El dirigente de la sociedad civil Omar Rivera, identificó como dos asignaturas pendientes que nuestros gobernantes deben atender, la instauración de un efectivo sistema que garantice el pleno goce de derechos y libertades a los ciudadanos, y efectivos programas sociales que ayuden a reducir la pobreza que afecta a tres cuartas partes de la población hondureña.

Rivera, subrayó que “debe edificarse un robusto y eficiente sistema que dé garantías a la gente que derechos humanos y libertades individuales serán respetados; es impostergable tomar radicales medidas que permitan contar con un andamiaje institucional que solucione los graves problemas generados por violaciones reiteradas a los derechos humanos de primera, segunda y tercera generación”.

“Debe concederse todo el presupuesto necesario para que la nueva Secretaría de Estado de Derechos Humanos, funcione adecuadamente y no solamente sea una dependencia gubernamental periférica; de la misma manera, se debe apoyar con más recursos financieros al Comisionado de Derechos Humanos (CONADEH) y la Fiscalía Especial de Derechos Humanos del Ministerio Público (MP), para que cumplan su mandato y resuelvan esa enorme cantidad de casos emblemáticos que están en total impunidad” exteriorizó.

El coordinador de advocacy e incidencia política de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), también recomendó “formular e implementar políticas públicas a favor de salvaguardar y darle cumplimiento a los derechos de la niñez, adolescencia, juventud, mujer, personas con discapacidad, indígenas y afrodescendientes, miembros de la comunidad LGTBI y adultos mayores, para sacarlos de esa situación de repugnante postergación, inveteradamente relegación y exclusión social en la viven”.

Omar Rivera, manifestó que “se debe poner especial empeño en reducir la pobreza que afecta a más del 60% de los hondureños y no hay otra fórmula para resolver este problema que dando protección social a los más vulnerables y generando empleo a la población económicamente activa”.

Finalmente, planteó como indispensable “continuar depurando, reformando y fortaleciendo las capacidades de las instituciones que forman parte del sistema de seguridad y justicia en el país, para que las tasas de homicidios continúen bajando y las bandas del crimen organizado sigan con un ambiente hostil para sus ejecutorias ilícitas, y del mismo modo, se debe prolongar el avance en materia de recaudación tributaria y control del gasto, para que no tengamos un elevado déficit fiscal y exista disponibilidad para financiar los programas sociales y para no perder las buenas calificaciones que nos han dado el Fondo Monetario Internacional (FMI) y las agencias calificadoras de riesgo”.

 1,106 total views,  1 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here