Solicitan que la estatal abra sus puertas a la Maccih, al CNA y a la Ufecic para verificar si hay transparencia en la administración.

San Pedro Sula. La Cámara de Comercio e Industrias de Cortés y la Federación de Cámaras de Comercio de Honduras (Fedecámara) demandaron este lunes una auditoría internacional de los estados financieros de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE).

Los afiliados a las organizaciones empresariales reportan aumentos en sus facturas del servicio de energía hasta del 300% mientras el servicio sigue siendo deficiente y la empresa se hunde en una profunda crisis. 

El director ejecutivo de la CCIC, Pedro Barquero, señaló que son tres los puntos los que demandan.

“La CCIC lo que está solicitando es en base a tres elementos: primero que la factura del pago de energía se ha duplicado y en algunos casos hasta triplicado en los últimos meses, el segundo elemento es que la ENEE ha tenido una pérdida de alrededor de 70 mil millones de lempiras y esa deuda la ENEE la va a tener que refinanciar, vamos a pasar unos 30 años pagando la deuda”, advirtió.

Barquero explicó que como tercer elemento la CCIC solicita que haya una auditoría de una compañía internacional y que se le abran las puertas a la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), a la Ufecic y al Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) para que revisen todo el manejo de la ENEE y verificar el endeudamiento de 70 mil millones de lempiras.

“No es justo ni correcto que los hondureños estemos pagando entre doble y el triple por la energía y por encima de eso pasemos 30 o 40 años pagando una deuda sin saber si ese dinero fue manejado con transparencia. El resultado de la auditoría nos va indicar si se justifica o no y la revisión de la Maccih, de la Ufecic y el CNA nos va decir si hubo o no transparencia en el manejo de la ENEE”.

El Presidente de Fedecámara, Menotti Maradiaga, demandó transparencia. Señaló que los altos costos del servicio de energía y las fallas del mismo están ocasionando grandes daños a la microempresa y en general a los negocios de diversas partes del país porque en zonas como Olancho los apagones no paran.

“Respaldamos la petición de la CCIC y hemos estado señalando también este problema, hay empresarios que se están endeudando con préstamos para poder pagar sus recibos de energía”, dijo Menotti.

 1,003 total views,  1 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here