Doctor HORACIO ULISES BARRIOS SOLANO, Premio Nacional de Ciencia “JOSÉ CECILIO DEL VALLE”13  de octubre de 2019

Como Cristiano Evangélico tenemos muchísimos motivos para hacer una remembranza de los Pioneros del Evangelio en Honduras en seis (6) partes, no obstante, que la primacía la tiene un hilo conductor potencialmente retrospectivo que es la magna obra que inició en Alemania el 31 de Octubre de 1517 con La Reforma Protestante cuando el fraile agustino, Martín Lutero publicó sus famosas 95 tesis, clavándolas en las puertas de la Iglesia del castillo de Wittenbur condenadas el 15 de junio de 1520 y el Papa León X exigió a Lutero se retractara por lo menos de 41 de sus tesis: las indulgencias por las almas en el purgatorio (Tesis 8-29) al igual que aquellas en favor de los vivos (Tesis 30-68), rechazando Lutero esta exigencia públicamente en  La Dieta de Worms celebrada del 28 de enero al 25 de mayo de 1521 por los príncipes del Sacro Imperio Romano-Germánico y presidida por el recién nombrado emperador Carlos V, pero en la dos (2 entrega únicamente nos refiremos a la llegada del Evangelio a nuestro país.

[1]ANTECEDENTES

  1. En el Siglo XIX las congregaciones fundadas a partir de la Reforma de Lutero, empiezan su jornada misionera a nivel mundial, en el continente Americano, los frailes de las órdenes cristianas sienten el perseguimiento de las causas libertadoras liberales e independistas, que ven en la Iglesia Católica una herramienta de difusión de la Monarquía; algunos de estos movimientos independistas americanos estaban siendo en gran en parte costeados y apoyados por la Logia de Cádiz que era la similar española antimonárquica de la Logia de Londres. En las colonias de América, África y Asia. Mientras en América del Norte comienza una gran colonización de ingleses, holandeses, franceses, alemanes, escoceses, irlandeses, rusos, etc. Quienes llevan sus creencias cristianas, luteranas, calvinistas, metodistas, anglicanas, moravas, bautistas, etc. a aquellos sitios vírgenes.
  2. El protestantismo se desarrolló en Honduras con la llegada del primer misionero anglicano Christian Frederick Post (1768-1785) de Filadelfia, enviado por la Sociedad para la Difusión del Evangelio en el Extranjero (SPGFP).  a la costa de la Mosquitiaarribando al poblado de Río Negro primeramente.
  3. En 1844 debido al auge de la población inglesa, se establece la Iglesia Morava en la Mosquitia, tanto nicaragüense como hondureña.
  4. Cuando Gran Bretaña cedió las Islas de la Bahía al Estado de Honduras, la Constitución recalcaba el laicismo dentro del territorio hondureño, aunque el gobernante General José Santos Guardiola conservador, se reciben los primeros miembros de una comunidad evangélica en 1859, en su mayoría de la Iglesia Metodista Wesleyana. Aunque también existían miembros de la Iglesia Metodista, estos no intentaron obra misionera en el territorio continental hondureño, sino hasta 1883, que captaron a la comunidad afroamericana de los garífunas
  5. Sobre este aspecto y otros tópicos, la antropóloga estadounidense Wendy Griffin residente en Tegucigalpa, redactó un artículo acerca de este tema.
  6. En 1896 los esposos Bishop y dos señoritas llegaron a Honduras con el fin de predicar el evangelio, habían proyectado empezar en el occidente de Honduras, escogiendo la ciudad de Santa Rosa de Copán, pero tuvieron que esperar cinco semanas en llegar allí, en un pueblecito donde pernoctaron todos en una misma habitación, con los perros y ganado, enfermando por las condiciones precarias y sobre todo bajo la oposición de los curas católicos que les llamaban “anticristos”, aun así acudían personas diferentes a dicha casa, con el fin de recibir tratados.
  7. Los Bishop asesorados por Francisco Penzotti fueron a Guatemala en 1899, pero se debe a estos primeros misioneros centroamericanos el abre cursó de los cristianos evangélicos, más tarde llegaron nuevos misioneros, muchos de ellos fallecieron de fiebres y enfermedades que existían.
  8. En 1898 el misionero Christopher Knapp de la Iglesia Hermanos Cristianos (la rama de “hermanos abiertos” del movimiento Hermanos de Plymouth, Inglaterra) empezó a trabajar en el área de San Pedro Sula y después de 1911, fueron dirigidos por el misionero Alfred Hockins, un agente de la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera.
  9. En 1912 llegan misioneros de la Misión Centroamericana de Texas a Comayagüela, con el fin de edificar una iglesia y evangelizar.
  10. En 1918 llegada de los primeros Misioneros de la Sociedad Misionera Doméstica de la Iglesia Bautista; pero no es hasta 1946 que formalmente comienzan la obra denominacional en la localidad de El Banquito, (Localidad de Choluteca) aunque la primera Iglesia Bautista no fue fundada en El Banquito sino en Choluteca en 1946. Con la llegada del misionero Guillermo Webb se fundaron otras sedes en Comayagüela, San Marcos, La laguna y San Judas.
