formaron parte; las redes de mujeres del sector San Miguel, AHDIS, INVERMUT, la Secretaría de Seguridad, el Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT), y Organizaciones de Sociedad Civil.

La mesa principal para el lanzamiento de esta campaña estuvo integrada por; McLean y Christopher Strom, representantes de USAID, Gerardo Aguilar, presidente de AHDIS, Emilio Maldonado, representante de INVERMUT, Nelly Lanza representante de la Red de Mujeres Organizadas y Semma Julissa Villanueva viceministra de seguridad.

Para Gerardo Aguilar presidente de AHDIS, el cambio está por realizarse, “Hoy damos un paso firme y seguro para poder garantizar, a nuestras madres, a nuestras esposas, hermanas, hijas y a todas las mujeres que utilizan el transporte público, un viaje seguro, un viaje en el cual su dignidad quede intacta y puedan ser respetadas”.

Para Nelly Lanza, representante de la Red de Mujeres Organizadas, este tema es de suma importancia, porque como mujeres no desean ser una cifra más, ya que ellas no quieren ser dignas de lástima, solamente quieren prevenir, concientizar porque no desean seguir siendo una cifra.

Según su testimonio hay hombres que se suben a los autobuses con un diario en sus piernas “mostrando su parte intima a las mujeres que van en el bus”, y ellas son quienes viven en carne propia diariamente todos estos tipos de violencia.

 “No queremos seguir siendo víctimas de los acosadores, imagínense el sentir en su hombro su pene, sin saber a quién pedir auxilio, no podemos pedir ayuda si no nos dicen que ya nos van a matar, no nos sentimos defendidas”, afirmó Lanza. 

Para la Red de Mujeres Organizadas esta campaña queda plasmada en su lucha, su voz a través de esta iniciativa es escuchada por las personas y autoridades que ellas esperaban, convirtiéndose en una realidad.

Una de las iniciativas de la Secretaría de Seguridad es tener abierto los espacios para poder resolver denuncias, es por ello por lo que se implementa la línea 114, para que esta línea especializada sirva como medio de denuncia para dar atención inmediata a las mujeres sobrevivientes de cualquier tipo de violencia en contra de ellas.

La línea 114 fue creada como un mecanismo de respuesta inmediata hacia las mujeres que sufren cualquier tipo de violencia, ya sea física, psicológica o sexual, es una línea de atención durante la emergencia siendo la prioridad la flagrancia.

Así lo dio a conocer la Comisionada Sulma Reyes “Contamos con diferentes unidades que van a estar en los distintos sectores, nuestra ventaja es que cuando se genera el ticket, a la par de nosotras está el despacho, no se espera nada y directamente se envía la patrulla al lugar de los hechos”. 

“Somos un grupo de 60 mujeres profesionales capacitadas antes de la creación de la línea, para dar una respuesta inmediata”, declaró Reyes. 

Para la viceministra Julissa Villanueva esta campaña es de suma importancia, “Este es un trabajo grupal, no solo de la Secretaría de Seguridad es la que tiene estrategias, son mesas interinstitucionales que están estableciendo las prioridades para evitar que esas formas de violencia lleguen hasta la muerte”.

“Nuestras mujeres deben estar en espacios seguros, porque la mujer es vulnerada desde su casa, hasta que va a trabajar y en el transporte, esto es lo que hoy queremos evitar, para mi esta iniciativa es un tema emblemático, estamos contentos, porque este tema no se va a abolir si nosotros no trabajamos en conjunto “afirmó la viceministra.

“Hoy hacemos un vínculo fuerte para decir Transporte Seguro para las Mujeres”, declaró Villanueva. 

Transporte seguro en acción

En el lanzamiento de campaña en la comunidad, se contó con la presencia de las representantes de las distintas redes de mujeres del sector San Miguel de Tegucigalpa, empresarios del transporte y medios de comunicación.

Se socializó la importancia de la campaña por parte de USAID, con las asistentes a la actividad comunitaria, dando a conocer la importancia de frenar el acoso sexual en el transporte público y que pueden recibir atención inmediata a través de la línea 114.

El representante de INVERMUT, Emilio Maldonado declaró que,” Tenemos el compromiso de mejorar y concientizar, es triste ver en las redes sociales y en los periódicos que cada día hay una muerte violenta de mujeres, y todo esto empieza a través del acoso”.

“Como unidad de transporte el mayor porcentaje que manejamos de usuarios son mujeres, quiérase o no debemos de cuidar a nuestros clientes, con este proyecto y lanzamiento, a través de USAID y CARI con el apoyo del IHTT y la Secretaría de Seguridad, podemos marcar un cambio y una diferencia”, aseguró Maldonado.

A través de la “operación stickers” las mujeres dieron a conocer a las demás personas en la comunidad esta campaña, socializando y concientizando a las personas que se transportaban en automóvil o en los autobuses.

Para las mujeres que formaron parte de la campaña el poder dar un sticker es el inicio del cambio para poder llegar a más personas y que tengan conocimiento de este proyecto para poner un alto al acoso sexual.

Marlon Sierra, presidente del patronato de la colonia San Miguel, brindó su ayuda en apoyo a la campaña y expresó que, “Hoy con ustedes es un inicio, han gestionado para que este proyecto se dé, pero no solo es el lanzamiento sino seguir inculcando a más mujeres que este proyecto no se caiga y que exista para siempre”.

Cada viaje en transporte público para las mujeres debería ser un camino hacia la seguridad y la libertad en donde todas se sientan protegidas y respetadas, este y otros fines son los que exigen las mujeres y con esta campaña refuerzan su esperanza y la acción para poder generar un cambio en las unidades de transporte público.

Loading

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 15

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here