Reproducido por el  Dr. HORACIO ULISES BARRIOS SOLANO Premio Nacional de Ciencia “JOSÉ CECILIO DEL VALLE”

1901 VIENEN Tres volúmenes publica en la editorial de la Viuda de Ch. Bouret: España Contemporánea y Peregrinaciones, que recopilan sus artículos para La Nación, el segundo de los cuales con un prólogo de Justo Sierra, y la segunda edición, ampliada, de Prosas Profanas, con el agregado de un prólogo de José E. Rodó que aparece sin firma.

Francisca Sánchez se reúne con él en París. Viaja a Inglaterra, visitando Stratford on Avon, y luego Bélgica. En el verano se traslada a Dieppe en compañía de Manuel Ugarte. Escribe largas corresponsalías para La Nación y pasa por apuros de dinero que son ya en él una costumbre. Atiende a las actualidades francesas en una serie de artículos que al año siguiente recogerá en el volumen La Caravana Pasa.

1902 La editorial de los Hnos. Garnier publica La Caravana Pasa. En París trata a Antonio Machado y aunque sus vías poéticas serán distintas, conservarán una constante estima recíproca. También le escribe desde España Juan Ramón Jiménez pidiéndole colaboración para su revista Helios, donde Darío dará a conocer algunos de sus más importantes poemas. Ya Darío Había escrito el “Atrio” para las Ninfeas de J.R.J. (1900). Amado Nervo retorna a México donde se publicará su libro El Éxodo y las Flores del Camino con un soneto prologal de Darío.

1903 El gobierno de Nicaragua lo nombra cónsul en París (12/III): “entre mis tareas consularesy mi servicio en La Nación pasaba mi existencia parisiense”. Vivía en el barrio Montmartre y solía cenar en Au Filet de Sole con los hispanoamericanos que residían en París (el cubano Eulogio Horta, Ricardo Rojas, Ugarte, Lugones, etc).

Nace su segundo hijo con Francisca Sánchez: Rubén Darío Sánchez a quien su padre apoda “Phocás, el campesino”. Escribe el prólogo para Crónicas del Bulevar de Manuel Ugarte.

Viaja a Málaga, pasando por Barcelona. Sus impresiones se reunirán al año siguiente en el volumen Tierras Solares. Elogia “la Barcelona de Rusiñol y de Gual”, la actividad de la ciudad y su modernidad. En “La Tristeza Andaluza” elogia a Arias Tristes, el libro de Juan Ramón Jiménez.

1904 Viaja a Gibraltar y Marruecos y después visita Granada, Sevilla y Córdoba (II), retornando a París (III). En mayo iniciará su recorrida por “tierras de bruma” visitando Alemania, Austria, Hungría e Italia (V). En Madrid aparece Tierras Solares (Tipografía de la Revista de Archivo), cuya edición está al cuidado de Gregorio Martínez Sierra, quien también gestiona del editor la publicación de las crónicas de Opiniones. Comienza a encarar su nuevo libro de poesía. Juan Ramón Jiménez le transmite un pedido de colaboración para la revista Blanco y Negro. Prologa un libro de Blanco Fombona. (Pequeña Ópera Lírica) y otro de Valle Inclán (Sonata de Primavera)

1905 Retorna con Francisca Sánchez a España (II) y en la sesión solemne del Ateneo de Madrid da a conocer la “Salutación del Optimista”(28/II). EScribe asimismo la “Letanía a Nuestro Señor Don Quijote”. En Navalsauz fallece (10/VI) Rubén Darío Sánchez, “Phocás”.

Con la ayuda de Juan Ramón Jiménez procede a preparar su nuevo libro, que titula definitivamente, después de varias dudas: Canto de Vida y Esperanza. Los Cisnes y Otros Poemas. (Tipografía de la Revista de Archivos). Es la más hondamente artística y humana de sus obras y de ella se tiraron 500 ejemplares. Su breve prólogo reitera su estética y justifica la inclusión de su “Oda a Roosevelt” diciendo: “Si en estos cantos hay política es porque aparece universal. Y si encontráis versos a un presidente, es porque son un clamor continental”. Publica asimismo, por la editorial Maucci, la segunda edición, corregida y aumentada de Los Raros, y en Buenos Aires sale en la Biblioteca de La Nación, una edición reducida de Azul…

1906 Viaja a Inglaterra y Bélgica (V). Es designado secretario de la delegación de Nicaragua a la Conferencia Panamericana de Río de Janeiro, debiendo reunirse con el ministro Dr. Luis Felipe Corea en Nueva York. Entre los delegados centroamericanos se encontrarán dos poetas amigos, Juan Ramón Molina y Román Mayorga Rivas, secretario de las delegaciones hondureñas y salvadoreñas (“Esa conferencia en que los secretarios éramos gigantes y los ministros pigmeos”). En Río de Janeiro escribe la “Salutación del Águila”, que le valdrá reproches de Blanco Fombona. Viaja a Buenos Aires (VIII) donde La Nación le ofrece un gran banquete. Acaba de dar a conocer su Oda a Mitre (París, Imprimiere Eymeoud). Retorna a París y pasa el invierno en Palma de Mallorca donde trata a Joan Alcover, Gabriel Alomar, Emilio Guanyabens, y Josep Carner. Concibe allí su novela La Isla de Oro que quedará inconclusa y su “Epístola a Madame Lugones”. Entre quienes lo visitan en ese lugar de paz está el pintor mexocano Ramos Martínez. Aparece su libro de ensayos Opiniones (Madrid, Librería de Fernando Fe) y escribe el preludio para Alma América de José Santos Chocano. Rosario Murillo llega a París buscando una reconciliación.