  11. En 1920 arriban los primeros misioneros de la Iglesia Reformada Evangélica.
  12. En 1930 Misioneros de la Iglesia Morava llegan a Honduras fundando sedes en Brus Laguna, Kaurkira y Cocobila. Puerto Lempira y Ahuas.
  13. En 1930 Las Iglesias Metodistas con tomadas por una nueva agencia de misiones de los Estados Unidos de América, la Iglesia Episcopal Metodista Africana.
  14. En 1944 los Misioneros de la Iglesia de Dios Fred Litton y Lucille Litton viajan a Roatán y Utila a hacer avivamiento, fundándose la primera iglesia en Coxe Hole el 30 de abril de 1945.
  15. En 1944 Misioneros de la Misión Mundial Cospel (enseñanza evangélica) se establecen en Tegucigalpa, Honduras, liderada por la california Yearly Meeting of Friends. Seguidamente son establecidas misiones de la Youth Renewal Association.
  16. En 1946 establecimiento y organización de la CONIBAH Comisión Nacional de Iglesias Bautistas de Honduras.
  17. En 1949 La Misión de los Hermanos Unidos en Cristo (MHUC) llega a la costa del Caribe de Honduras es una denominación de cristianos evangélicos, arminianos en doctrina, fundados por Philip William Otterbein.
  18. El 14 de octubre de 1949 fue el establecimiento de la Iglesia Bautista en Comayagüela, D.C. a manos de Claudio Montes un carpintero, ebanista y miembro de la Primera Iglesia Bautista de León, Nicaragua.

                                                                                                                      CONTINUARÁ


[1] https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_Misionera_en_Honduras

 6,597 total views,  4 views today

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 3 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

1 Comentario

  1. 1 de enero de 2022
    CARTA PARA TODAS LAS IGLESIAS EVANGÉLICAS QUE INVOCAN EL NOMBRE DE JESÚS CRISTO EN TODO EL MUNDO, SIN EXCEPCIÓN DE RAZA, IDIOMA O NACIÓN.
    Yo considerándome el menor, de entre los hombres, indigno de esta gracia, y siendo yo nada, fui enviado por la gracia de Nuestro señor JESÚS CRISTO, bajo la unción de su espíritu a Colombia, con el fin de ver toda la maldad que hay bajo el sol. Él que murió después de sufrir toda la opresión, y maldades de este mundo, siendo injustamente crucificado en espectáculo en lo alto; para que todo ojo viera tan grande salvación, y reconociera el grande amor de Dios para con nosotros, manifiesto en el sufrimiento y crucifixión de nuestro SEÑOR JESÚS CRISTO único salvador, que resucitó de entre los muertos al tercer día donde fue coronado por todo lo que padeció, al recibir un NOMBRE que es sobre todo nombre, y fue constituido REY DE REYES y SEÑOR DE SEÑORES, incluyendo todo lo que se ve, lo visible y lo invisible cuyo REINADO no tiene fin, y toda rodilla se doblará delante de Él, y confesará que Él es SEÑOR. Este, bajó de lo más alto dejando a su PADRE y a los Ángeles y toda su Gloria, sin avergonzarse, y sin tener necesidad de trabajar, debido a sus grandes RIQUEZAS y GLORIA, se humilló al hombre mostrando lo incomprensible, haciéndose el más pequeño de entre los hombres trabajando con Amor y dedicación para el hombre que nada es, sanando toda clase de enfermos, resucitando muertos, dando comida a los hambrientos, y enseñando la voluntad de su PADRE y nuestro PADRE, siendo El ejemplo; rompiendo las cadenas que lo oprimían en su propia carne, en medio de dolores y desespero, confiado en aquél que lo envió; siguiendo adelante con el fin de llenar nuestros corazones de esperanza y bienes, tanto materiales como celestiales, nos levantó del polvo y nos elevó a las alturas juntamente con Él, colocándonos en un alto retiro, para libertarnos de aquel que nos oprimía, nos hizo Santos para Él; con el fin de reconocimiento de su Grande Amor y grande Salvación para con nosotros, a este Dios único, ETERNO e INMORTAL, Grande en sufrimiento, en MISERICORDIA y PODER; sea dada toda la GLORIA, LA HONRA, LA MAJESTAD, SOBERANÍA y PODER para siempre y siempre y AMÉN.
    HAY TIEMPO PARA TODAS LAS COSAS BAJO EL SOL
    Ezequiel 8: 1 – En el sexto año, en el mes sexto, a los cinco días del mes, aconteció que estaba yo sentado en mi casa, y los ancianos de Judá estaban sentados delante de mí, y allí se posó sobre mí la mano de Jehová el Señor.
    2 – Y miré, y he aquí una figura que parecía de hombre; desde sus lomos para abajo, fuego; y desde sus lomos para arriba parecía resplandor, el aspecto de bronce refulgente.
