La Casa Blanca llevará a cabo el 9 y 10 de diciembre de 2021 una “Cumbre virtual por la Democracia”, que cubrirá temas como la defensa ante el autoritarismo, la lucha contra la corrupción y el respeto de los derechos humanos.

De los 110 gobiernos invitados, incluyendo 10 de América Latina, no figuran El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua. La decisión de no invitar a estos países radica fundamentalmente en que no implementan prácticas democráticas genuinas, precisamente debido a la alta concentración del poder, la falta de resultados en la lucha contra la corrupción, la reducción del espacio cívico independiente, así como, la persecución de voces disidentes.

A pesar de la exclusión de Honduras de este espacio internacional, nuestro país tiene la oportunidad de ser invitado a la segunda cumbre en diciembre de 2022, que se realizará de manera presencial,* si logra sustanciales cambios democráticos*.

Después de haber superado un proceso electoral que ha dejado en evidencia el clamor popular por un verdadero cambio en la trayectoria del país, la población tiene la esperanza que las nuevas autoridades electas fortalecerán los pesos y contrapesos republicanos, lucharán contra la corrupción y respetarán las libertades civiles.

La cumbre virtual pone en marcha un “año de acción” durante el cual los gobiernos invitados, las instituciones de la sociedad civil y los aliados del sector privado colaborarán para fortalecer la democracia.

A pesar de que no fue invitada a la primera cumbre, Honduras también debería establecer de manera proactiva compromisos democráticos que permitan demostrar que es un aliado de la democracia global. En tal sentido, será necesario considerar:

  1. El análisis y reformas en temas como: la derogación de la Ley de Secretos y los pactos de impunidad; el respeto al Estado de Derecho, el fortalecimiento de la transparencia legislativa y la rendición de cuentas gubernamental basada en resultados; la selección de las y los magistrados de la Corte Suprema de Justicia basada en méritos, honorabilidad y trayectoria profesional, respetando la ley y asegurando la participación ciudadana; la reestructuración del Tribunal Superior de Cuentas para asegurar un efectivo control y fiscalización de los recursos públicos; la reforma al sistema de contratación pública, que debe incluir la regulación de los fideicomisos públicos, entre otros aspectos.
  2. El fortalecimiento de la democracia no solamente pasa por tener elecciones sin violencia y resultados reconocidos y aceptados, también debe pasar por el compromiso político de reconstruir el Estado de Derecho, sentando las bases de una justicia imparcial e independiente que inspire respeto y confianza en la población.

  3. Desde la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), reiteramos nuestro compromiso institucional de hacer que el sistema estatal funcione. Esto implica acompañar los esfuerzos del gobierno electo en sus compromisos de mejoramiento democrático y reconstrucción del Estado de Derecho.

Tegucigalpa, M.D.C.; 09 de diciembre de 2021
Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), capítulo de Transparencia Internacional en Honduras

 1,892 total views

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here