Argentina, según la ONU, es uno de los países pioneros en la implementación de políticas de Inclusión Social con Perspectiva de Género durante la Pandemia. De treinta medidas que aplicó Argentina por la emergencia sanitaria, 18 tuvieron perspectiva de género, es decir el 60%.

Tegucigalpa- En un día como hoy a principios del siglo XXI, 129 mujeres fueron asesinadas luego de que se declararan en huelga reclamando mejores condiciones de trabajo, reducción de la jornada laboral a diez horas y un salario igual al que percibían los varones que hacían las mismas actividades. El dueño de la fábrica Cotton, de Nueva York, ordenó cerrar las puertas del edificio y prenderlo fuego con las mujeres dentro con el objeto de que éstas desistieran y abandonaran el lugar, provocando el desenlace siniestro. 

En este contexto, Argentita posee un fuerte compromiso con lucha por la igualdad de género y la promoción de los derechos de las mujeres que va acompañado por un marco normativo nacional y de políticas públicas de corte vanguardista que entrecruzan diversas realidades en tiempo y espacio. Estas prácticas la posicionan como un referente tanto a nivel regional como global.

En el 2019, se creó el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (MMGyD), mostrando una voluntad política de dar respuesta a las reivindicaciones que la sociedad civil venía demandando en los últimos años. Posteriormente, en 2020, se consolidó el Gabinete Nacional para la Transversalización de las Políticas de Género (GNTPG), mismo que lleva adelante una -política de Transversalización- de la perspectiva de género en el diseño, formulación, implementación, evaluación y ajuste de todas las políticas públicas nacionales, y en algunos casos hasta provinciales y municipales, dando como resultado un mayor alcance e impacto en la población.

Entretanto, en 2020, en plena pandemia, Argentina trabajó en todos los ámbitos estatales en acciones no sólo dirigidas a mitigar los efectos sanitarios y socioeconómicos de la crisis sobre las mujeres y las niñas sino también en las relacionadas con la protección del trabajo formal y los salarios, el reconocimiento de las tareas de cuidados no remuneradas y la erradicación de las violencias por motivos de género, en especial, la doméstica ya que por motivo del aislamiento por causa del Covid-19 los casos de violencia por motivo de género aumentaron significadamente. 

En materia económica, se destaca la aprobación del primer presupuesto nacional con perspectiva de género y diversidad, el cual parte del reconocimiento de las desigualdades estructurales de género existentes como ser; desocupación, brecha salarial, distribución desigual de las tareas domésticas y de cuidado no remuneradas, precariedad laboral, entre otras.  

Asimismo, se creó una Mesa Interministerial de Políticas de Cuidados que reúne a 15 organismos del Poder Ejecutivo Nacional para debatir y planificar políticas que aporten a una organización social del cuidado más justa, que logren una mejor redistribución familiar y social de las tareas, así como una mejor redistribución entre géneros.

En el 2021, se presentó el Mapa Federal del Cuidado que permite localizar la oferta de espacios y servicios de cuidado, tanto del sector público y privado, como comunitario, para personas mayores de edad, personas con discapacidad y primeras infancias.

Con relación a las “violencias por motivos de género” se destaca la puesta en marcha del Plan Nacional de Acción contra las Violencias por Motivos de Género 2020-2022 centrada en establecer políticas de prevención para la creación de un sistema de alerta temprana y a fin de cambiar, en el mediano y largo plazo, los patrones culturales y estructurales en los que se sostienen las desigualdades de género.

En el mismo sentido, también se cuenta con la Ley Micaela, que establece la capacitación obligatoria en género, diversidad y violencias de género de las personas que se desempeñan en la función pública, en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación, en todas sus jerarquías, niveles y jurisdicciones. Se han sumado a estas capacitaciones la totalidad de las provincias. Es decir, el país cuenta con funcionarios y funcionarias con herramientas que les permitan mejorar la calidad del servicio público.

Por otra parte, la Argentina es uno de los países líderes en materia de Salud y Derechos Sexuales y Reproductivos (SDSR), garantizando no sólo que la mujer tenga el derecho de decidir sobre su cuerpo, sino que además posee una política integral para aquellas personas que decidan ser madres a través de la Ley IVE 27.610 y la Ley 27.611 de los mil días, ambas sancionadas en 2020.

Finalmente, en este marco la Cancillería Argentina tiene a su cargo la incorporación de la perspectiva de género de modo transversal a la política exterior e impulsa acciones concretas que contribuyen a la promoción de la igualdad de género, tanto en los ámbitos regionales y multilaterales en los que participa como en las relaciones bilaterales con Honduras.

Para concluir, el 8 de marzo se conmemora el “Día Internacional de las Mujeres” el cual, lejos de tratarse de un día festivo, enmarca su génesis en un contexto histórico determinado por profundas desigualdades de género, desafío que, hasta hoy, cuenta con importantes avances, y continúa exigiendo la participación de todos y todas para su real erradicación.

Embajada argentina en Honduras

 2,236 total views,  6 views today

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here