    3 – Y aquella figura extendió la mano, y me tomó por las guedejas de mi cabeza; y el Espíritu me alzó entre el cielo y la tierra, y me llevó en visiones de Dios a Jerusalén, a la entrada de la puerta de adentro que mira hacia el norte, donde estaba la habitación de la imagen del celo, la que provoca a celos.
    4 – Y he aquí, allí estaba la gloria del Dios de Israel, como la visión que yo había visto en el campo.
    5 – Y me dijo: Hijo de hombre, alza ahora tus ojos hacia el lado del norte. Y alcé mis ojos hacia el norte, y he aquí al norte, junto a la puerta del altar, aquella imagen del celo en la entrada.
    6 – Me dijo entonces: Hijo de hombre, ¿no ves lo que éstos hacen, las grandes abominaciones que la casa de Israel hace aquí para alejarme de mi santuario? Pero vuélvete aún, y verás abominaciones mayores.
    7 – Y me llevó a la entrada del atrio, y miré, y he aquí en la pared un agujero.
    8 – Y me dijo: Hijo de hombre, cava ahora en la pared. Y cavé en la pared, y he aquí una puerta.
    9 – Me dijo luego: Entra, y ve las malvadas abominaciones que éstos hacen allí.
    10 – Entré, pues, y miré; y he aquí toda forma de reptiles y bestias abominables, y todos los ídolos de la casa de Israel, que estaban pintados en la pared por todo alrededor.
    11 – Y delante de ellos estaban setenta varones de los ancianos de la casa de Israel, y Jaazanías hijo de Safán en medio de ellos, cada uno con su incensario en su mano; y subía una nube espesa de incienso.
    12 – Y me dijo: Hijo de hombre, ¿has visto las cosas que los ancianos de la casa de Israel hacen en tinieblas, cada uno en sus cámaras pintadas de imágenes? Porque dicen ellos: No nos ve Jehová; Jehová ha abandonado la tierra.
    13 – Me dijo después: Vuélvete aún, verás abominaciones mayores que hacen éstos.
    14 – Y me llevó a la entrada de la puerta de la casa de Jehová, que está al norte; y he aquí mujeres que estaban allí sentadas endechando a Tamuz.
    15 – Luego me dijo: ¿No ves, hijo de hombre? Vuélvete aún, verás abominaciones mayores que éstas.
    16 – Y me llevó al atrio de adentro de la casa de Jehová; y he aquí junto a la entrada del templo de Jehová, entre la entrada y el altar, como veinticinco varones, sus espaldas vueltas al templo de Jehová y sus rostros hacia el oriente, y adoraban al sol, postrándose hacia el oriente.
    17 – Y me dijo: ¿No has visto, hijo de hombre? ¿Es cosa liviana para la casa de Judá hacer las abominaciones que hacen aquí? Después que han llenado de maldad la tierra, se volvieron a mí para irritarme; he aquí que aplican el ramo a sus narices.
    18 – Pues también yo procederé con furor; no perdonará mi ojo, ni tendré misericordia; y gritarán a mis oídos con gran voz, y no los oiré.
    Ezequiel 9: 1 – Clamó en mis oídos con gran voz, diciendo: Los verdugos de la ciudad han llegado, y cada uno trae en su mano su instrumento para destruir.
    2 – Y he aquí que seis varones venían del camino de la puerta de arriba que mira hacia el norte, y cada uno traía en su mano su instrumento para destruir. Y entre ellos había un varón vestido de lino, el cual traía a su cintura un tintero de escribano; y entrados, se pararon junto al altar de bronce.
    3 – Y la gloria del Dios de Israel se elevó de encima del querubín, sobre el cual había estado, al umbral de la casa; y llamó Jehová al varón vestido de lino, que tenía a su cintura el tintero de escribano,
    4 – y le dijo Jehová: Pasa por en medio de la ciudad, por en medio de Jerusalén, y ponles una señal en la frente a los hombres que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella.
    5 – Y a los otros dijo, oyéndolo yo: Pasad por la ciudad en pos de él, y matad; no perdone vuestro ojo, ni tengáis misericordia.
    6 – Matad a viejos, jóvenes y vírgenes, niños y mujeres, hasta que no quede ninguno; pero a todo aquel sobre el cual hubiere señal, no os acercaréis; y comenzaréis por mi santuario. Comenzaron, pues, desde los varones ancianos que estaban delante del templo.
    7 – Y les dijo: Contaminad la casa, y llenad los atrios de muertos; salid. Y salieron, y mataron en la ciudad.
    8 – Aconteció que cuando ellos iban matando y quedé yo solo, me postré sobre mi rostro, y clamé y dije: ¡Ah, Señor Jehová! ¿destruirás a todo el remanente de Israel derramando tu furor sobre Jerusalén?
    9 – Y me dijo: La maldad de la casa de Israel y de Judá es grande sobremanera, pues la tierra está llena de sangre, y la ciudad está llena de perversidad; porque han dicho: Ha abandonado Jehová la tierra, y Jehová no ve.
