La acción no satisface a los periodistas que se unieron para defender al camarógrafo

La inspectoría general de la Policía Nacional de Honduras emitió un comunicado informando sobre la reunión sostenida con el afectado para continuar con las investigaciones sobre la agresión, sin embargo, circulan en las redes sociales, varias fotografías donde el camarógrafo está sonriente y compartiendo alimentos con la policía, en aparente confraternidad, lo que desagradó a muchos de los periodistas y comunicadores de San Pedro Sula y otras ciudades que salieron en su defensa después de la agresión sufrida el martes 6 de agosto.


En todas las regiones de Honduras, los medios se unieron para defender la integridad física de los periodistas y demandaron un ejercicio periodístico libre de amenazas e intimidaciones, así como el derecho a dar cobertura noticiosa de forma segura. Con las cámaras y micrófonos en el piso, manifestaron su reclamo y elevaron sus voces para que se les permita ejercer la profesión sin las constantes amenazas y agresiones de que son objeto, tanto de parte de protestantes como de los miembros de la policía.


La Ley de Protección a Defensores de Derechos Humanos, Periodistas y Comunicadores Sociales y Operadores de Justicia, contempla en su artículo 5, los riesgos inminentes a que se enfrentan en el ejercicio de su trabajo y las medidas de protección que recibirán de parte de éste mecanismo, los responsables de garantizar éstas medidas ya están documentando el caso en colaboración con el afectado y otros testigos del hecho para emitir de forma oficial su posición.
Actuamos de oficio” expresó José Antonio Velásquez, jefe de la Unidad de Prevención y Análisis de Contexto del Sistema de Protección para las y los Defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales y Operados de Justicia ante la agresión al fotógrafo.
“El mecanismo se comunicó con él y se establecieron las rutas, ya él ha aceptado los procedimientos del mecanismo” enfatizó Velásquez, quien expresó también haber librado un oficio demandando la pronta investigación y castigo para las personas que cometieron este abuso a la Fiscalía Especial de Protección para Defensores de Derechos Humanos, Periodistas y Defensores así como el departamento de Derechos Humanos de la Policía Nacional”.


Periodistas denunciaron que los grupos de chat a través de los cuales se comparte información sobre los hechos noticiosos, incluyen erróneamente a voceros de la policía y relacionistas públicos de empresas privadas, permitiendo que se filtre información sobre la cobertura de los medios, poniendo en riesgo el trabajo de los periodistas, según quejas de una de las colegas que posteriormente abandonó el grupo.
Otra periodista reclamó que “los mismos periodistas nos dejamos pisotear, mejor que cada quien arregle sus problemas”, la mayoría de los periodistas que apoyaron la protesta contra la agresión se sintieron burlados por la rápida conciliación entre el periodista y el policía.
La agresión al camarógrafo de canal 11, Juan Carlos Castillo Cruz, se da durante las protestas del estudiantado de la Universidad Nacional Autónoma del Valle de Sula, (UNAH-VS) en la zona norte de Honduras, ocurridas el martes 6 de agosto, donde, además, un autobús lleno de estudiantes recibió gases lacrimógenos, a punto de asfixiar a varios de los ocupantes.


Tanto la agresión al camarógrafo como la introducción de gases al autobús provocó el incremento de las protestas en las calles del país y los medios de comunicación realizaron plantones en diferentes ciudades, exigiendo respeto por la libertad de prensa.
A las denuncias de los periodistas se suma que durante la protesta realizada en horas de la noche varios de los miembros de la policía les filmaban con sus teléfonos celulares.

Es necesario que los periodistas, comunicadores sociales y los miembros de su equipo como camarógrafos, fotógrafos y otros colaboradores realicen su trabajo sin temor a recibir amenazas y agresiones durante el ejercicio de su trabajo.


Según el Marco Jurídico Interamericano sobre el Derecho a la Libertad de Expresión, OEA, Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, es importante referir que el derecho a la libertad de expresión es el bastión y piedra angular de todo sistema democrático, tal como lo ha reconocido la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por lo que, en la medida en que sea plenamente garantizado, podrán verificarse condiciones para que exista un importante flujo de información y el desarrollo de un debate público, abierto, plural y robusto.

 1,142 total views,  3 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here