Doctor HORACIO ULISES BARRIOS SOLANO, Premio Nacional de Ciencia “JOSÉ CECILIO DEL VALLE”

[1]Llueve sobre mojado en la economía China. A la desaceleración económica y a la guerra comercial con Estados Unidos se suma el duro impacto económico que pueda provocar la epidemia del temido coronavirus.

Los canales de televisión emiten imágenes de Wuhan, punto de origen del coronavirus. Las calles han perdido su bullicio, las aceras ya no están abarrotadas, no se escucha el tumulto de la muchedumbre, ni el repiqueteo del calzado de grandes multitudes sobre el pavimento, los neones de los comercios ya no parpadean ni irradian una luz llamativa. Un cierto ambiente de temor reina en Wuhan, con la población guarecida en sus hogares y la actividad de las fábricas detenida. Los ciudadanos chinos, atribulados, cuando se atreven a salir a la calle, caminan ataviados con máscaras.

CAÍDA DEL CONSUMO

Con tiendas y restaurantes cerrados y la industria paralizada, Wuhan y China pierden algo más que su habitual bullicio. Y es que, sin consumo, sin comercio y sin actividad en las zonas fabriles, la economía China se detiene. Recordemos que el consumo privado es un componente muy importante en el producto interior bruto de la economía de cualquier país. Es innegable que la epidemia del coronavirus va a tener un importante impacto negativo en el PIB chino.

No solo el consumo privado y la actividad industrial se ven perjudicadas por la expansión del coronavirus. Uno de los sectores económicos más afectados será el transporte. Tratando de evitar que la epidemia continúe extendiéndose, se evitan los desplazamientos. Así, se suspenden los viajes por autobús y ferrocarril al tiempo que los aeropuertos permanecen prácticamente desiertos. Para colmo de males, la paralización del sector del transporte no podía llegar en peor momento. El estallido de la epidemia del coronavirus se ha producido en medio de las celebraciones del Año Nuevo chino. Precisamente esta celebración conlleva un destacado incremento del consumo, que se verá lastrado por las medidas de cuarentena y por el temor de los ciudadanos chinos a salir a la calle.

Los economistas llevaban tiempo advirtiendo de la caída del crecimiento económico chino, que se situó en el 6,1% tras la guerra comercial (menor cifra de crecimiento en 30 años). Todos observan con preocupación cuál será el impacto negativo del coronavirus en el PIB de China. Ya existen precedentes de otras epidemias y su efecto sobre la economía china. Estamos hablando del SARS, un virus (más mortal, pero menos contagioso) que brotó en el año 2003 en Cantón. Las consecuencias fueron una caída del 1% en las cifras del PIB chino del segundo trimestre de 2003.

SECTORES MÁS AFECTADOS

Ahora bien, las circunstancias económicas actuales son muy distintas de las de 2003. La China de hoy en día es un país mucho más dependiente del consumo. La desaceleración será inevitable y los sectores que más sufran serán sin lugar a dudas la hostelería y las actividades relacionadas con bienes duraderos y bienes de lujo.

Pese a que la economía sumergida no se incluye en el cálculo del PIB, no hay que olvidar a quienes tienen su principal fuente de ingresos a través de actividades no declaradas. Quienes se desplazaron de las ciudades a las zonas rurales para celebrar el Año Nuevo chino, al regresar, podrían perder sus ingresos como consecuencia de las medidas de cuarentena.

¿CUÁLES PUEDEN SER LAS CONSECUENCIAS SOBRE EL PIB CHINO?

No cabe duda de que la epidemia del coronavirus perjudicará a los datos de crecimiento económico del presente trimestre. No obstante, conviene señalar, que el efecto sobre la economía china dependerá de la duración y del grado de expansión de la epidemia. Así pues, de tratarse de una epidemia atajada rápidamente, podrían suponer una caída de unas décimas, de las que China podría recuperarse relativamente pronto. Por el contrario, si la epidemia se prolonga en el tiempo, el daño que sufra el PIB chino puede ser mucho mayor. Regresando a la experiencia del SARS del año 2003, China optó por una expansión fiscal a través de bajadas de impuestos para dar impulso a los sectores económicos más castigados por la epidemia. Sin embargo, actualmente, jugar esa baza sería mucho más complicado, pues China cuenta con un importante déficit fiscal.  El problema de una caída en el PIB chino es que también tiene consecuencias sobre la economía mundial. En una economía globalizada, los acontecimientos de un país tienen su eco en todo el mundo, especialmente tratándose de una gran potencia como China, con alrededor de 1.400 millones de habitantes. Así, si la economía de China retrocede un 1%, la economía mundial puede verse muy afectada también.”

REDACCIÓN Y AGENCIAS, BANGKOK 03/02/2020 09:56 | Actualizado a 03/02/2020 10:19

[2]“Mientras el coronavirus sigue expandiéndose por el mundo y ya se ha cobrado su primera víctima mortal fuera de China, dos médicos tailandeses afirman haber conseguido curar a un enfermo con solo 48 horas de tratamiento. Lo han logrado con una mezcla de medicamentos contra el VIH y un remedio antigripal. La paciente es una mujer china de 71 años que fue ingresada en un hospital de Hua Hing, al suroeste de Bangkok, y fue trasladada más tarde con síntomas severos al hospital Rajavithi en la capital tailandesa, según el diario Bangkok Post.

Una combinación de medicamentos que podría acortar los plazos de cura

Los doctores Kriangsak Atipornvanich y Suebsai Kongsangdao de Rajavithi indicaron en una rueda de prensa que la mujer se recuperó 48 horas después de empezar a recibir las medicinas. El tratamiento consta de oseltamivir, un antigripal usado en pacientes del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS), y dos medicamentos antirretrovirales usados conjuntamente contra el VIH: lopinavir y ritonavir.

El pasado 24 de enero, un grupo de científicos chinos indicaron en la revista The Lancet que están realizando ensayos clínicos para curar el coronavirus con lopinavir y ritonavir, que ya fueron usados durante la crisis del síndrome respiratorio agudo grave (SARS) en 2003 y 2004. El coronavirus de Wuhan (2019-nCoV), similar al que causa el resfriado común, el SARS y el MERS, provoca síntomas como fiebre, tos y dolor de garganta, así como insuficiencia renal y neumonía, pudiendo causar la muerte.

Esta nueva cepa del coronavirus fue detectada en la ciudad china de Wuhan a finales de diciembre y desde entonces se ha expandido a más de una veintena de países, incluidos Japón, Taiwán, Vietnam, India, Australia, Estados Unidos, Alemania y España”.


[1] Economipedia (El conocimiento es el único bien que aumenta cuando se comparte

[2] REDACCIÓN Y AGENCIAS, BANGKOK 03/02/2020 09:56 | Actualizado a 03/02/2020 10:19

 806 total views,  1 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here