    10 – Así, pues, haré yo; mi ojo no perdonará, ni tendré misericordia; haré recaer el camino de ellos sobre sus propias cabezas.
    11 – Y he aquí que el varón vestido de lino, que tenía el tintero a su cintura, respondió una palabra, diciendo: He hecho conforme a todo lo que me mandaste.
    ESTO DICE: EL QUE DA VIDA A LO QUE ESTÁ MUERTO.
    Salid de Babilonia pueblo mío; corred, corred, corred sin mirar atrás, porque la destrucción ya viene, ya recibió la orden para destruir, no escaparán ni grandes ni pequeños, ni las grandes puertas ni los grandes muros ni las grandes torres, podrán resistir a lo que viene, tus pastores andan gordos, ya no hay ovejas, unos peluquean a las ovejas y les quitan la lana; dicen otros: venid, venid, aquí está la ciudad de dios y el buen pastor; entrando ellas, las matan. Dicen otros: venid, venid, aquí está la ciudad de dios y el buen pastor; entrando ellas, le sacan la piel. Dicen otros: venid, venid, aquí está la ciudad de dios y el buen pastor; entrando ellas, les chupan la sangre. Dicen otros: venid, venid, aquí está la ciudad de dios y el buen pastor; entrando ellas, comen la carne. Y aplauden a todos, las ovejas, y no saben que están en el matadero. Perecieron los pastores y los rebaños se llenaron de peste mortal, no hay quien busque a Dios. La secta de los que se dicen testigos de jehová arrancaron versículos bíblicos e hicieron un libro según su entendimiento y concupiscencias de su malvado corazón para su perdición, por cuanto no podían comprender a Dios. Y los llamados pastores de hoy, no saben lo que es un lobo ni una oveja, ni lo que es un cayado, ni para qué sirve el perro; porque no conocen a Cristo ni comprenden cuál es la voluntad de Dios. Son mágicos, pero no de Dios, son mágicos del Egipto del rey Faraón, que transforman el cayado en serpientes, y con sus encantos y sus magias, transformaron las ovejas en lobos rapases, no hay hombre que se pueda acercar, menos entrar en sus ciudades, cuando entra para buscar la vida, son devorados y despedazados en la hora. El mundo está atemorizado y dice el enfermo: no hay dónde sanar mi herida, los médicos se cambiaron de profesión, trabajan en un matadero, y los enfermeros son sepultureros y sus remedios son sepulcros. Ya no hay salvador para nosotros porque tenemos los huesos descoyuntados no podemos correr, estamos presos, muertos, somos cojos, ciegos, paralíticos, sordos; somos como los cadáveres devorados por las águilas. Y para aquellos somos presa fácil, no tenemos cómo huir ni tenemos escondrijo donde esconder nuestras vidas. Subieron a las peñas de los más altos montes como águilas nos observan, se alegran al ver nuestras miserias abriendo sus alas se lanzan sobre nosotros para llenar sus panzas. Hay de nosotros prisioneros, ciegos, cojos, paralíticos, y muertos, somos presa fácil, no hay salvación para nosotros, estamos destinados a alimentar las bestias fieras con nuestras carnes.
    Dicen los pastores: el Creador se agrada de nuestros sacrificios, la fragancia de estos sacrificios es agradable en su presencia, por cuanto nuestras ciudades son de oro, de cristal y piedras preciosas, una ciudad sin igual; a los antiguos les mandaba del cielo maná, y a nosotros nos manda lluvia de billetes, oro, y piedras preciosas, por cuanto esta ciudad nos pertenece, de nosotros es, de nuestras manos nadie la arrebata, porque hemos luchado, ganado nuestras guerras y nuestras batallas; esta es nuestra recompensa.
    Por cuanto decís estas cosas, yo os despedazaré sin misericordia y maldeciréis el día de vuestro nacimiento. Arcángel hermoso lleno de hermosura y belleza, tu resplandor era mayor que todos los ángeles, tu hermosura era incomparable, eras la música perfecta, todos cantábamos al son de tu perfección, bailábamos y adorábamos al Creador, ¿qué te pasó, de dónde buscaste la maldad, y cómo se llenó tu corazón de altivez y soberbia? Querías el trono, la ciudad santa de oro y cristal adornada con piedras preciosas, querías ser Dios y tomar el mando de todo lo que no has creado. Ceñiste de fuerza tus lomos, preparaste tus saetas y tus arcos, entrenaste a tu ejército y ceñiste a tus caballos para la guerra; pero no pudiste prevalecer, fuiste confundido y tu vanidad te engañó, por cuanto querías ser señor de lo que no te pertenece, y someter al Creador a voluntad de tus maldades, fuiste echado por tierra, se fue tu hermosura y tu luz se apagó. Para que sepas que nadie se levanta contra el Creador, Él es Fuerte Varón de Guerra Invencible. ¿Dónde está tu belleza, tu hermosura, tu resplandor y la música que salía de tu naturaleza? Tu hermosura es estiércol, tu resplandor tinieblas espesas y tu música gritería, desespero y aflicción. Te alegrabas cuando yo hablaba; ahora no soportas mi palabra y dices: no soporto tu voz y tu palabra escrita la borraré, para que nadie tenga conocimiento de ella. Ya que esta ciudad no es mía, me pondré a la puerta; no entro, pero tampoco dejaré que nadie más entre. Fuiste rebelde desde el principio nunca conociste la mansedumbre ni la obediencia, no soportaste tu hermosura y ella te destruyó, te llenaste de vanidad y de grandeza que no te pertenecía, no soportaste el bien, sobre el mal fuiste echado, no soportaste la luz, fuiste hecho tinieblas, no soportaste los cielos, al fuego del infierno fuiste echado.
