SEDH ve con preocupación rebaja en las penas de delitos de violencia contra la mujer

sedh.gob

La ministra de Derechos Humanos, Karla Cueva, ve con preocupación las conclusiones del análisis al nuevo Código Penal realizado por la Dirección de Convencionalidad Jurídica de esta Secretaria, en el tema de rebaja en las penas y las tipificaciones de delitos contra las mujeres, lo que podría calificarse como una regresión en materia de derechos humanos.

El análisis preliminar de la Dirección de Convencionalidad, concluye que la rebaja de las penas afectaría a los grupos colocados en condición de vulnerabilidad “Es por ello que la SEDH ve con preocupación que estos tipos penales profundicen esa vulnerabilidad ya existente”

Por otra parte, el nuevo Código Penal publicado recientemente en el Diario Oficial de la Gaceta, “las penas no están conforme a los estándares internacionales de derechos humanos”

“La recomendación número 35 del Comité para la Eliminación de la Discriminación Contra la Mujer(CEDAW), establece que los delitos se deben sancionar con penas proporcionales de acuerdo a la gravedad del delito”, explicó Rosa Seaman, Directora de Convencionalidad Jurídica de la SEDH.

“La rebaja en las penas es significativa” dijo la funcionaria, al referirse a la propuesta de la normativa jurídica que entra en vigencia en el mes de noviembre del año en curso, en clara alusión a los casos de Femicidio, Femicidio Agravado y Violación.

Para el caso, el actual Código Penal establece una pena en el delito de Femicidio de 30 a 40 años, la pena en el nuevo código es de 20-25 años y la condena para un femicida cuando el delito es agravado será de 25-30 años de reclusión.

El tema de Violación, actualmente la reclusión oscila entre los 10-15 años y cuando es especial, es decir cuando el hecho es perpetrado, por ejemplo, contra menores de 14 años edad, la pena es de 15-20 años; en el nuevo Código Penal establece de 9-13 años, “son delitos con sanciones que no nos satisfacen” argumentó la funcionaria de la SEDH.

Esta preocupación radica principalmente en que los hechores podrían correr con mejor suerte y verse beneficiados, un ejemplo claro es el delito de Trata de Personas, la pena actual es de 10 a 15 años, la legislación publicada sentencia de 5-8 años, el caso podría lograr una conmuta y salir en libertad ya que no tendría una pena proporcional a la gravedad del delito.

“La SEDH observa que las penas de los delitos antes mencionados, no reúnen los requisitos establecidos en la recomendación general del Comité CEDAW” puntualizó Seaman.

132 total views, 3 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *