Los hondureños somos especialistas en ser impuntuales, lo lamento por aquellos que sí los son, pero me resulta difícil creer cuando citan a una hora para sesionar en el Congreso Nacional siempre o casi siempre nunca son puntuales.

Este sábado 16 de julio se llevó a cabo la sesión en el Congreso para la aprobación del anteproyecto de Ley para la Organización y Funcionamiento de la Junta Nominadora, propuesta elaborada por el Ministerio de la Transparencia en colaboración con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y algunas aportaciones y sugerencias por parte de la Articulación Ciudadana por la Transparencia y la Justicia.

Hace muchos años que como ciudadanos no ingresamos a la casa del pueblo, quizás para ser exacta hace 12 años, pues en todo ese tiempo como todos saben gobernó el Partido Nacional, que curiosamente tenía amurallado los bajos del Congreso, y nuestra presidenta mandó a quitar semejante bloqueo que teníamos nosotros los ciudadanos.

Al escuchar cómo iba avanzando la discusión de cada artículo del anteproyecto de ley de Organización y Funcionamiento para la Junta Nominadora, sesión que inició a las 10 de la mañana o con unos poco minutos más, nos sentíamos emocionados y contentos que todo marchaba de acuerdo a lo que habíamos trabajado como articulación ciudadana coordinado con lo propuesto por el ministerio de la transparencia.

Hasta que la mula botó a Genaro, sí, llegamos al artículo 15 cuando a todo esto almorzamos tarde, a la carrera y algo incómodo, pues donde estábamos observando la sesión solo son butacas pero lo importante era ser testigos, veedores de que los congresistas estaban legislando a favor del pueblo que los eligió y que nuestra propuesta, si la del pueblo estaba siendo aprobada.

La sesión se enfrascó en la discusión de ese artículo y pues como no se iban a preocupar muchos diputados si nada más y nada menos que el artículo que establece los requisitos e inhabilidades para postularse ante la junta nominadora, afectan intereses tal como lo establece el literal b) No ser miembro activo de un partido político, ni haberlo sido en los dos años anteriores a su autopostulación.

En este literal lo que la ciudadanía acordó proponer fue: No ser miembros directivos de partidos políticos u ostenten al momento de su designación cargos públicos de elección directa. No tener contratos incumplidos con el Estado o sean deudores morosos de la Hacienda Pública al momento de su designación. No haber desempeñado en los últimos cuatro (4) años o desempeñar actualmente cargos como asesores, funcionarios o servidores públicos, ya sea remunerados o ad honorem.

El cansancio y el rumor de una posible contaminación en algunos congresistas impidieron unos que llegaran y otros que se ausentaran a mitad de sesión y la causa aparente para suspender la sesión del día de hoy sábado por lo que de 29 artículos a discutir solo se han aprobado 14.

Es importante decirle al pueblo hondureño para que no lo olvide, los congresistas representan al pueblo que los eligió por 4 años, hoy tienen un deber histórico para la nación marcar un precedente en la recuperación de la seguridad jurídica y el estado de derecho.

Las alianzas y lealtades hoy están en juego, en tanto que los congresistas pertenecen a una bancada y esta a su vez a sus partidos políticos para mantener el poder, porque esto es de luchas de poder, de intereses, el debate está en dejar pasar, dejar de hacer, ¿quién puede auto postularse? para bien de una Corte Suprema de Justicia independiente, imparcial, objetiva, eficaz, transparente, eficiente, sin injerencia política de una verdadera impartición de justicia.

Lo cierto es que la ciudadanía sigue inmersa, la juventud en una decadencia de valores, alcohol, vicios y expuesta, no toda, otros en los problemas de desempleo, salud, educación, falta de oportunidades, la crisis de violencia y un buen sector en la desconfianza de este proceso porque al final es un juego de ajedrez, la bancada del partido nacional no está votando, SE ABSTIENEN ellos definitivamente no apoyan al pueblo desde hace 12 años lo hacen, no nos extraña tal comportamiento.

La ciudadanía exige a los congresistas dejar la manipulación, la verborrea, el cainismo político, el cinismo y el acomodo, es tiempo de hacer nuevamente historia refundando las bases del estado de derecho, basta ya de componendas y consensos a favor de grupos fácticos, la población necesita justicia, seguridad jurídica y un verdadero Estado de Derecho.

Los hondureños no aguantamos más crisis económica, alimentaria y luchamos por nuestros derechos humanos y garantías como ciudadanos, necesitamos un poder judicial libre de vicios del pasado. Despierta pueblo, despierta.

Tegucigalpa, Julio 17 del 2022.

Larissa Barahona
Ciudadana hondureña y Abogada

Coordinadora del Movimiento Alianza por la Justicia Gremial CAH

Articulación Ciudadana por la Transparencia y la Justicia

 548 total views,  6 views today

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here