    Por cuanto oh pastores habla el Creador de los cielos, la tierra, el mar, las potencias de los cielos, las estrellas, el sol, el que tiene los reservatorios de las aguas, de la nieve, y el granizo, el que dice: viento sopla y al mar aquiétate; que llama a los peces y los amontona; que dice al mar abre camino, que dice a la roca brota agua; que transforma el desierto en tierra fértil, el que sopló en la tierra y apareciste tú; el que hizo llover agua del cielo y consumió todo ser viviente ¡salvando a mi siervo Noé¡, El que derrama fuego y azufre y consume a los malvados, El que confunde a los sabios en su sabiduría, El que llama a los grandes peces para que traguen al hombre sin hacerle daño y se lo lleven según mi ordenanza, El que dice al valiente deja ir a mi pueblo, El que hace beber agua salada al valiente para que nunca más salga a buscarla, El que abre la tierra y sepulta vivos a los que andan atrás en sus corazones malvados y buscan mi furor, El que hace temblar la tierra, El que forma los truenos y habla en medio de ellos, El que forma los relámpagos que destruyen donde caen, El que levanta reyes y derrumba reyes, El que no dá su gloria a otro, El que pone los soberbios altivos de corazón a comer pasto como animal, hasta que reconozca que la gloria pertenece al Altísimo; El que dejó su gloria para bajar a salvar al hombre dando su propia vida por las ovejas, con cansancio y grande sufrimiento buscando en todos los rincones la enferma, la coja, la ciega, la paralítica, la sarnosa, la encarcelada, la sorda, la muerta y las restauró, para que hubiera un rebaño y un Pastor que las Ama. ¿Fueron todas estas cosas hechas en secreto de manera que no lo sepas? ¿No hizo tu Dios todas estas cosas desde un principio, para que mi temor estuviera delante de ti? Hay hijos que me dijeron: ¿quién como tú Jehová, sólo tú eres Dios, quién no te temerá oh Dios nuestro, grandes y terribles son tus obras, sean confundidos los que fabrican imágenes de escultura que no son dioses y las adoran. ¿No te he hablado más yo a tí que a éstos? ¡Por cuanto cerraste tus oídos para no escuchar mi voz! Mira ahora a los cielos los billetes, el oro, y las piedras preciosas que dices que caen del cielo, mira ahora, porque tu grandeza a podrido tus huesos, tus pensamientos hicieron a tus ojos ver el engaño y la mentira, porque lo que cae de arriba, del cielo, es tu desgracia, tu muerte y tu perdición, porque ahora enviaré una Piedra que sobre ti caerá y te despedazará y no serás más hallado. Y los que quedaren preguntarán: ¿dónde está la bella ciudad de oro y cristal y de piedras preciosas que teníamos aquí en la tierra? Otros contestarán: fue consumida a fuego y se fue la vergüenza del Dios Altísimo, que avergonzaba su rostro y se burlaba de su sacrificio; porque Él es justo y de El nadie se escarnece, su justicia permanece para siempre.
    ¿Me he desgastado a hablar y hasta cuándo tengo que repetirlo? ¿No he dicho desde el principio? ¿no servirás a otros dioses porque fuera de mí, dios no hay?
    ¿Quién ha creado los cielos, la tierra, los mares y todo cuanto hay, tanto en el cielo, como bajo el cielo, como bajo la tierra, y bajo los mares?, ¿Quién te dio la vida? ¿yo el Creador, o los dioses por los cuales me cambiaste?, ¿Por qué esculpiste otros dioses en tu corazón para darme la espalda y amar a esos?, ¿No sabes lo que hice con el rey Saúl cuando me volteó la espalda e hizo lo malo delante de mis ojos dejando mis estatutos y me provocó a ira?, ¿no sabes lo que hice al sacerdote Elí, por permitir a sus hijos lo que me aborrece delante de mis puertas?, ¿no sabes lo que hice al rey Nabucodonosor cuando se engrandeció en mi presencia?, ¿no sabes lo que hice al rey Faraón en la tierra de Egipto por resistir a mis ordenanzas?, ¿no sabes lo que hice al rey Herodes agripa, cuando se glorificó así mismo haciéndose dios?
