DOCTOR HORACIO ULISES BARRIOS SOLANO Premio Nacional de Ciencia “JOSÉ CECILIO DEL VALLE

Corría el mes de septiembre del 2018 cuando publiqué el artículo infra indicado y hoy 30 de abril de 2022 hago el reprisede un segmento del mismo en vista de que una misión del FMI visitara a la Abogada Rixi Moncada Secretaria de Estado en Despacho de Finanzas y la Jefa de la Misión del Organismo Inter Joice Wong calificó el encuentro como “constructivo y fructífero” según El Heraldo de Honduras del 27 de este mismo mes y año; es del dominio público las declaraciones de la Ministra Moncada de como encontró las finanzas públicas de Honduras y es obvio, la presencia del Organismo Supranacional en nuestro País, dejo pues al ilustrado criterio de mis ciberlectores entendidos en la cosa pública cual es motivo de visita de mérito.

Hace más de 2 décadas uno de los 49 países que componen el continente asiático dijo no a la ayuda de Papá Fondo”[1], no obstante, de estar viviendo una de las peores crisis financieras de la historia, y optó en cambio por seguir “la doctrina Sinatra”[2]en palabras del entonces primer ministro y actual primer ministro electo, Mahathir Mohamad que se enfrentó a la tormenta económica perfecta. El 2 de julio, la cotización de la moneda tailandesa, el baht, se hundió un 20% después de haber abandonado la paridad con el dólar. “Una de las razones por la que Malasia rechazó la asistencia del FMIfue porque no estaba de acuerdo con sus políticas. Pese a que el país siempre fue una economía bastante abierta y orientada al mercado, se equilibraba con una participación considerable del Estado en la economía”, escribieron los profesores Ross P. Buckley y Sarala M. Fitzgerald en su artículo Una evaluación de la respuesta de Malasia al FMI durante la crisis económica asiática, publicado por la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Australia.

Mahathir responsabilizó entonces a Occidente de las causas de la crisis y señaló al magnate estadounidense de origen húngaro George Soros como principal beneficiario de los movimientos especulativos de capital que hicieron temblar las monedas asiáticas. Soros se defendió de aquellas acusaciones y aseguró que Mahathirquien en aquel entonces tenía 92 años y en breve volverá al poder y se convertirá en el mandatario más anciano del mundo- representaba un “peligro para su propio país”. El millonario estadounidense George Soros fue acusado de especular en su propio beneficio con los mercados cambiarios.

Malasia llevó la contraria al FMI y la principal ruptura tuvo lugar en septiembre de 1998, un año después del inicio de la crisis, con la introducción de controles en el mercado de divisas. El gobierno obligó a los inversores extranjeros a mantener su dinero en Malasia durante un año y a repatriar los capitales en ringgit en el extranjero en el plazo de un mes. Además, se impusieron duras restricciones a la cantidad de dinero que los malayos podían sacar del país. “Estas medidas son una herejía a los ojos de los mercados financieros. Se alertó que en el futuro llevarían a una salida de los inversores del país”, escribió en aquella época el corresponsal de Economía de la BBC Andrew Walker.

A vía de ilustración la devaluación es la pérdida del valor nominal de una moneda corriente frente a otras monedas extranjeras; ahora bien dilectos lectores la balanza comercial comprende únicamente “el resultado” de las exportaciones (ventas) y las importaciones (compras); mientras que la balanza de pagos además de comprender la balanza comercial incluye el movimiento de servicios, las trasferencias de dinero u oro de nacionales y extranjeros de o hacia cualquier país y los gobiernos de turnos para cubrir la diferencia entre las exportaciones e importaciones han recurrido al financiamiento externo para mantener, más o menos estables, sus reservas monetarias.

Lo que sí es cierto es que la modificación cambiaria trae consigo un proceso cíclico: inflación-devaluación-inflación, cuyos efectos sobre los salarios reales es como “cianuro” por la pérdida de valor adquisitivo, consecuencia lógica los exportadores al obtener más moneda local por sus exportaciones, accederían a más recursos que les permitirán aumentar su consumo en moneda nacional, lo que de una u otra forma puede presionar algunos productos al alza pero, del lado de los importadores habrá consecuencias negativas, debido a que el costo de las importaciones aumentará y como el promedio de la población no tendrá capacidad de compra, no podrán vender sus productos; aunque sería prudente frente a este problema parar esta devaluación y como alternativa de corto plazo, el control del comercio exterior, y modificar el aparato productivo.

Es decir, que el Estado decida racionalmente qué bienes deben ser importados clasificándolas por “esencialidades”[3] y cuáles no y exportar todo lo que podamos, obviamente sin que el mercado interno quede desabastecido.

Y para concluir “quien tiene el sartén por mango, y el mango también” es quien decide, o dicho de otro modo, “El/La que manda, manda y si se equivoca vuelve a mandar

ÚTLIMA LÍNEA


[1] Él hace el seguimiento de la economía mundial y la de los países miembros concediéndoles préstamos para resolver problemas de balanza de pagos.

[2] La Doctrina Sinatra fue el nombre que el gobierno soviético de Mijaíl Gorbachov usaba para describir su política de permitir a los países vecinos del Pacto de Varsovia resolver sus asuntos internos y fijar su evolución política. Wikipedia

[3] Licenciado Carlos Orbin Montoya, Presidente del Congreso Nacional creador de las “Esencialidades” para otorgar divisas en el Banco Central de Honduras.

 494 total views,  2 views today

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here