• La ASJ ha expresado su disposición de colaborar con el nuevo gobierno de Honduras y buscar una mitigación de los conflictos.
• Honduras se sitúa en uno de los momentos de mayor fragilidad de los últimos 10 años, siendo catalogado como un país de “alerta elevada” por el Índice de Estados Frágiles del Fondo para la Paz

Tegucigalpa, 17 de marzo de 2022. La fiesta electoral dio un respiro a Honduras a finales de 2021, con únicamente 17 conflictos en el mes de diciembre, sin embargo, la confrontación ha recrudecido al grado que en los dos primeros meses de 2022 se reportaron 94 conflictos, de acuerdo al Boletín Bimestral de Conflictividad presentado este jueves por la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ).

En el boletín presentado, el capítulo hondureño de Transparencia Internacional destacó que Honduras vivió unas elecciones generales de 2021 históricas, marcadas por un récord de participación ciudadana del 68.58 por ciento, lo queimpactó de forma positiva en la disminución de actos violentos al cerrar el año con 353 conflictos en total.

No obstante, en 2022 la cantidad de conflictos se han disparado, con más de 90 conflictos en dos meses, en su mayoría de tipo económico, con un total de 40, en el mes de febrero, entre estos destaca la protesta del personal del Hospital de Tórax por la permanencia laboral; le siguen 26 conflictos de Estado de Derecho; uno de ellos, la masacre ocurrida el 1 de enero, de cuatro personas en el municipio de El Negrito, departamento de Yoro.

En tercer lugar, se reportaron 19 conflictos políticos entre los cuales destaca, la discusión y golpes en la elección de la Junta Directiva Provisional del Congreso Nacional el 21 de enero. Y en cuarto lugar, se registraron cinco conflictos institucionales, siendo el más agudo la falta de presupuesto del gobierno central. Mientras que en quinto lugar se ubican los cuatro conflictos poselectorales, relacionados con la controversia por los resultados a nivel municipal en Wampusirpi, Gracias a Dios y Duyure, Choluteca.

El boletín también destaca que, en los primeros meses del 2022, la intensidad e impacto del conflicto político manifestado principalmente en el Congreso Nacional (CN) captó la atención de los medios de comunicación y la opinión pública, contribuyendo a un nuevo ciclo de polarización e incertidumbre en la población.

Por lo que todos los conflictos antes mencionados junto con las 10 masacres registradas en el país en los primeros dos meses del año, evidencian que la criminalidad e inseguridad ciudadana son problemas estructurales que requieren nuevos enfoques y capacidad instalada para abordar la política de desmilitarización que se pretende.

Y es que, ante esta nueva ola de conflictos, Honduras se sitúa en uno de los momentos de mayor fragilidad de los últimos 10 años, siendo catalogado como un país de “alerta elevada” según el Índice de Estados Frágiles del Fondo para la Paz.

La ASJ ha manifestado su disposición de colaborar con el nuevo gobierno de Honduras y buscar juntos una mitigación de los conflictos a través de estrategias frontales basadas en análisis e investigaciones con expertos tanto de la sociedad civil como de entendidos en los diversos sectores.

Durante la presentación, participó Lester Ramírez, director de Transparencia de la ASJ; Helen Ocampo, representante del Centro de Derechos de las Mujeres; y Carlos Hernández, director ejecutivo de ASJ.

El Boletín Bimestral de Conflictividad está disponible en el sitio Web de ASJ: www.asjhonduras y en la página Web de la plataforma Democracia en Acción

 624 total views,  4 views today

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here