    Por cuanto has resistido a mis ordenanzas y hecho lo malo en lugar de lo bueno que te he ordenado te desarraigaré de la faz de la tierra, por cuanto no eres hombre que te arrepientas y yo limpie tus pecados y te sane. ¿Quedaría yo callado delante de tus maldades?. Tú que dices en tu corazón: Dios no ve mis maldades, por eso puedo engrandecerme en gran manera. ¿No sabes lo que dijo Agar cuando huía de la presencia de Sarai su señora? ¿y cómo hizo llamar al poso donde se encontraba entre Cades y Bered?; ¿Hay algo que el hombre pueda hacer encubierto que yo no lo vea o no lo sepa?, ¿Cómo se pudrió tu corazón? huele a hedor. Estás siete veces muerto. Olor a cadáveres que no se puede soportar está en mi presencia, ¿llamas a esto perfume agradable al Señor?, ¿es por casualidad el lugar de mi presencia lugar de podredumbre, para que digas: ¿el Todo Poderoso se goza con mis sacrificios aromáticos? Ay, ay, ay, porque ha llegado tu hora, tus ídolos no te podrán salvar ni esconder de mi presencia, YO SOY el SEÑOR DE RECOMPENSAS te recompensaré según las maldades de tu corazón, y qué me dirás ahora cuando te instruí para que fueras un vaso de honra en casa de tu Dios el Creador, pero te quebraste desde tu nacimiento y con el poco que quedó fuiste vaso para beber vino y mezclar bebida fuerte delante de tus dioses que tú mismo esculpiste y amaste. Te pagaré conforme a lo que hiciste y te recompensaré conforme a tus obras, por cuanto cambiaste mi casa que se llama vida, en un cementerio lleno de cadáveres que nadie puede pasar por allí por el mal olor a podredumbre, está lleno de aves negras que se alimentan allí. ¿o no sabes lo que hice al rey Belsasar? tú que te dices sabio contesta para que yo aprenda contigo. ¿El veneno tiene poder para matar a cualquiera hombre, animal, ave, o pez?. ¿Cómo explicas tú, que siendo Pablo mi siervo fiel mordido por una serpiente ningún mal vino sobre él, ni mal ni muerte?. ¿Cómo explicas tú, que tus padres rebeldes en el desierto, fueron mordidos por las serpientes y murieron muchos?. Haz tú una serpiente de bronce y mira la, ¿crees tú que haciendo esto vivirás? ¡Comiendo el potaje que tenía veneno de muerte, el profeta Eliseo y los que con él estaban! ¿Alguno de ellos murió?, ¿crees tú que haciendo esto vivirás?.
    ¿No sabes lo que hice a tus padres, cuando comenzaron a fornicar con mujeres extrañas provocándome a la ira, ordené su muerte y murieron veinticuatro mil?, ¿cómo dices soy sabio y no conoces mis ordenanzas ni mis leyes que he puesto delante de ti desde el principio?, ¿no he dicho desde un principio no servirás a otros dioses?, ¿no he dicho desde un principio no te mezclarás ni fornicarás con mujeres extrañas?, ¿no te he dicho desde el principio para que escribieras mis leyes en las tablas de tu corazón y en ella meditaras día y noche sin apartarte, ni para la izquierda, ni para la derecha?. ¿Cómo dices tú en tu corazón: soy inmortal, aunque me muerda la serpiente no moriré; aunque coma el potaje que contiene la muerte no moriré; aunque fornique con mujer extraña, no moriré; serviré a mis ídolos y no moriré; tomaré el nombre de Dios en vano y no moriré; me sentaré en el trono de Dios y reinaré?. ¿Eres tú dios, y verdad son tus palabras? ¡Por cuanto no has guardado mi palabra y llenaste tu corazón de toda la inmundicia queriendo ser Dios! Profanando el nombre de Jehová tu Dios, comiendo el potaje mortal, has fornicado con mujeres extrañas, has sido mordido por la serpiente, te has postrado ante dioses extraños, has profanado el nombre de tu Dios y único Dios Creador, te has burlado de su sacrificio en la Cruz del calvario, invocado el nombre del Señor tu Dios con inmundicia de tu corazón en vano; has dicho soy rey, y te has sentado como Dios en su trono, diciendo Dios es mentiroso y yo soy el verdadero. ¿Te parece poco todo lo que has hecho para que digas no lo sabía? ¡Pues entonces ahora para que sepas que al Señor tu Dios adorarás y a El sólo servirás! en ti será glorificado y exaltado mi nombre sobre toda la tierra, y todos sabrán que mi nombre es Jehová, y mi gloria no doy a otro. Ciertamente: te desarraigaré de raíz de la faz de la tierra y te recompensaré según tus obras. Y todos sabrán que, YO SOY El que en el polvo soplé mi espíritu e hice el hombre, que de la nada creé los cielos, la tierra, el mar, los grandes abismos y todo cuanto hay