Las expectativas de crecer en 3.5% en 2019 quedaron solo en una proyección de las autoridades monetarias del país, que a mediados de año percibieron que el crecimiento rondaría entre el 2.7 y 3%.

Pexeles. Comercio
El 2020 se vislumbra como un año poco alentador para la economía de Honduras, que en 2019 se ha visto afectada por la desaceleración económica mundial, la caída de precios del café, su principal producto de exportación, y otros factores internos, incluso de índole político y social.

Las expectativas de crecer en 3.5 % en 2019 quedaron solo en una proyección de las autoridades monetarias del país, que a mediados de año percibieron que el crecimiento rondaría entre el 2.7 y 3%.

EL PANORAMA NO ES ALENTADOR

Ismael Zepeda, economista del Foro Social de Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh, no gubernamental), dijo a Efe que la falta de correctivos en las políticas económica, fiscal, monetaria, social y de mayor inversión extranjera directa, hacen que el panorama de Honduras no sea alentador para el año 2020.

Zepeda recordó que 2019 ha sido un año complicado, afectado por “una clara desaceleración económica”, lo que contrasta con el crecimiento del 4.8 % que registró en 2017 y 3.7 % en 2018.

“En este 2019 ni siquiera vamos a cerrar en 3 por ciento de crecimiento del Producto Interno Bruto” (PIB), enfatizó.

Honduras arrastra además una crisis política y social de hace diez años, derivada del golpe de Estado del 28 de junio de 2009 al entonces presidente, Manuel Zelaya, cuando promovía reformas constitucionales que la ley le impedía.

 1,448 total views,  3 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here