Emelly Milla

“La experiencia que dejó la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) brinda una ruta que el nuevo mecanismo puede repasar para evitar cometer los mismos errores y mejorar las condiciones del sistema para continuar luchando contra la corrupción” Gabriela Blen, coordinadora de OAH. 

La Organización Ayudemos Honduras (OAH) y la Articulación Ciudadana por la Transparencia y la Justicia (ACTJ) discutió con profesionales en el tema las condiciones que existen para la instalación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (CICIH).

Úrsula Indacochea de la Fundación para el Debido Proceso (DPLF) comenta que el punto de partida para requerir un mecanismo internacional como la CICIH es un sistema de justicia débil, el cual no puede por sí mismo resolver los problemas que implican luchar contra una corrupción estructural. 

La abogada Indacochea mencionó que algunas de las condiciones que debilitan la lucha contra la corrupción son la politización de los procesos de nombramiento de las altas autoridades y puso de ejemplo la elección de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

 “Las instituciones de justicia tienen mucho poder y son lo que las redes de corrupción buscan manejar”, afirmó.

Asimismo, llevó la atención a la debilidad de los servicios de carrera, refiriéndose a la carrera fiscal y judicial. Si las redes de corrupción toman control de estos servicios, fácilmente podrán controlar lo que resta del cuerpo. Se debe garantizar las buenas condiciones de los jueces y fiscales para que asegure la estabilidad a estos órganos. Tampoco se debe solamente garantizar la independencia a estos mecanismos dado que pueden llegar a negociaciones con las personas en altos poderes. Ella sugiere que la independencia vaya acompañada por mecanismos efectivos de rendición de cuentas. 

El discurso de la lucha contra la corrupción es un discurso que suele ser manipulado por los mismos corruptos. Para medir la sinceridad de este discurso, se necesita la participación ciudadana. Entre más involucrada esta la sociedad civil, más fácil es determinar la mentira en los discursos dado que sabrán las acciones de los políticos. 

Ana María Méndez, directora para Centroamérica de Wola, dice, desde su experiencia de la CICIG en Guatemala, que algunos de los elementos fundamentales para que la CICIH funcione en Honduras son; brindarle suficiente autonomía e independencia para que ésta pueda funcionar. Esto se puede ver manifestado en el nombramiento de una persona encargada que ejerza libre de presiones políticas. 

“Desde Wola tenemos la preocupación que la palabra que utilizó el gobierno de Honduras es “acompañar”; que esta comisión acompañaría a la fiscalía. Esos son términos muy ambiguos y dejan en duda el rol de la comisión y si realmente tendría suficientes poderes para llevar a cabo este tipo de investigaciones”, compartió la directora. 

De igual forma, se requiere un respaldo fuerte de las Naciones Unidas y la definición del alcance que tendrá el mecanismo internacional. Se deben definir los objetivos de la comisión y qué es lo que desean investigar para mantener su enfoque entorno a ello. 

También se necesitan reformas esenciales para que la comisión investigue la corrupción. Y definir la protección del personal para generar las condiciones internas y darle garantías mínimas al personal a cargo de la comisión. 

Méndez resaltó que no se debe concentrar la energía solamente en la instalación de la CICIH ya que esto será temporal, sino que se debe enfocar en dar una condición óptima dentro del sistema para que con la ayuda del mecanismo internacional se logre un punto de no retorno a la corrupción.

Nora Schmid, directora de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), dijo que el deterioro en el estado de derecho afecta la inversión y para reducir esto se debe devolver la institucionalidad. 

Schimidt afirmó que la CICIH puede traer tranquilidad, certeza jurídica y confianza en el país lo que puede atraer la inversión. 

La abogada Indacochea ve como algo positivo la aprobación de la nueva ley de la junta nominadora al igual que la voluntad que el actual gobierno tiene para traer la CICIH a Honduras. 

Mencionó que esta es una segunda oportunidad para Honduras de tener un mecanismo internacional que ayude al país a luchar contra la corrupción.–

 428 total views,  2 views today

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here