tanto en los cielos como en la tierra y bajo la tierra, que hice la luz y las tinieblas. ¿Mostradme lo que han creado vuestros ídolos para que los llaméis padre y los honráreis y yo también los conozca? ¡Presentaos delante de mí para que me enseñen como crear nuevas cosas! ¿Por ventura hay otro PADRE aparte de mí? ¡ciegos, insensatos, hipócritas! ¿no soy YO EL PADRE de toda la creación? ¿Cuál de vuestros dioses ha hecho lo que yo he hecho?. ¿Quién ha hecho todas las maravillas a su pueblo?, ¿quién a Amado a su pueblo sufriendo amarguras y trabajos sin descanso por causa de vuestras rebeliones?, ¿Quién ha dejado su Gloria y se entregó a los trabajos, sufrimientos, calumnias, persecuciones, difamaciones, malos tratos, burlas, dolores, torturas, desnudez, que hasta mis vestidos me robaron, y fui crucificado? ¿Quién estuvo tres días y tres noches en lo más profundo del abismo pagando vuestros pecados? ¿Hay otro dios aparte de mi que lo hubiera hecho?, ¿Y este es el pago que me dais burlándose de Mi haciendo todo el mal que yo aborrezco?, ¿matando y destrozando a mis ovejas, maldiciendo mi nombre sobre toda la faz de la tierra? ¿Ni aún así os avergonzáis? ¿No he dicho yo: no matarás, no defraudarás, no adulterarás, no robarás, no codiciarás lo de tu prójimo, no hablarás falso ni te prestarás para falso testigo, no cometerás adulterio, no invocarás el nombre del Señor tu Dios en vano porque no tendrá el tal por inocente, no te glorificarás, haréis justicia a la viuda, al huérfano, y al extranjero, no contenderás con el Señor tu Dios, bajo sus ordenanzas andarás para que vivas, no harás imágenes de escultura de lo que está en los cielos, en la tierra ni bajo de la tierra, en el mar y bajo el mar, ni te prostrarás ante ellas, al señor tu Dios adorarás y a Él sólo servirás?.
    ¿No os he dicho desde un principio: Porque el que pide, recibe; y el que busca, encuentra; y al que llama a la puerta, se le abre?. Pero ustedes dicen: si fuéramos los elegidos de Cristo como apóstoles nunca lo traicionaríamos como hizo Judas Iscariotes ¿no sabéis lo que pasó con mi siervo Judas Iscariotes que elegí junto con sus hermanos amándolos a todos por igual? Después de amarlo, me vendió por treinta monedas de plata, por grandeza, por fama y honra. El mismo alistó la cuerda, buscó él árbol, preparó la horca y en ella se ahorcó. Su astucia y sabiduría lo engañó. Hipócritas llenos de veneno de áspide, me llaman padre, pero yo no soy vuestro padre, ustedes hacen las obras de vuestro padre que de un principio no se conformó con la verdad. Me vendisteis por lo mismo que éste, pero tengo algo más contra ustedes, que me han difamado sobre toda la faz de la tierra, devorando, despedazando, torturando y matando mis ovejas, usando mi nombre que es SANTO DE SANTOS. Hijos de satanás, del diablo sois y no mis hijos. Ciegos, sordos y mudos son ustedes y dicen Dios no ve. ¿Me callaré yo por siempre después de ver todo el designio malvado de vuestro corazón y vuestras horrendas obras? ustedes son vuestros mismos jueces, ustedes han pedido y ya lo recibisteis, han buscado y han encontrado, han tocado a la puerta y ella se ha abierto; sin que nadie os persiguiera corristeis, entrasteis por la puerta, y caísteis al abismo.
    Y sabréis que yo soy Dios, el que hace lo viejo y lo nuevo, y en estos días haré nuevas todas las cosas. ¡Así como mi siervo Moisés y Aarón, echaron su vara al suelo delante del Rey Faraón y sus encantadores en el Egipto y se transformó en serpiente, y así mismo sus sabios y encantadores echaron sus varas, y de igual manera se transformaron en serpientes!. En estos días levantaré un pueblo y un pastor que tragará todas las iglesias de la faz de la tierra. A estos les haré pasar por el fuego, los purificaré como se purifica el oro y serán llamados hijos del Altísimo y YO seré su Dios, entonces me dirán PADRE y YO diré Hijos; antes que me llamen YO diré, aquí estoy, en medio de ellos andaré y de mis manos no habrá incircunciso que me las arrebate, por cuanto estos conocerán mi NOMBRE y me GLORIFICARÁN, también yo ya os tengo GLORIFICADO y todas las naciones correrán a buscarme y me encontrarán, Y sabrán todas las naciones que sólo YO SOY DIOS Y NO HAY OTRO NI ANTES NI DESPUES DE MI. LAS SANARE, LES HARE COMER LAS VERDURAS FRESCAS DE LA TIERRA Y DARE ORDENES A LAS NUBES PARA QUE DERRAMEN LA LLUVIA A SU TIEMPO.
