Doctor HORACIO ULISES BARRIOS SOLANO, Premio Nacional de Ciencia “JOSÉ CECILIO DEL VALLE”

Al mediodía del 11 de noviembre de 1827 bajo la constelación de escorpión y regido por el  Marte dios de la guerra lo designó para que emprendiera el camino hacia la inmortalidad. coronándose de gloria en “La Batalla de la Trinidad” que es la piedra angular de este edificio legendario; que conforma la epopeya Morazánica como el auriga de la historia Centroamericana al dirigir con un ejército menor al de su oponente calculando en 250 hombres, el triunfo de las armas hondureñas y el inicio de una nueva era para Centroamérica siendo el factor sorpresa lo que se impuso en el caso de esta batalla y antes de plasmar sucintamente la cronología del Paladín Centroamericano en tres partes  es justo y necesario recordar a mi Maestro de Sociología cuando fuimos estudiantes de pregrado en nuestra querida Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) Doctor Ramón Oquelí Garay, conspicuo ensayista, bibliógrafo, historiador y docente de Sociología, Ciencias Políticas, Historia y en la Maestría en Literatura Centroamericana, no obstante, que el egregio intelectual en referencia fue mi norte para que mis ciberlectores conozcan a vuelo de pájaro aspectos relevantes de una de las dos columnas de la independencia de la America Española siendo la otra columna la pluma el Abogado José Cecilio del Valle.

Monumento al Héroe por la Batalla de La Trinidad- Fotografía tomada por el autor en octubre de 2009

“1792  nace en la Villa de Tegucigalpa un el 3 de octubre y fue bautizado 13 días después por Juan Francisco Márquez en la Iglesia parroquial del Señor San Miguel de Tegucigalpa (hoy Catedral). Le “tuvo y sacó de pila Doña Gertrudis Ramírez, “viuda”. Al marguen de la partida anotó su condición de “español”.

En 1803 ha aprendido, según su condiscípulo Liberato Moncada “a escribir con elegancia y las primeras reglan de Aritmética”.

En 1804 Junto a 22 compañeros recibe clases de latín servidas en el convento San Francisco por Fray José Antonio Murga a instancias del guatemalteco Fray Santiago Gabrielín. El español Fray Andrés López clausuró el establecimiento educativo un año después.

En 1808 Se traslada a Morocelí (a 12 leguas al oriente de Tegucigalpa) donde su padre tenía negocios. Asesora a la Municipalidad e inspecciona el archivo de Juzgado. Sus biógrafos no precisan el año en que regresó a Tegucigalpa, donde trabajó en la Escribanía de León Vásquez situada en lo que hoy es el costado derecho del edificio del Banco Central (antiguo).

En 1818 Actúa como testigo de asistencia del Alcalde de Tegucigalpa en el cotejo de pesos y medidas.

En 1819 Actúa como escribano del alcalde mayor. Es nombrado defensor de José Leandro Cabrera, acusado de homicidio. El reo fue indultado.

En 1820 Despacha asuntos administrativos en la alcaldía mayor. Es Defensor de oficio del reo Román Flores.

En 1821 Ventila asuntos en materia  civil y criminal. Es electo teniente de las milicias populares preparadas para enfrentarse a Comayagua después de proclamada la independencia.

En 1822 Ayudante del primer batallón, es enviado por el coronel Simón Gutiérrez a cumplir una misión a Gracias. Es capturado en el valle de Comayagua y permanece preso dos días. La misión consistía en brindar apoyo al teniente Miguel Acero, enviado con 50 hombres a proteger la conducción de una conducta de plata enviada desde Guatemala a la Casa de Rescates de Tegucigalpa.

En 1823 Como síndico del ayuntamiento de Tegucigalpa, propone dos medida: que no se perjudicase a los labradores en la compra de granos y el establecimiento de una escuela.

En 1824 Viaja a Guatemala en asuntos de comercio. Integra una comisión nombrada por la Asamblea Nacional Constituyente para asesorarla en la relación a la organización de los respectivos Estados. Conoce a José del Valle, quien le entrega una moneda muestra de una fabricada por una máquina del cuño que recomienda adquiera en Inglaterra Asamblea Constituyente del Estado de Honduras. sufre calenturas nerviosas. Herrera lo nombra Ministro General de su Gobierno.

En 1825 Remite ejemplares de cartillas para la educación de la juventud, que se vendían en la imprenta de la Unió. Solicita a José del Valle gestionar la adquisición en Londres de un cuño, contraer un empréstito por un millón de pesos y enviar desde Guatemala un Grabador que dirija la fábrica del Volante. Trata de restablecer la tranquilidad en Tegucigalpa, alterada por los disturbios atribuidos a Guadalupe Lagos e Ignacio Córdova. Firma la primera de las 13 constituciones de  Honduras y contrae matrimonio con María Josefa Lastiri Lozano quien lo acompañó en sus días de gloria y de destierro, y aparece entremezclada con los negocios públicos y comerciales que realiza el héroe.

1826 Asume la presidencia del Consejo Representativo, mezcla del Legislativo y Ejecutivo.  Como Ministro o Secretario General lo sustituye su condiscípulo Liberato Moncada, quién sería también su primer biógrafo y tío abuelo de su hijo Francisco.

1827 Acompaña el Coronel Remigio Díaz comandante del ejército leal a Herrera en el propósito de reclutar patriotas Tegucigalpenses para socorrer Comayagua.  Al dirigirse a esta entablan lucha en la hacienda “La Maradiaga”, situada a pocas leguas de la capital, con una tropa de 400 hombres al mando del Capitán Rosa Medina.

