Foto: Diario Tiempo

Por Elia Castellón

La Asociación para una Sociedad más Justa, ASJ Honduras,  convocó a una conferencia de prensa para dar a conocer su posición ante el próximo proceso electoral interno que se llevará a cabo el domingo 14 de marzo. Contó con la presencia de Alejandra Fuentes, representante de la “Plataforma Juvenil por la Democracia”, Lester Ramírez, director de transparencia y gobernanza de la ASJ, abogado Rafael Jerez, oficial jurídico de la ASJ y miembros de la “Plataforma Juvenil Voto informado”.

El doctor Lester Ramírez, exigió a la ciudadanía y líderes políticos procesos “limpios y transparentes”. Argumentó que “el éxito o el fracaso de las elecciones primarias, tendrá un impacto directo en la confianza y en la participación ciudadana del proceso de las elecciones generales en noviembre, por eso es tan importante este proceso de elecciones primarias”.

Ramírez, señaló que pese al tiempo suficiente de preparación electoral, en Honduras “no tenemos ninguna legislación, no tenemos una institucionalidad clara y no tenemos un proceso electoral debidamente comprendido por la población”. También, afirmó que uno de los retos más significativos de este proceso, es la adquisición de la nueva tarjeta de identidad.

Alejandra Fuentes, representante de la “Plataforma Juvenil por la Democracia”, aseveró que: “Los hondureños no podemos perder más oportunidades para encaminar al país hacia la estabilidad política, el desarrollo económico, la justicia social y el Estado de Derecho”. Asimismo, enumeró los términos del posicionamiento de la ASJ ante el próximo proceso electoral.

La ASJ afirmó que “Las autoridades electorales están obligadas a cumplir la ley y no regirse por intereses políticos. A pesar de los consecuentes llamados nacionales e internacionales de hace más de 10 años, los partidos políticos persisten en su afán de repartirse los órganos electorales para manipular las reglas electorales de acuerdo a su conveniencia”.

La asociación,  confrontó: “Si las actuales autoridades electorales, no pueden o no quieren corregir estas falencias y continúan en su dinámica de desconfianza y de confrontación que se reflejan posturas partidistas, serán directamente responsables de mancillar el frágil proceso electoral y poner en duda sus resultados. Queda en sus manos asegurar el cumplimiento de la ley y respetar la voluntad popular”.

La ASJ, condenó el fraude electoral y lo catalogó como “inaceptable” y que “debe ser castigado”. Según lo expresado, las prácticas fraudulentas violentan la democracia interna de los partidos, trasgrede la voluntad del voto popular y crean una competencia electoral basada en la manipulación y compra de voluntades.

Asimismo, la ASJ hizo un llamado al Ministerio Público, a los medios de comunicación y a la población en general para no permitir el fraude electoral a través de denuncias de los casos y exigiendo la aplicación de la ley. La asociación, motivó a los electores a elegir a candidatos que estén limpios de corrupción y que no estén vinculados al narcotráfico o crimen organizado.

 633 total views,  7 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here