Es INACEPTABLE que a la fecha 1.1 millón de niños y niñas, entre 3 y 17 años, no estén matriculados en la escuela, motivo por el cual el fortalecimiento de la educación pública es un asunto de interés nacional que debe ser considerado de prioridad en la agenda nacional.

En ese sentido, las organizaciones de sociedad civil y de desarrollo, academia, iglesias y sector privado, exigimos al Estado de Honduras una acción pronta, diferente, pertinente y efectiva para dar solución al problema de la exclusión escolar.

Ante esta problemática que excluye el derecho a la educación en Honduras, nos pronunciamos en los siguientes términos:

• La gratuidad de la educación declarada en el Artículo 7 de la Ley Fundamental de Educación como derecho humano se está violentando a los niños y niñas de Honduras. Un estudio realizado por la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) documenta que un padre de familia invierte cerca de L. 14,203 al año en la educación de solo uno de sus hijos, mientras que el salario mínimo ronda cerca de L. 8,910.00; por lo que es imperativo que en los centros educativos del país se detengan las medidas que implican exigencias económicas a los padres de familia y que el Estado atienda esos gastos que acaban perjudicando el acceso gratuito a la educación para los más vulnerables.

• Proponemos una serie de medidas de implementación inmediata que se resumen en:

  1. Una segunda matrícula a finales del mes de marzo, precedida de un accionar de cada centro educativo y de sociedad civil, para asegurar que al menos 100 mil niños y niñas reingresan a los centros educativos a nivel nacional.
  2. Eximir del uso del uniforme escolar para la educación básica durante el presente año, entretanto el Estado provee de uniforme a los niños y niñas que no lo tienen.
  3. Limitar la exigencia de útiles escolares a un lápiz y un cuaderno; de tal manera que el Estado proporcione el paquete básico de útiles escolares en las escuelas públicas.
  4. Prohibir la exigencia de tareas impresas y que impliquen la consulta individualizada en Internet.
  5. La Secretaría de Educación debe hacer las previsiones de reubicación y contratación de docentes, a fin de que los centros educativos tengan cubierta su necesidad en las jornadas previstas.

Ante lo expuesto, instamos a las autoridades educativas a oficializar el llamado a una segunda matrícula y hacemos la exhortación para que, en un esfuerzo compartido, madres y padres de familia, docentes y sociedad en general sean vigilantes de este proceso que asegure que a ningún niño y niña le sea negado su derecho a matrícula por no tener uniforme o útiles escolares.

 349 total views,  4 views today

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

1 Comentario

  1. Creo que ya es tiempo de articular la educación, las Universidades, son valiosas para lograrlo, así: desde el párvulo hasta su ingreso a la Educación superior o una carrera técnica de acuerdo a la vocación que tenga el educando.
    La experiencia de otros países que han obtenido resultados admirables en este campo, es porque se hace un seguimiento de las distintas vocaciones observadas desde cuando inicia su proceso educativo mediante registros anecdóticos.
    Para lograrlo es vital el concurso de Padres de familia, los estudiantes, el Estado y las Universidades, para determinar cual es el modelo de Educación “idóneo” para que el estudiante pueda ayudar a resolver los problemas de Honduras una Vez que egrese de la educación superior u otra modalidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here