Acompaña el Coronel Remigio Díaz comandante del ejército leal a Herrera en el propósito de reclutar patriotas Tegucigalpenses para socorrer Comayagua.  Al dirigirse a esta entablan lucha en la hacienda “La Maradiaga”, situada a pocas leguas de la capital, con una tropa de 400 hombres al mando del Capitán Rosa Medina.

1828 Establece su Cuartel General en Texiguat, población indígena en la que desde antes de la Independencia ejerció gran influencia el sacerdote Francisco Antonio Márquez, de firme tendencia liberal.  Se dirigió a Choluteca y Goascorán internándose en territorio salvadoreño para atacar al coronel Vicente Domínguez, al servicio de Arce que se encontraba en San Miguel. Lo derrotó con tropas nicaragüenses y hondureñas en la hacienda de Gualcho.  Llega a San miguel y exige un empréstito forzoso de 16 mil pesos “a un pequeño número de propietarios que más servicios habían prestado el enemigo”.  Al lograr la tropa guatemalteca mandada por el brigadier Manuel Arzú cruzar el Lempa, Morazán en vista de la defección de los leoneses regresó a Tegucigalpa.  Aumentada su fuerza se dirigió de nuevo a San Miguel logrando hacer capitular en la hacienda San Antonio, al Teniente Coronel Antonio Aycinena, que había sucedido a Arzú en el mando.  Se dirige a San Salvador y Ahuachapán, organizando el “Ejército Protector de la Ley”.

1829 Trata de organizar un gobierno provisional en Antigua Guatemala.  Nombra Jefe del Estado mayor al francés Nicolás Raoul.  Pierde muchos hombres en Mixco, donde el coronel Cayetano de la Cerda se deja sorprender.  Sus subalternos Coronel Enrique Torrelonge y teniente coronel Antonio Corzo, triunfan en San miguelito, a una legua de la Antigua.  Al lugar se le da el nombre de “San Miguel Morazán”.  Se dirige a Mixco y a las haciendas “El Aceituno” y “Las Charcas”.  En ésta obtiene un nuevo triunfo.  Logra hacer capitular la capital guatemalteca.  Se aloja en la casa de gobierno.  Manda reducir a prisión al Presidente y Vicepresidente de la República, a los ministros de Hacienda y de Relaciones y al jefe de estado de Guatemala. Suplica a José del Valle que asista al Congreso Federal.  La Asamblea del Estado de Guatemala lo declaró “Benemérito de la Patria” y acordó condecorarlo con una medalla de oro.  La de Honduras mandó colocar dos retratos suyos de cuerpo entero y otro en el de recepciones del poder Ejecutivo.  El 2 de diciembre asume la Jefatura del Estado de Honduras depositándola el 24 en el consejero Juan Ángel Arias.  El 29 estableció su cuartel general en Morocelí, siguiendo después su marcha hacia Olancho.

1830 Después de permanecer en Juticalpa, firma en las Vueltas de Ocote, un convenio con los rebeldes olanchanos.  Desde Comayagua informa que después de una cuarta insurrección habían sido derrotados los opotecas y exterminados sus graneros.  Envió a Omoa 42 rebeldes, incluido el sacerdote José Antonio Rivas.  Rinde cuentas como General en Jefe del Ejército Protector de la Ley, ascendiendo los gastos a poco menos de 20 mil pesos, de los cuales se destinaron 5 pesos al oficial Fernández, que pasó a Tegucigalpa a dirigir la imprenta.  Morazán declaró adeudar de lo recibido del Gobierno Federal y de los Estados de Guatemala y Salvador, un peso y un real.  Reasume la jefatura del Estado.  Hace llegar de Guatemala la imprenta en que se inicia la publicación de la Gaceta del Gobierno.  Manda formar “una relación exacta del número de las escuelas de primeras letras de cada departamento, de los pueblos que no las tenían y sus causas, del método de enseñanza adoptado, de los fondos con que contaba para los gastos y pago de maestros y de las cantidades señaladas a cada uno de estos”.  Ordena que los médicos prestasen “asistencia gratuita a los pobres afectados por la viruela y otras graves enfermedades.  Electo presidente de la Asamblea del Estado de Honduras reconoció como Jefe de Estado al Consejero José Santos del Valle, casado con Lucía Lastiri, cuñada de Morazán.  Al juramentarse como Presidente de la Federación, se lamenta que “mucha parte de la juventud se ve entregada en manos de la ignorancia y de la superstición”.  En carta a Francisco Antonio Márquez comenta los sucesos de París, México y Colombia.  También le dice: “Sale por Trujillo el clérigo Alber Es joven, de buenas maneras, lleva el carácter de capellán, Ud. le dará el de cura”.  Dicta medidas para el arreglo y administración de la Hacienda Pública.  Ofrece ayudar a México si es invadido por España.

1831 Asiste a las pruebas de la escuela lancasteriana dirigida desde el año anterior en Guatemala por Manuel Muñoz.  Un diputado liberal en el Congreso Federal pide que se le declare con lugar a formación de causa.  El Congreso rechaza la petición, pero Morazán se retira momentáneamente del mando.  Pide al gobierno mexicano no permita que Manuel José Arce permanezca en Soconusco.  El Senado Federal lo autoriza para que traslade el gobierno a San Salvador.  En marcha hacia esa ciudad, el jefe de estado salvadoreño José María Cornejo le comunica que la Asamblea del Estado se oponía a dicho traslado.  Durante su permanencia en Guatemala, Morazán fijó por algún tiempo su residencia en Villanueva, situada en la carretera al lago de Amatitlán y que en la actualidad forma parte de la capital”……………………………………………………………………  CONTINUARÁ


[1] Doctor Ramón Oquelí Garay

 572 total views

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here