Como institución de educación superior, la Universidad Tecnológica Centroamericana (UNITEC), se siente sumamente orgullosa de su misión de formar profesionales líderes, con visión global y compromiso social.

En esta tarea de cada día, nos satisface encontrar a miles de jóvenes hondureños que, procedentes de diferentes orígenes, emprenden la honrosa tarea de invertir en su formación. Centramos nuestras esperanzas en esta juventud que lucha por su superación y que se integra exitosamente al mundo laboral, para contribuir al desarrollo y transformación de nuestro país.

Sin embargo, Honduras vive momentos sumamente difíciles, que exigen aunar esfuerzos para enfrentar otros grandes obstáculos y retos en el camino hacia el desarrollo. Consideramos que la situación actual es profundamente insatisfactoria y que nos condena a seguir viviendo niveles de pobreza inaceptables; a seguir recorriendo el camino de la desigualdad y de un crecimiento económico que jamás será suficiente para llevar el bienestar económico y social a todos.

Como Academia no podemos cerrar los ojos ante esta calamidad y por eso nos pronunciamos a favor de mecanismos efectivos, sistemáticos y permanentes que nos unan en el camino hacia un mejor país. En este sentido, consideramos que la corrupción e impunidad son algunas de las manifestaciones del subdesarrollo que más daño hacen al país y que, si no hacemos nada o hacemos poco para combatirlas, terminarán destruyéndonos y convirtiendo nuestro país y sus instituciones en simples instrumentos de grupos de poder solo preocupados por sus intereses.

No podemos darle la espalda a un país que exige un alto al despilfarro y al desvío de los recursos públicos, que exige procesos transparentes en la adjudicación de contratos, que espera trámites judiciales apegados a la Ley, así como funcionarios, diputados, jueces, magistrados, fiscales y demás operadores de justicia con una vocación a toda prueba a favor de la ley y la justicia.

En estas próximas semanas en las que expira el convenio que dio vida a la Misión de Apoyo contra la Impunidad y la Corrupción (MACCIH), la Universidad Tecnológica Centroamericana (UNITEC) desea unirse a las voces sensatas del país que exigen la renovación de esta misión, en el entendido que Honduras requiere, por más tiempo, de un mecanismo con las suficientes facultades para implementar la lucha contra la corrupción y la impunidad de manera exitosa.

El destino de Honduras y su gente está en juego. Detener el trabajo de la MACCIH o debilitar sus funciones significa ignorar el deseo ferviente de un país por un futuro promisorio para su gente.

 637 total views,  4 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here