• El informe es un llamado de atención para que autoridades y ciudadanía tomen acciones frente a un histórico proceso que determinará el destino del país en los próximos años.
• El análisis incluye recomendaciones para lograr un proceso de elecciones que deje satisfechos a todos los ciudadanos, partidos políticos y sea el primer paso para recuperar la institucionalidad del país.

Tegucigalpa, 04 de noviembre de 2021. La Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) y la iniciativa Voto Informado Honduras presentaron este jueves un informe de observación preelectoral que recoge 10 puntos críticos para garantizar un proceso electoral transparente y en paz el próximo 28 de noviembre.

La reciente democracia hondureña nacida en 1982 ha venido en un franco deterioro y si bien no se han interrumpido los procesos electorales, estos son cada vez menos concurridos, menos transparentes, más llenos de dudas y menos pacíficos. La institucionalidad ha quedado en deuda, el uso de tecnología en vez de dar certeza ha dejado más incertidumbre en los procesos, lo que se transforma en la pérdida de confianza y desemboca en protestas que afectan la economía y dejan llena de luto a las familias hondureñas.

El informe de ASJ y Voto Informado contiene el análisis de la tardía aprobación de una nueva Ley Electoral, las experiencias obtenidas por la iniciativa juvenil Voto Informado como observadores del proceso de enrolamiento y Elecciones Primarias de marzo pasado, el retraso en la entrega de resultados por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE), las denuncias de fraude en este proceso interno, la incertidumbre de la actuación de las capacidades del Tribunal de Justicia Electoral (TJE) por la no aprobación de la Ley de Procesal Electoral, entre otras.

Además, se consideran los problemas al interior del CNE, las tardías adjudicaciones en la compra de la tecnología esencial para el proceso, la falta de consolidación de la Unidad de Política Limpia para proteger el financiamiento de campañas de dinero ilegal producto de la corrupción, narcotráfico y crimen organizado; así como los efectos de la pandemia de COVID-19.

Un eje vital en este análisis es el seguimiento a la conflictividad nacional y el riesgo de que se escale la violencia política de tipo electoral por la pugna de poder y mensajes de campaña que incitan a la polarización.

Por ello, ASJ ha dado seguimiento de forma permanente a la crisis poselectoral de 2017 y ha trabajado junto a todas las instituciones relacionadas para lograr reformas integrales que blinden los procesos y los vuelvan verdaderas fiestas cívicas democráticas donde se respete la voluntad del soberano expresada en las urnas.

El documento presentado hoy detalla la situación actual y una recomendación sobre temas puntuales como: el Censo Nacional Electoral, el Documento Nacional de Identificación, el Sistema de Transmisión de Resultados Electorales, el lector de huellas dactilares, el financiamiento de campañas políticas, la conflictividad y violencia política, las Juntas Receptoras de Votos, las impugnaciones y recursos legales en materia electoral, la gobernabilidad del CNE y la observación electoral.

 556 total views,  6 views today

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here