Radio Progreso

Contrario a lo que ha acontecido en administraciones pasadas, el nuevo gobierno de Xiomara Castro cuenta con funcionarios públicos que al asumir su función les ha tocado enfrentarse a las mafias de poder que generan corrupción e impunidad en Honduras, dijo en Radio Progreso el fiscal Luís Javier Santos, director de la Unidad Fiscal Especializada Contra Redes de Corrupción, UFERCO.

“He tenido funcionarios aquí casi temblando. Se han dado cuenta de cómo hay grupos dentro de sus instituciones que pueden atentar contra sus vidas, realmente vienen con temor a poner en conocimiento los hechos”, dijo Santos.

Narró que otros funcionarios que han dicho que hay grupos de una de las pandillas que trabajan dentro de las instituciones, otros dicen que hay parientes de pandilleros y reciben amenazas advirtiendo que esas personas no se pueden tocar.

“La administración actual se está enfrentando a una serie de problemas que no los pueden hacer público porque también corren el riesgo de que atenten contra sus vidas y su integridad física”, señaló el abogado Santos.

Radio Progreso (RP) dialogó con Luís Javier Santos (LJS), director de la Unidad Fiscal Especializada Contra Redes de Corrupción, UFERCO, sobre la lucha contra la corrupción y la impunidad en Honduras.

RP. ¿Dónde están las trabas para luchar contra la corrupción e impunidad?

La primera traba está dentro de quienes tiene la potestad o la facultad de fortalecer la lucha contra la corrupción. Es bien difícil que en un país como el nuestro eso se dé. Ya son varios años donde escucho que se va a fortalecer la lucha contra la corrupción, siempre se dice eso, y lo que se mandan son 10 computadoras a una oficina o 10 sillas o se asigna personal y no es del mejor personal o el personal que tenga las competencias para estar en oficina.

RP. ¿Qué requisitos debe tener el personal que luche contra la corrupción?

El funcionario tiene que tener la conciencia de lo que significa luchar contra la corrupción y del perjuicio que causa, y estar convencido que en verdad quiere luchar contra la corrupción. La CICIH es importante, una Misión Internacional es importante, pero también es importante fortalecer aquellas unidades e instituciones que están trabajando en Honduras. De qué sirve que venga una CICIH si hay un Tribunal de Cuentas que está politizado, hay un Poder Judicial que no resuelve conforme a los principios de justicia y están las unidades de investigación que no investigan porque se dice que lo están fortaleciendo pero realmente trabajamos con las uñas.

RP. ¿Pero no es eso exactamente la labor que vendría a realizar una CICIH?

Es que la CICIH no va a venir a aprobar leyes, la CICIH no va a venir a crear conciencia en los funcionarios de justicia, la CICIH va a venir a apoyar a que el trabajo de los funcionarios se les haga mucho más fácil y no tengan muchos tropiezos.

RP. ¿Por qué cree que cuesta tanto que haya voluntad política?

La razón más obvia es que estas unidades o las instituciones fortalecidas van a tener un mayor control sobre los entes del Estado, eso genera mucho temor en algunos funcionarios. He tenido la experiencia de ver varias administraciones de gobierno cuando toman posesión, y ésta administración es de las más temerosas.

RP. ¿Por qué?

La mayoría de los funcionarios, cuando uno lo requiere, le solicita alguna documentación, sienten aquel temor de caer en algún error o de que vayan a ser amenazados o que incluso vayan a atentar contra su vida y su integridad por parte personas o mafias que siguen activas dentro de esas instituciones. He tenido funcionarios aquí casi temblando. Se han dado cuenta de cómo hay grupos dentro de sus instituciones que pueden atentar contra sus vidas, realmente vienen con temor a poner en conocimiento los hechos.

Hay otros que han dicho una de las pandillas trabaja dentro de las instituciones, hay otros que dicen que hay parientes de pandilleros y reciben amenazas advirtiendo que esas personas no se pueden tocar. La administración actual se está enfrentando a una serie de problemas que no las pueden hacer público porque también corren el riesgo que atenten contra sus vidas y su integridad física.

RP. ¿Son denuncias recibidas o desahogos de los funcionarios?

Nos lo han dado a conocer en algunas reuniones. Hay otros funcionarios que nos lo han llegado a contar a la oficina y que temen por sus vidas. Otros que dicen que no haya si continuar en su cargo, porque es más valiosa su vida que cualquier presión o amenaza que puedan tener por el cargo.

RP. ¿Qué conclusión saca usted de eso?

Eso lo que denota es un debilitamiento de las instituciones, no hay institucionalidad. Cómo el funcionario, que es el que tiene el poder, tiene temor de empleados de menor categoría o de despedir o de actuar contra esos empleados porque les tienen miedo, porque les tienen temor, y hay razón porque estos funcionarios no andan con guardaespaldas ni con protección durante su labor porque son funcionarios que vienen ingresando a la administración pública.

RP. ¿Se normalizó esta situación?

Los que toman las decisiones en este país lo deben tomar de manera seria. En nuestro país suceden tantas cosas que deberían ser escándalos, deberían ser reprochables, pero vemos normal que eso suceda en nuestras instituciones. Vemos hasta normal por ejemplo, y no tengo nada contra Juan Orlando, pero que dé declaraciones desde un poder del Estado que representa la institucionalidad, que representa la justicia, eso, aquí y en La China, se ve mal, algunos medios de comunicación, no todos, criticaron ese hecho porque suceden tantas cosas ilegales en nuestro país que lo vemos como parte de la normalidad.

RP. ¿Qué expectativa tiene usted sobre el proceso de elección de nueva Corte y Fiscal General?

Causa esperanza pero eso va a depender de cómo se realizan los procesos. Creo que la sociedad civil y todos los involucrados, la ciudadanía, los periodistas y nosotros, como parte de la administración de justicia, debemos estar vigilantes a que sean procesos transparentes y cuando suceda algo que no lo haga transparente pues denunciarlo.

Debe tomarse con seriedad este proceso porque si no vienen 7 años de quejarnos por resoluciones injustas, por resoluciones que mandan a archivar casos, por resoluciones que sobreseen, por jueces que tratan con mano blanda a los corruptos y con mano dura a los de delitos de bagatela. Eso no puede ser, la justicia debe ser igual para todos.

RP. Con toda su trayectoria, ¿se le cruza por la cabeza ser Fiscal General?

Uno como fiscal lo tiene como objetivo en su vida. Cada uno tiene su momento y va a llegar ese momento de participar en un proceso, ser parte, y que decida quien tiene que decidir, elegir al mejor y si dentro de esos mejores esta uno pues nada mejor. Hay procesos anteriores donde he participado y otros donde me he retirado porque desde inicio se ve que hay candidatos preferentes de la junta proponente. Mientras exista ese tipo de procesos no voy a participar ni van a participar varios abogados que tienen las competencias para poder llegar a esos cargos.

RP. ¿Qué requisito debe tener un verdadero fiscal del Estado?

En primer lugar, debe ser apolítico, el mayor daño a las instituciones las causan los políticos, los políticos siempre andan calculando las acusaciones que se van a interponer ante los juzgados, creo que la justicia no se debe impartir así. Los fiscales debemos investigar los casos y cuando ya estén investigados ser llevados ante los tribunales independientemente sea quien sea.

 2,794 total views

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here