Criterio HN

Tegucigalpa.- Tras las declaraciones del mandatario de Honduras Juan Orlando Hernández, a un diario internacional, en las que asegura una vez salga del poder irá al Parlamento Centroamericano, expertos aseguran que el organismo regional se volvió un refugio para corruptos que les otorga inmunidad.

El actual gobernante de Honduras, que cesará en sus funciones el 27 de enero de 2022, tiene definido su próximo paso y es asumir el cargo de diputado en el Parlamento Centroamericano organismo creado en 1986 como parte del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

Está integrado por 20 parlamentarios de Honduras, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Panamá y República Dominicana, sumado a los expresidentes y los exvicepresidentes de las seis naciones una vez que estos concluyen sus mandatos.

De la región centroamericana, Costa Rica y Belice nunca se integraron al ente regional; para el caso, Costa Rica no ingresa al Parlacen ni a la Corte Centroamericana a menos que se realicen varias reformar como eliminar la diputación automática para expresidentes y reducir los altos salarios que devengan sus integrantes.

Cabe señalar que este organismo tiene como finalidad promover la legislación en materia de integración regional y las normativas para armonizar leyes que impulsen el avance y fortalecimiento de la integración centroamericana, no obstante, solo tiene una capacidad propositiva y deliberativa pero no decisiones vinculantes ni carácter legal.

Los salarios que devengan cada diputado ronda los cinco mil dólares mensuales, es decir, que Honduras gasta al mes alrededor de 2.5 millones de lempiras unos 30 millones al año sin contar viáticos o bonos.

LA IMUNIDAD DE JOH

JOH como popularmente se le nombra al gobernante hondureño, recibirá la inmunidad que le otorga el Parlacen, según la propia ley constitutiva en el capítulo II, artículo 22, esto evitaría ser enjuiciado penalmente e inclusive evitaría una posible extradición a los Estados Unidos.

Sobre Hernández pesa un sinnúmero de señalamientos en la Corte del Distrito Sur de Nueva York por sus vínculos directos con la narcoactividad y el crimen organizado, el propio fiscal Kevin Castel aseguró que convirtieron a Honduras prácticamente en un narco Estado.

El hermano de Hernández, Juan Antonio Hernández, alias “Tony” Hernández, fue acusado y declarado culpable por delitos de narcotráfico, sentenciado a cadena perpetua más 30 años de prisión.

Varios narcotraficantes hondureños que hoy guardan prisión en esa nación han señalado a Juan Orlando Hernández de ser pieza clave del narcotráfico en Honduras, en el juicio contra Geovanny Fuentes se le nombró “socio del narcotráfico”.

Por lo anterior, el panorama que se augura para Hernández es ser acusado penalmente, pero su carta de inmunidad yace en la inmunidad que le otorgará el Parlacen.

“El Parlamento Centroamericano, es un espacio diseñado para que pueda haber negociaciones, consensos y avances inicialmente en la integración de Centroamérica y segundo en las relaciones comerciales y políticas, pero parece ser un espacio que no funciona y se convirtió en un espacio para entregar inmunidad a políticos que perdían el poder en los países centroamericanos”, manifestó el director del Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NIMD por sus siglas en inglés).

UN REFUGIO Y PREMIO PARA HERNÁNDEZ

Para el doctor en derechos humanos y experto en leyes, Joaquín Mejía, calificó como un premio el cargo que otorga el Parlacen a expresidentes, en especial, a Hernández que podrá tener inmunidad.

“A él le interesa, como a otros expresidentes de la región, llegar al Parlacen porque sabe que va a tener inmunidad, son cuatro años que va a tener protección… Es un refugio de políticos castigados, es un premio menor para los políticos que perdieron las elecciones, un espacio de corruptos en busca de inmunidad, un elefante blanco que solo consume presupuesto”, considera.

Además, es del criterio que este organismo supranacional resulta excesivamente caro para la nación tomando en cuenta que no hay resultados concretos a favor de la población, al tiempo que reitera simplemente beneficia a políticos que se puedan considerar, como Juan Orlando Hernández, perseguidos por la justicia y de esa manera lograr inmunidad.

Cabe señalar que la única forma para quitar la inmunidad a un diputado o diputada del Parlamento recae sobre el propio Parlamento mediante una resolución de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que es trasladada al ente.

 UNA REFORMA

Según León, es políticamente imposible salir del organismo, por lo que se debe apostar por una reforma en cuanto a las personas que lo integran.

“Se debería considerar la forma en que llegan las personas, cuántas son y qué beneficios le genera al país una planilla de diputados que no están generando réditos políticos; en ese sentido, ese espacio debe rediseñarse desde la perspectiva local y promoverla a nivel regional teniendo en cuenta que no se está teniendo beneficio de ese espacio y sirve para muchas acciones de inmunidad política”.

OTROS EJEMPLOS DE INMUNIDAD

Varios expresidentes de El Salvador han sido enjuiciados por actos de corrupción en esa nación, pero la inmunidad otorgada por el Parlacen ha evitado que la justicia los alcance.

Recientemente, el expresidente de la Asamblea Legislativa de El Salvador, Norman Quijano, una vez que culminó su periodo asumió como diputado del Parlacen por lo cual la nueva Asamblea, integrada en su mayoría por congresistas afines al presidente Nayib Bukele, pidió el retiro de la inmunidad.

En Honduras, mediante la reforma a la Ley Orgánica del Congreso Nacional, retornó la inmunidad parlamentaria que había sido eliminada en 2013 y que en la actualidad beneficiaría a Hernández.

 2,564 total views

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here