jornada.unam.mx

Tegucigalpa. El candidato del conservador Partido Nacional, el presidente Juan Orlando Hernández, mantiene la ventaja de 52 mil votos sobre el opositor Salvador Nasralla en las elecciones en Honduras, con el 100 por ciento de las actas escrutadas, informó hoy el Tribunal Supremo Electoral (TSE) en Tegucigalpa.

Pese a ello, el tribunal no proclamó ganador a Hernández, ya que está a la espera de las impugnaciones de los partidos a las actas que consideren anómalas, explicó el magistrado presidente del TSE, David Matamoros Batson.

Los datos divulgados por el TSE hoy, ocho días después de las elecciones, detallan que Hernández consiguió un millón 411 mil 517 votos, lo que equivale al 42.98 por ciento, mientras que Nasralla obtuvo un millón 359 mil 170 votos, lo que representa el 41.39 por ciento.

Matamoros Batson dijo que se trabajó toda la noche para contar cada uno de los votos de aquellas actas que presentaban inconsistencias.

El proceso de escrutinio especial comenzó la tarde del domingo y no contó con la presencia de los representantes de la Alianza de Oposición ni del Partido Nacional.   Los representantes de la Alianza se rehusaron a participar en ese proceso debido a que ellos exigen que también se haga el mismo procedimiento con las cinco mil 179 actas que ellos consideran fraudulentas.

La petición la hizo el coordinador de la Alianza, el ex presidente Manuel Zelaya, derrocado en un golpe de Estado en 2009 por impulsar una consulta popular con intenciones reeleccionistas y principal aliado de Nasralla.

“Estas actas del fraude son las que entraron después que el Tribunal dio los primeros datos el lunes en la madrugada. Después de las elecciones empezaron a ingresar estas actas”, sostuvo. Los primeros datos divulgados por el TSE la madrugada del lunes luego de las elecciones daban la ventaja a Salvador Nasralla con el 45.17 por ciento, sobre el 40.21 por ciento que tenía en ese momento Hernández.

Sin embargo, a medida que fue transcurriendo el escrutinio de las actas, Hernández fue equilibrando los resultados y el miércoles ya obtenía una ventaja sobre Nasralla, quien a raíz de eso denunció que había habido fraude. Eso originó manifestaciones, que comenzaron de forma pacífica y después se tornaron violentas. En respuesta a las protestas, el gobierno de Honduras decretó un toque de queda por diez días, medida que hasta hoy se mantiene.

 1,064 total views,  1 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here