Hoy, el presidente Biden está tomando más medidas para demostrar nuestro compromiso con el pueblo nicaragüense al ampliar las herramientas para hacer que el régimen de Ortega-Murillo rinda cuentas por su escalada de violaciones de los derechos humanos, el desmantelamiento continuo de las instituciones democráticas, los ataques a la sociedad civil y el aumento de la cooperación con Rusia en materia de seguridad.

El presidente Biden firmó una Orden Ejecutiva (O.E.) que modifica la O.E. 13851 (Bloqueo de bienes de ciertas personas que contribuyen a la situación en Nicaragua) con el fin de ampliar las facultades disponibles para aumentar la presión sobre el régimen de Ortega-Murillo. Esto le dará al Gobierno medios adicionales para presionar al régimen mientras permite la flexibilidad necesaria para continuar apoyando al pueblo de Nicaragua.

En el período previo a las elecciones falsas de noviembre de 2021 en Nicaragua, el régimen de Ortega-Murillo detuvo arbitrariamente a decenas de opositores políticos y activistas que estaban a favor de la democracia. Desde entonces, el limitado espacio democrático restante en el país se ha reducido aún más cuando el régimen de Ortega-Murillo cerró más de 2,000 organizaciones no gubernamentales y sometió a los presos políticos a condiciones extremadamente difíciles. Y, el régimen nicaragüense ha incrementado sus ataques contra los líderes religiosos y ha cerrado universidades privadas, robando a la juventud de Nicaragua su futuro y politizando la educación.

Mientras los Estados Unidos y nuestros aliados continúan tomando medidas para responsabilizar a Rusia por su guerra de agresión en Ucrania, el régimen de Ortega-Murillo ha aumentado su cooperación con Moscú al autorizar la presencia continua de personal y equipo militar ruso en el país. El régimen fue uno de los cuatro países, y el único país de Latinoamérica, en votar con Rusia contra una resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas de octubre de 2022 que condena su intento de anexión ilegal de partes de Ucrania.

El Gobierno Biden-Harris está tomando hoy las siguientes medidas:

  • La Orden Ejecutiva (O.E.) modificada de hoy expande sustancialmente nuestro programa de sanciones contra Nicaragua con facultades de sanciones sectoriales, que exponen a las personas y entidades que operan en sectores identificados para sanciones. Específicamente, la O.E. modificada identifica el sector aurífero de la economía nicaragüense, que el régimen de Ortega-Murillo utiliza para financiar sus actividades autoritarias y desestabilizadoras. La O.E. también permite la identificación futura de sectores adicionales que podrían quedar sujetos a sanciones, si se justifica.
  • La O.E. modificada agrega nuevas facultades para permitir la imposición de restricciones futuras sobre cierto comercio con Nicaragua para limitar los beneficios financieros desmesurados de cierto comercio que fluyan al régimen de Ortega-Murillo, según se justifique. Esto podría incluir potencialmente restricciones tanto a las importaciones a los Estados Unidos desde Nicaragua como a las exportaciones de los Estados Unidos a Nicaragua.
  • La O.E. modificada también autoriza ciertas restricciones a nuevas inversiones en sectores de la economía nicaragüense para evitar que los Estados Unidos contribuyan a las arcas del régimen corrupto.
  • Simultáneamente con esta medida, el Departamento del Tesoro está designando a una entidad nicaragüense clave que es fundamental para el sector minero que beneficia directamente al régimen de Ortega-Murillo, así como a una persona vinculada a los principales abusos contra los derechos humanos en el país.
  • Para continuar apoyando al pueblo nicaragüense y responsabilizar a quienes apoyan al gobierno corrupto de Nicaragua, el Departamento de Estado está imponiendo restricciones de visa a más de 500 personas nicaragüenses y sus familiares, que trabajan para el gobierno de Nicaragua o formulan, implementan o se benefician de políticas o medidas que socavan o lesionan las instituciones democráticas o impiden el retorno a la democracia en el país.

Las medidas de hoy se basan en los esfuerzos recientes del Gobierno Biden-Harris para apoyar al pueblo nicaragüense y hacer que el régimen de Ortega-Murillo rinda cuentas. Esto incluye la designación de la empresa minera estatal de Nicaragua, ENIMINAS en junio de 2022, y la reasignación de la cuota de azúcar del país por parte de la Oficina del Representante Comercial de los EE. UU. en julio de 2022.

 590 total views

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here