Por Rafael Delgado Elvir
Economista. Catedrático universitario

El problema del desempleo en Honduras requiere de esfuerzos contundentes tanto públicos como privados para combatirlo. No valen iniciativas aisladas, mal enfocadas, sin recursos y comprometidas con intereses políticos para enfrentar ese problema social con grandes repercusiones negativas para la paz y desarrollo del país. Más allá de los tradicionales esfuerzos de reducción a los impuestos y de regímenes especiales que reducen las obligaciones a los empresarios, hemos olvidado concentrar los esfuerzos en la gente para poder así ver resultados contundentes.

Nos ha faltado la creación y funcionamiento de un sistema nacional de formación en vocaciones y profesiones; con la capacidad de funcionar a nivel nacional, accesible a todos los jóvenes, con una oferta educativa ajustada a las nuevas tendencias en la industria, agricultura y servicios. Los esfuerzos hasta ahora solamente se pueden designar como altamente insuficientes, mezquinos y parcializados que no llegan a cubrir ni las necesidades de la producción mucho menos la de los jóvenes. Los países desarrollados lo han entendido y saben que la educación es el pilar fundamental sobre el que se debe implementar una política nacional del empleo. Tantas actividades productivas nuevas y por ende tantas necesidades nuevas que se presentan en la preparación de la gente para eso.

También nos ha faltado unir esos esfuerzos de formación con mecanismos que faciliten la inserción laboral de los miles de jóvenes que están en formación. En otros países, la formación de los jóvenes va acompañada de puestos de trabajo diseñados precisamente para ellos, los aprendices, que desarrollan simultáneamente los conocimientos y habilidades de la escuela técnica. Se trata de un sistema dual construido para combinar la formación y el trabajo con el apoyo tanto del sector público como del sector privado; ambos unidos por la productividad y por la juventud.

En otros países los centros de aprendizaje en competencias emprendedoras ha llegado a complementar la política de empleo. Se trata de un espacio que cultive las competencias importantes para el éxito en los negocios y que identifique los jóvenes con vocación para ser emprendedores. Son iniciativas conectadas y en coordinación con el mercado laboral, el sistema de formación formal y los gremios de la empresa privada. De igual forma que en otras iniciativas, no bastan débiles intentos; se requiere de esfuerzos contundentes para que estas iniciativas no desaparezcan ante los obstáculos creados y propios.

Por eso hemos visto que la ausencia de una política de empleo centrada en la gente ha hecho que el problema del empleo y el subempleo sigan progresando. Los índices de empleo abierto en las ciudades va en crecimiento; el subempleo que significa trabajar un par de horas diarias también ha subido. Los segmentos más afectados por estas tendencias son los jóvenes entre 15 y 30 años que ahora deben sentirse satisfechos con una plaza temporal y de medio tiempo. La ausencia de empleo ya no es una situación transitoria de un par de semanas. Las estadísticas indican que ahora el tiempo de desempleo es cada vez mayor. Para el caso, ahora es normal que pasen 6 meses y el joven con formación universitaria siga en condición de desempleado.

En efecto la política de empleo requiere de cantidades considerables de dinero tanto del sector privado y público. Pero resulta mucho más caro hacer poco o cruzarse de brazos. Precisamente eso lo estamos cosechando ahora con el país hundido en una convulsión social con barrios y sectores completos de las ciudades controladas por el crimen organizado o las maras. Estoy convencido que al final si le quitamos dinero a la corrupción entronizada en la política y en los negocios, sabremos encontrar recursos para un uso justo. Si focalizamos el gasto y la inversión pública alejándola de los mezquinos intereses de la política, sabremos sacar otra fuente importante para impulsar el empleo en el país.

<delgadoelvir@yahoo.com>

 812 total views,  1 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here