Elsa de Ramírez

Recientemente fuimos invitados a una reunión de entrega de reconocimientos a seis intelectuales hondureños, de parte de Organizaciones populares, políticas y ciudadanos que reconocen el legado histórico, su valentía, entrega, compromiso, visión y legado durante generaciones, para transformar la nación; recibieron este homenaje: La lideresa indígena (Copín), Pascualita Vásquez; ex rector de la UNAH, doctor Juan Almendárez Bonilla; escritor Mario Membreño; ex sacerdote Fausto Milla Núñez; maestro Marcelino Borjas y empresario de las artes gráficas don Mario Mencía Gamero. Sin embargo, algunos por razones estrictamente de salud, no  asistieron a esta velada, por lo cual los ausentes enviaron a sus representantes quienes hicieron gala de sendos discursos agradeciendo el especial acto consagrado a ellos. Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del maestro Nelson Ávila. Es digno de mencionar la parte artística del evento que estuvo a cargo del ilustre profesor y licenciado Mario González Ardón quien con su característico profesionalismo declamó el añejo poema “En Paz” del porta lira mexicano Amado Nervo, mismo que ha recorrido el mundo desde hace más de cien años.

Aprovechamos esta ocasión para indagar el pensamiento de algunos de los galardonados, en relación a la situación actual del país y esta fue su opinión: Don Mario Gamero Mencía expresó lo siguiente: “…Yo creo que nos llena de pesimismo, porque en realidad  no vemos avance, la situación es caótica, Honduras es uno de los países con mayor desigualdad social que existe en el mundo, y es más, los índices señalan que cada día va aumentando este problema; yo creo que si no se mejoran las condiciones… bueno, no puedo prevenir el destino de Honduras, pero lo veo muy fatalista.”

Don Fausto Milla Núñez, dijo: “…Yo he pensado que detrás de todo esto hay algo muy importante y ese algo muy importante puede ser la exigencia de los parlamentarios de Estados Unidos de la lista de corruptos aquí en el país, si eso se hace, la Torre de Babel se derrumba y eso puede suceder en cualquier momento, es lo que yo pienso -lo que yo me imagino- pero mejor hay que imaginar lo positivo. De aquí vamos a pasar a otras manos parecidas y seguiremos con los resabios de hace más de cien años, etc. En el país se está jugando algo histórico, el monopolio político del binomio azul y colorado, que lo entierren, “que no sueñen ni en resucitar” “eso se acabó” y para Honduras es un gran paso hacia lo que todos queremos, una verdadera democracia, gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.”

Por su parte Mario Hernán Ramírez, periodista, piensa: “Estoy en sintonía con la inmensa mayoría del pueblo hondureño, ya que estamos viviendo momentos difíciles, muy difíciles en cuanto a la política, la economía, a todo, a la gobernabilidad y eso es grave para Honduras, a pesar de que se habla de cosas buenas, pero, también hay que ver el otro lado de la medalla, porque nos encontramos inmersos, en período de crisis, solo los que estamos adentro nos damos cuenta de  la realidad; la naturaleza también se ha empecinado en dañarnos, porque con esta sequia llamada canícula, hay miles de compatriotas que están pasando por momentos angustiantes en cuanto a la falta de alimentación se refiere, porque no hay cosecha, no hay producción, entonces, el gobierno parece que está tratando de medio palear la situación, pero eso es bastante difícil, es un hervidero esto, quien sabe hasta dónde vamos a llegar, ojalá que todo se resuelva en paz, pero, el consabido pero existe…”

En cambio el economista don Fernando García señala: “…que la situación es sumamente grave, ya que la crisis que se presenta se manifiesta en todos los aspectos, en lo económico, en lo social, en lo político, en lo cultural y en lo ambiental, agudo problema que lleva demasiado tiempo, muy profundo y prolongado y los vasos comunicantes entre ellas son múltiples, pero además se da un elemento transversal a  toda la sociedad hondureña que es la corrupción con impunidad, si hubiera solo corrupción sería relativamente menos grave, pero con la impunidad que hay imperante y de arriba abajo y de abajo arriba y de  derecha a izquierda y viceversa en todas las latitudes del país, agrava el tema, entonces, los problemas estructurales más los coyunturales, más la corrupción e impunidad provocan que el estado de derecho no exista prácticamente, el debido proceso tampoco, ni la división de poderes y la democracia reducida a su mínima expresión.”

La situación actual del país…, la opinión de…

 2,051 total views,  4 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here