Indyra Mendoza, directora de Catrachas

San Pedro Sula, Cortes; 9 de mayo de 2022

Después de 25 años de estar en un país que me ha robado parte de mi libertad, y gran parte de mis amigas y amigos puedo contundentemente decir que la ausencia tiene memoria, es parte de mi existencia, cada vida robada, cada amor robado, cada luz apagada, cada espacio del camino andado en soledad.

Al decir que justicia para Vicky es justicia para todas, es volver a reír con Leonela, enamorarme de la sonrisa y la paciencia de Cintya Nicol, de la terquedad de Fergie, de los gritos de lady Oscar, de la devoción a la virgen de Guadalupe de Bessy y su emoción cuando le regale una imagen de la virgen firmada por el abad de la basílica de Guadalupe. De los desfiles látex, con ropa elaborada por ellas, las demostraciones de talento artístico de mi gran amiga Talía, pero esa memoria también incluye sus asesinatos, sus velorios y entierros, cada registro de sus muertes, cada acción en busca de justicia y encontrarnos con la impunidad que da el prejuicio y la discriminación.
Esa memoria ausente por las que tuvieron que huir del país para salvar sus vidas, como la Pompo, Arely Victoria, Nohelia, Kendra, Celia y tantas otras.

Pero también tengo en mi cuerpo, la constancia de Claudia Spellman, el logro académico de Zafiro, las kilométricas llamadas de Jessica, la picara mirada de Isabel, la fuerza de Gabriela, Rianna, y Sasha, así como el poderoso debate académico de la adolescencia trans.

El proceso del caso de Vicky, no es solamente un litigio estratégico, es ver convertirse a su madre en una defensora de los derechos humanos de las personas trans y a su hermana en una abanderada del amor diverso.

Doña Rosa, gracias por entender que la transición es un proceso y aceptar a Vicky,
Gracias, por mantenerla en el seno familiar y amarla.
Gracias, por defender su vida y su integridad,
Gracias por darle todas las oportunidades que estaban a su alcance
El Estado de Honduras solo tiene que seguir su ejemplo, de una mujer que construye matria/patria y crear las condiciones que nos aseguren el pleno desarrollo a la vida digna, así como también, reconocer, respetar y garantizarnos, el derecho a la integridad personal, igualdad y no discriminación, a la seguridad, educación, salud, trabajo, libertad personal, acceso a la justicia y sobre todo el derecho a la vida

Doña Rosa
Gracias, por permitirnos acompañarla en la búsqueda de justicia, por resistir y persistir.
Gracias, por defendernos a todas, porque justicia para Vicky es justicia para todas.
Gracias
Discurso de Indyra Mendoza Aguilar, directora de la Red Lésbica Cattrachas, sobre la sentencia de la Corte IDH, declarando culpable al Estado de Honduras por el asesinato de Vicky Hernández, una mujer trans defensora de los derechos humanos

 1,386 total views

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here