    Porque yo he dicho si alguien es deudor de su hermano conciértese por el camino antes que llegue al Juez; pero ustedes no solamente son deudores unos a los otros sino que se han levantado contra el Juez; ¿no sabéis que el Juez tiene el poder de ponerles en la cárcel y sentenciar a la muerte? ¿hasta esto es ignorancia delante de vuestros ojos? teme al Juez, es mi ordenanza desde el principio, pero Andáis sin temor, el temor es desconocido delante de vuestros ojos, vuestros padres transformaron mi casa llamada de oración en cubil de salteadores y ladrones, y ustedes incrementaron aún más; hicisteis de mi casa guarida de demonios, llena de lobos rapases, de toda la inmundicia, y solicitasteis a satanás príncipe de los demonios que se sentara en el trono. Morada de dragones es mi casa, transformaron mi Gloria en toda especie de inmundicia, también yo haré lo mismo y os pagaré con la paga que me habéis pagado, transformaré vuestra gloria en podredumbre de lo más inmundo, y por cuánto la habéis amado, en ella viviréis por siempre y llenaré vuestro corazón de vuestros deseos. Así como lleno los corazones de los deseos de los que me aman; así también lo haré con ustedes y seréis hartos.
    ¿No sabéis lo que hice a Acab, rey de Samaria y a su mujer Jezabel, por cuanto este daba oídos a la voz de su mujer, para servir a dioses ajenos, y hacer lo malo delante de mis ojos? Y ustedes no solamente dan oídos a vuestras mujeres para hacer lo malo delante de mis ojos, sino que pareciendo esto poco a vuestros ojos, han puesto a las mujeres llenas de adulterio y prostitución a reinar sobre mi pueblo, ¿por ventura esto viene de mí? Por cuanto ustedes han matado con vuestra espada a los hijos de mi pueblo, y después de haberlos muerto, han tomado en posesión sus bienes para volar como águilas, así que yo he esperado con paciencia, hasta que ustedes alcanzaran las mayores alturas, estando ustedes en el lugar más alto os cortaré las alas, pues grande es vuestra caída, y sabréis, cuando estas cosas acontecieren y esta es la hora, que la ira del DIOS de los EJÉRCITOS se encendió y se ha manifestado, para vengarse de vuestras obras, y de mis manos no escaparéis. Entonces sabréis que YO SOY EL QUE HABLO Y EL QUE CUMPLE. Os desnudaré, tanto a vosotros, como a vuestras mujeres, y todos verán vuestras vergüenzas, y seréis el escarnio de todos y sus cánticos de alegría. Absalón se levantó en rebelión para derrocar al REY David mi ungido y aseñorarse del poder y del reino. Y vosotros se han levantado en vuestra rebelión para derrocar al REY de REYES y SEÑOR DE SEÑORES para tomar el Reino, ¿por ventura Absalón con todo su ejército pudo lograr el reino? ¿No encontró más bien lo que buscó?
    ¿No sabéis que antes que enviara el diluvio sobre toda la faz de la tierra, yo la visité para confirmar sus maldades? ¿No sabéis que visité la torre de babel para confirmar sus maldades, antes de destruirla y llenarlos de confusión? ¿No sabéis que visité a Sodoma y Gomorra para confirmar sus maldades antes de destruirla? ¿No sabéis que he enviado a mis ángeles para vigilar vuestra entrada y vuestra salida? Pues han confirmado como corre la sangre por las calles de los muertos por la espada afilada de vuestra boca, espada mortal es vuestra boca, vuestros corazones llenos de toda inmundicia, grandeza y rebelión, ¿por ventura podréis ustedes derrocarme y quitarme la corona? Hombres perversos llenos de la más profunda oscuridad dignos de lo que tengo preparado para vosotros, y dicen: nosotros vemos. Contesten si es cierto que vuestros ojos ven: ¿en cuáles sillas se sentaron mis ángeles en vuestra presencia ya que decís vemos? ¿Por ventura estuvieron ocultos para que nadie los viera? Ciertamente no. ¿contestadme cuál de ustedes los han visto? ¿Podrá un ciego ver? ¿Cómo decís que estáis en la Luz? la luz que ustedes dicen tener, son profundas y espesas tinieblas. Por cuanto habéis cambiado la Luz en tinieblas, y las tinieblas en luz; la verdad en mentira, y la mentira en verdad; la vida en la muerte, y la muerte en vida; lo bueno en malo, y lo malo en bueno; lo dulce en amargo, y lo amargo en dulce; os habéis hecho sabios a vuestros ojos, y prudentes delante de vosotros mismos; os habéis madrugado para tomar vino hasta la noche mezclando bebida fuerte; que habéis justificado al impío, quitando el derecho al justo; también la hora llegó y la hora es que ya estoy sentado en el trono del juicio para juzgar vuestras obras, ¿podréis huir ustedes para no comparecer al juicio? Ay, ay, ay ahora, que ha llegado vuestra hora.
    ESTO DICE: EL QUE DA VIDA A LO QUE ESTÁ MUERTO.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here