Ante la muerte de un ciudadano, habitante de una comunidad en Villanueva, Cortés, al norte de Honduras, médicos de la unidad, denominada de respuesta rápida, de la Secretaría de Salud Pública están realizando visitas en todas las viviendas, sin embargo, no existe receptividad en la población para colaborar, actitud que contribuye negativamente en el riesgo de contagios.


Según el coordinador de la brigada, el doctor Roberto Lara, las visitas se realizan casa por casa, preguntando si se han presentado los síntomas, cuántos adultos mayores y demás miembros de la familia habitan la vivienda, para informar a la población sobre los casos que se han presentado y cuáles son las medidas a adoptar en caso de existir casos sospechosos, para remitir al hospital móvil.


“En ningún momento se están haciendo pruebas a la fuerza ni a toda la población, desafortunadamente no hay buena recepción por las mentiras y rumores que se difunden. Las pruebas son bien caras y solo se dirigen a los sospechosos. Estamos tratando de identificar qué familias están en riesgo, adultos mayores de 60 años, niños y pacientes con otras enfermedades. Queremos educar a la población y tratar que permanezcan sanas, desafortunadamente, no hay buena recepción en la comunidad por la desinformación que se da”, según el doctor Roberto Lara, coordinador de la brigada.

No tienen medios para hacer pruebas a todos los habitantes, por tanto, sólo en caso de encontrar pacientes que ameriten la realización de las pruebas son remitidos al hospital móvil. El plan de los médicos es informar sobre las medidas preventivas en casos de dengue y de coronavirus, asimismo, cuentan con medicamentos para entregar a los pacientes que necesiten para atender otras patologías.


Se hace un llamado a la ciudadanía en general a informarse y prestar colaboración para reducir el riesgo de contagios. HG

 433 total views,  6 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here