DOCTOR HORACIO ULISES BARRIOS SOLANO

Premio Nacional de Ciencia “JOSÉ CECILIO DEL VALLE”

31 de diciembre de 2021

[1]DICIEMBRE 31: “Hasta aquí nos ayudó Jehová” (1 Samuel 7:12.) LA PALABRA “Hasta  aquí” se parece a una mano señalando al pasado. ¡Veinte años o setenta, y no obstante, “hasta aquí nos ayudó el Señor!” En estado de pobreza, en la riqueza, enfermedad, salud; en nuestro país o en el extranjero, en tierra o mar; en la honra y deshonra, en la perplejidad, en la alegría, en la prueba, en el triunfo, en la oración, en la tentación, “hasta aquí nos ayudó el Señor”.

Nosotros nos gozamos mirando a lo largo de una avenida de árboles. Es delicioso el contemplar desde el extremo de una larga vista, una especie de templo verde con columnas de ramas de árboles y arcos de hojas. Aun así, echa una mirada retrospectiva a los largos sufrimientos de tus años, a las ramas verdes de misericordia que han ceñido tu cabeza y a las columnas fuertes, cariñosas y fieles que sostienen tu alegría.

¿No hay en las ramas de más allá algunos pájaros cantando? Con toda seguridad debe de haber muchos y todos cantan acerca de la gloria que “hasta aquí” han recibido.

Pero la palabra también señala hacia adelante. Porque cuando una persona llega hasta un cierto lugar y escribe “hasta aquí”, aún no ha llegado al fin, hay que atravesar otras distancias para ello. Más pruebas, más alegrías, más tentaciones, más triunfos, más oraciones, más victorias, y después viene la enfermedad, la vejez y la muerte.

¿Pero termina aquí todo? ¡No! hay más aún; un despertamiento a la semejanza de Jesús, tronos, arpas, canciones, salmos, vestidos blancos, el rostro de Jesús, la sociedad de los santos, la gloria de Dios, la plenitud de la eternidad, la felicidad sin límites. Oh, creyente, toma aliento y eleva con confianza y gratitud tu “Ebenezer” por qué “El que hasta aquí te ha ayudado, te ayudará a través de todo el camino”

Que perspectiva tan gloriosa y maravillosa ha de revelar a tu ojo agradecido tu “hasta aquí,” cuando lo leas con la luz Celestia1.-C. H. Spurgeon.

Los pastores alpinos tienen la magnífica costumbre de terminar el día cantándose el uno al otro una canción nocturna de despedida. El aire es tan cristalino que hace que la canción se oiga a largas distancias. Cuando empieza a anochecer, reúnen el ganado y lo conducen cantando por los senderos: “Hasta aquí el Señor me ha ayudado. Alabemos Su nombre!”

Y por último, con gran amabilidad cantan los unos a los otros la amistosa despedida: “Buenas noches, buenas noches!”. El eco de estas palabras pasa resonando suavemente de una parte a otra hasta que desaparece a larga distancia.

Así que llamémonos los unos a los otros por medio de la obscuridad, hasta que la obscuridad adquiera el sonido de muchas voces que alientan al ejército peregrino. Deja  que los ecos se reúnan hasta que truene una verdadera tormenta de aleluyas alrededor del trono de Zafiro y al amanecer nos encontraremos al borde del mar de cristal, gritando con el ejército redimido, “Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la bendición, y la honra, y la gloria, y el poder, para siempre jamás”.

“Esta es mi canción a través de los siglos sin fin; Jesús me guio por todo el camino.”

“!Y OTRA VEZ DIJERON, ALELUYA!” (Apocalipsis: 19:3.)

Recientemente una de mis Princesas Guerreras Hija) me preguntó “Papá como hiciste para alimentarnos, darnos vestido, vivienda, salud, llevarnos y mandarnos a EUA, educarnos desde Nursery en la ELVEL SCHOOL hasta la UNAH”…la contestación sigue siendo obvia, porque soy un hombre mega bendecido y: “hasta Aquí nos Ayudó Jehová”. Porque para Convertirse en El Hombre es un Arte; sin embargo la vida no es color de rosa. Mi esposa y yo perdimos dos hijos uno de 5 días de nacido y otro de casi 18 años[2]. Pero como dejó escrito el Héroe de dos Ríos: “Honra, Honra”; el amor, apoyo, comprensión y paciencia que brindó doña Armida mi Esposa en el sentido general de palabra fue Irrestricto y máxime hoy que el Nido está Vacío.

Mi Esposa, Hijos y Yo  (Año de 1989 en nuestra casa)

Con mi Esposa y Nietos (2014)

Mi Esposa, Hijos y Yo  (Año de 2019 En el 50 Aniversario de Bodas)

[3]Hace ya muchos años, alguien me preguntó si podía definir a mis padres en una oración, a lo cual yo contesté con una pregunta: ¿Juntos o individualmente? La respuesta fue que lo dejaban a mi criterio. Yo escogí individualmente, y respondí: “Mi padre es mi héroe” y agregué “Mi madre es una santa… (pausa dramática)…por aguantar a mi padre!” Esta respuesta causó hilaridad y la petición de una explicación, la cual, dilecto ciberlector, le relataré sucintamente la historia de la vida de mi familia en las líneas que a continuación escribo

Existe un adagio popular que reza “corona y mortaja, del cielo baja” y sin obviar el libre albedrío que tenemos como seres humanos, creo firmemente que fue Dios quien envió a un joven, alto y guapo de la cálida Choluteca a trabajar en el  caluroso Puerto Niño y conocer allí a una hermosa y menuda maestra que le robaría el corazón. No fui testigo de esa historia, pero me hubiese gustado, porque vivirla a través de las anécdotas de quienes sí la vivieron ha sido un deleite: escuché de cómo Mama Chila (mi abuela materna) corría de su casa al joven pretendiente, (obviamente no aprobaba de él), cómo amigas de mi madre como la Profesora Chayo, buscaban ocasiones en fiestas para que los jóvenes enamorados se pudieran ver, ganándose los regaños de mi abuelita, cómo mi Tía Maritza mostraba simpatía para mi papá al reírse de sus chistes imagino ganándose el disgusto de su Tía Chila, como mi Tío Camilo (hermano de mi mamá) miraba con ojos serios al joven Horacio, en fin…Fue así entonces como contra viento y marea un 11 de enero de 1969 se unieron en matrimonio Horacio Ulises Barrios Solano y Armida Rosario Valle Domínguez”…lo demás es historia.

Y POR ESO DOY TESTIMONIO ESTE 31 DE DICIEMBRE DE 2021 QUE  “HASTA AQUÍ NOS AYUDÓ JEHOVÁ

BENDICIONES DEL ALTÍSIMO Y FELIZ AÑO NUEVO


[1] Manantiales en el Desierto Compilado por Mrs. L. B. Cowman

[2] Ambos nacidos en el Hospital Viera

[3] Segmento del artículo que escribió una de mis Princesas Guerreras cuando cumplimos el 50º Aniversario de Bodas

 1,172 total views,  8 views today

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here