Emelly Milla – En Alta Voz

El acceso de información pública para las personas con discapacidad en formatos que resulten accesibles o amigables es un derecho que las instituciones públicas junto con el gobierno deben fomentar con el objetivo de diversificar la difusión de información.

C-LIBRE, la Coordinadora de Instituciones y Asociaciones de Rehabilitación en Honduras (CIARH), la Federación Nacional de Padres de Personas con Discapacidades en Honduras (FENAPAPEDISH) y la Federación Nacional de Organismos de Personas con Discapacidad de Honduras (FENOPDIH) compartieron las necesidades, preocupaciones y retos con los que se enfrentan las personas con discapacidades al momento de querer acceder a la información pública.

En otros países ya han solucionado el tema de la accesibilidad de información para las personas discapacitadas, pero Honduras se ha quedado atrás. En las escuelas del país no se cuenta con suficientes profesores capacitados en lengua de señas para enseñar a los niños sordos; existen solamente cinco intérpretes profesionales a nivel nacional.

De acuerdo con Stephany Claros, miembro de la Asociación de Sordos en Honduras (ASH), existen grandes retos para la accesibilidad de información para las personas discapacitadas. Uno de ellos es la Prueba de Aptitud Académica (PAA) que impide a los estudiantes con discapacidades ser parte alma máter. De igual manera, la escasez de intérpretes y profesores que existen en el país.

“Estamos esperando a que se resuelva toda esa problemática, que tiene que ver con la accesibilidad de información”. expresó Claros. Ella hace un llamado al gobierno para que enfoque su esfuerzo en ayudar a las personas con discapacidades. Asimismo, espera que la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) aperture la Carrera de Intérpretes para el crecimiento educativo de las personas con discapacidad.

El Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) tiene como finalidad el desarrollo y la ejecución de la política nacional de transparencia, también otorga el derecho a toda persona al acceso a la información pública para fortalecer la participación ciudadana. Sin embargo, no se cuenta con un sistema especializado para poder brindar la información a las personas con discapacidad.

El abogado Julio Moncada, especialista en derechos humanos, presentó sistemas que favorecen al acceso a la información para las personas con discapacidades, como son el braille, lectura en pantallas, interpretación LESHO (Ley de la Lengua de Señas Hondureña) y lecturas amigables.

Olivia Perdomo, vicepresidenta de CIARH, expresó las preocupaciones que tiene la sociedad civil de discapacitados en la inclusión de la difusión de información pública. Las normas y técnicas de comunicación no se ajustan a las necesidades de los discapacitados por lo que recomendó la adopción de las medidas necesarias por parte del Estado para transmitir formatos accesibles y tecnologías adecuadas a los diferentes tipos de discapacidad. De igual forma, pidió que se promueva el reconocimiento oficial de la lengua de señas hondureña y el sistema braille como código oficial de las personas ciegas y sordociegas.

“La inclusión es el único camino para poder aceptar la discapacidad en tu vida, es lo único que nos queda a las familias para lograr que nuestros hijos sean incluidos en la sociedad de manera digna en igualdad de condiciones con las demás personas”, dijo la defensora de los derechos humanos.

 624 total views,  2 views today

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here