Tegucigalpa, Honduras La Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) viene a rescatar 10 mil millones de lempiras que se pierden al año en manos de los corruptos.

Ese será uno de los objetivos centrales de este ente, reveló el vocero de la Maccih, Juan Jiménez Mayor, durante la presentación oficial de todos los miembros del organismo en un hotel de la capital.

Jiménez Mayor dijo que estos casos han generado un daño grave al erario y ‘hemos señalado una cifra importante ahora, un estimado conservador asumiendo solamente que la corrupción le roba al Estado el 2% del PIB (Producto Interno Bruto)’. ‘

Estamos hablando de 10 mil millones de lempiras, una cifra muy importante del presupuesto público que año a año es dejada para fines públicos y que pasa a bolsillos particulares’.

El PIB en Honduras en 2015 fue de 400 mil millones de lempiras, lo que significa que en realidad el dos por ciento son ocho mil millones de lempiras. ‘Este es un elemento en el cual vamos a trabajar consistentemente en la Unidad de Análisis Financiero para determinar dónde está el patrimonio robado y poder de esta manera recuperarlo’, manifestó. Aseguró que no será la primera vez que se hace, ya que en otros procesos anticorrupción en el mundo el tema de la recuperación de los activos robados es un aspecto central. En ese sentido, dijo que se capacitará a los operadores de justicia hondureños para que adquieran la capacidad de enfrentar el tema a nivel internacional.

Anteriormente en medios internacionales Jiménez dijo que para reprimir la corrupción ‘desplegaremos las acciones que se requieran para que la justicia use las herramientas necesarias para darle a los corruptos donde más les duele: su patrimonio, su dinero y su libertad’. El también exministro de Justicia de Perú señaló que la corrupción no solamente afecta a los pobres, sino también al clima de negocios. ‘Esto es importante decirlo: el pronóstico de crecimiento de Honduras para este año 2016 es de 3.5%, imaginemos un país sin corrupción, imaginemos que Honduras tenga un sistema controlado de corrupción, cuánto podría crecer, cuánto podría con eso aliviar la pobreza extrema que más del 40% de los hondureños todavía tiene’, expresó Jiménez.

El acto de presentación de la Maccih se desarrolló a la 1:00 de la tarde, al que asistieron políticos, miembros de la sociedad civil, líderes religiosos y representantes del grupo Oposición Indignada. Los otros miembros de la Maccih presentados fueron Jan-Michael Simon, experto en derecho penal; Juan Pablo Corlazzoli, que coordinará el Observatorio Jurídico; y el experto en reformas político-electorales y Jacobo Alejandro Domínguez. Otros delegados de la OEA son Cristian Taboadad, especialista del Departamento de Seguridad; Jorge García, director del Departamento de Cooperación Jurídica, Laura Martínez, oficial de cooperación Jurídica; y Paulina Duarte, secretaria para Seguridad Multidimensional.

De igual manera Steven Griner, director del Departamento de Sustentabilidad Democrática y misiones especiales; y Sergio Jellinek, asesor del secretario general de la OEA. Culminado el evento, el vocero de la Maccih y el secretario para el Fortalecimiento de la Democracia de la OEA, Francisco Guerreo, comparecieron en una conferencia de prensa. La Maccih fue firmada por el presidente Juan Orlando Hernández y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, el 19 de enero en Washington, sede del organismo. Acompañar un proceso de reforma del sistema jurídico e investigar casos de redes de corrupción serán parte de los objetivos de la Maccih.

Aprobación Guerrero instó al Congreso Nacional para que realice la aprobación del convenio que da vida a la Maccih. ‘Respetuosamente solicito a los honorables miembros del Poder Legislativo la rápida aprobación para la ratificación del convenio, trámite que es fundamental para continuar con nuestras labores’, manifestó. A los políticos representados en el Congreso también les pidió que vean a la Maccih como ‘una gran ventana de oportunidad’ para que los partidos puedan concretar una serie de reformas. Explicó que estos cambios buscan transparentar el financiamiento político electoral y que esperan que acompañen el próximo proceso electoral para que se ‘corrija una serie de vicios que existen en la materia’.

Indicó que en la actualidad la ‘ley es totalmente insuficiente para garantizar rendición de cuentas’. Funciones Guerrero aclaró que no suplantarán las funciones de los operadores de justicia hondureña, que aseguró requieren el fortalecimiento de sus capacidades para hacer justicia en los casos de corrupción. ‘Sentimos que muchos casos de corrupción no avanzan porque se cometen errores de carácter técnico voluntarios o involuntarios que impiden que esta situación avance’, comentó el funcionario. Recordó que la Maccih está en el país para dar resultados concretos a la población, pero advirtió que se reservan el derecho a retirarse.

Profundizó que cada seis meses rendirán un informe y que si observan que son ignorados y que el sistema de justicia no actúa, podrán determinar su retiro. Fondos Informó que los fondos con los que funcionará la misión serán aportados por países cooperantes como la Unión Europea y aseguró que no se tendrán fondos de Honduras para garantizar la independencia. Detalló que para el funcionamiento de la misión, que en dos años podría tener un total de 70 profesionales trabajando, se requerirán entre 7 y 10 millones de dólares en su primer año, es decir, entre 158 y 227 millones de lempiras. En temas de logística dijo que cree conveniente que las oficinas y viviendas de los miembros y funcionarios de la Maccih sean espacios de ‘narcotraficantes, corruptos, ladrones… ustedes pueden llamarlos como quieran, y que hayan cometido delito y que el Estado les haya expropiado a través de la Ley de Privación de Dominio’.

Independencia Durante la presentación oficial los dos cabezas de la Maccih enfatizaron en el nivel de independencia que tendrá la organización en Honduras. Guerrero apuntó que la Maccih será autónoma, independiente y neutral. ‘Autónoma desde el punto de vista financiero, lo que ofrece las más claras garantías de poder promover la trasparencia que reclaman los ciudadanos hondureños, también actuará guiada por los principios del profesionalismo, transparencia y neutralidad’, aseguró. Expresó que la misión ‘no será un mecanismo formal inoperante ni un ingenio foráneo ni un aparato paralelo al Estado, operará con independencia, con idoneidad, con eficacia’.

‘El objetivo es atacar la corrupción caiga quien caiga, del partido que sea, del grupo político de interés manifiesto o latente, aquí nadie debe estar blindado porque para la ley en un Estado democrático de derecho todos los ciudadanos son exactamente iguales; en este sentido pueden estar tranquilos, la Maccih será inflexible’, advirtió. Herramientas En el evento el vocero de la Maccih, Juan Jiménez, pidió públicamente al Poder Judicial la creación de tribunales especializados en temas de corrupción.

Informó además que se trabajará con la sociedad civil en la construcción de un sistema de observatorios para monitorear el progreso de la reforma de la justicia penal y para verificar la situación de los procesos de lucha contra la corrupción en todo el país. ‘No duplicaremos iniciativas sino que sumaremos todas las necesarias para enfrentar a la corrupción’, indicó”

 1,142 total views,  1 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here