1907 Mantiene en Brest, durante el veraneo, su entrevista con Rosario Murillo. En octubre nace en París el segundo Rubén Darío Sánchez, a quien Darío llamará Guicho. El mismo mes parte de París con destino a Nicaragua y después de una escala en Panamá llega a Corinto (23/X): “Tras quince años de ausencia, deseaba yo volver a mi tierra natal. Había en mí algo como una nostalgia del Trópico. Recorre triunfalmente en noviembre y diciembre las principales ciudades de Nicaragua: León, Managua, Masaya. El Congreso Nacional crea la “Ley de Darío” para facilitarle el divorcio con Rosario Murillo, pero la disolución del vínculo legal no se lleva a cabo. El gobierno liberal del general José Santos Zelaya designa a Darío Ministro Residente ante el gobierno de España (21/XII).

En Madrid aparece la segunda edición de Cantos de Vida y Esperanza y una recopilación de artículos periodísticos Parisiana (Librería Fernando Fe). En edición de la Tipografía de Archivos, aparece su nuevo libro de poesía, El Canto Errante que lleva como prólogo (“Dilucidaciones”) sus artículos para El Sol de Madrid: “Como hombre he vivido en lo cotidiano; como poeta, no he claudicado nunca, pues siempre he tendido a la eternidad.”

1908 Prolonga su permanencia en Nicaragua hasta abril en que viaja de retorno a Europa: “Como alejado y como extraño a vuestras disensiones políticas, no me creo ni siquiera con el derecho de nombrarlas. Yo he luchado y he vivido, no por los Gobiernos, sino por la Patria; y si algún ejemplo quiero dar a la juventud de esta tierra ardiente y fecunda es el del hombre que desinteresadamente se consagró a ideas de arte, lo menos posiblemente positivo, y después de ser aclamado en países prácticos, volvió a su hogar entre aires triunfales”. Presenta cartas credenciales de Ministro de Nicaragua a Alfonso XIII, en Madrid (2/VI). También está en Madrid como secretario de la Legación de México, Amado Nervo. Sufre apreturas económicas pues no se le remiten los fondos para su embajada, de lo cual se quejará a Santiago Argüello: “Mis escasos recursos, que apenas me bastaban para Rubén Darío, han tenido que emplearse en todo este tiempo en sostener el decoro del Ministro de Nicaragua zante S.M. Católica. Si te dijera que he tenido que malvender una edición de Páginas Escogidas y mi piano para poder hacer frente a esta situación…”.

Prologa un libro de Blanco Fombona ( Au-delá des Horizons) y prepara su libro sobre Nicaragua.

[1]Rubén Darío en compañía del Dr. Luis H. Debayle, León, 1908.

1909 A comienzos del año viaja a Italia y retorna a París, dejando la embajada de Nicaragua en Madrid en manos del secretario Sedano. Aparecen en España dos libros: el Alfonso XIII (Biblioteca Ateneo) y El Viaje a Nicaragua e Intermezzo Tropical (idem), “crónica emocionada-dice Ernesto Mejía Sánchez-de quien fue por esa vez recibido como profeta en tierra”. Cuando lo está concluyendo se ha enterado de la caída de Zelaya, y el ascenso a la presidencia de su antiguo compañero de colegio, Dr. Madriz.                                                                              CONTINUARÁ


[1] Las imágenes forman parte integral de la cronología y no me responsabilizo por el ©


[1] Bibliografías: i) Anderson, Roberto Roland: Spanish American Modernism: a bibliography. Tucson Univertsity of Arizona Press, 1970; ii) Del Greco, Arnold Armand: Repertorio bibliográfico del mundo de Rubén Darío. New York, Las Américas Publishing Company Co. 1969; iii)  Grattan Doyle, Henry: A Bibliography of Rubén Darío. Cambridge, Harvard University Press, !935; iv)Jirón Terán José: Bibliografía general de Rubén Darío, Managua, UniversidadNacional Autónoma de Nicaragua, 1967; v) Lozano, Carlos: Rubén Darío y el modernismo en España 1888-1920 Ensayo de bibliografía comentada. New York, Las Américas Publishing Co., 1968; vi) Saavedra Molina, Julio: Bibliografía de Rubén Darío. Santiago; separata de la Revista chilena de historia y geografía, 1946; y vii) Wooderidge, Hensley Charles: Rubén Darío, a selective, classifield and annotaded bibliography. Metuchen, N. J. The Scarecrow Press Inc. 1975.

 184 total views

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here