Los “ninis” latinoamericanos y por qué tienen el riesgo de morir jóvenes

Yahoo noticias

La violencia callejera es más letal que las guerras, especialmente si eres un hombre joven latinoamericano sin educación ni empleo.

Las cifras son elocuentes: Los homicidios cegaron la vida de 464.000 personas en 2017, una cifra cinco veces superior a los 89 mil que murieron en conflictos armados en todo el planeta, según el estudio mundial sobre el homicidio publicado en julio del 2019 por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés).

Pero la falta de oportunidades se cierne como una guillotina sobre los muchachos latinos y aunque la tasa de homicidios a nivel mundial ha disminuido en las Américas se dispara. Eso quiere decir que mientras en otras partes del mundo cada vez hay menos posibilidades de morir asesinado, en Latinoamérica ese riesgo es inusitadamente alto.

Sin Embargo MX@SinEmbargoMX

La geografía, la falta de coordinación y los “ninis” elevan la tasa de homicidios en el país, revela análisis http://www.sinembargo.mx/23-02-2014/910519 …99:10 – 23 feb. 2014Información y privacidad de Twitter Ads17 personas están hablando de esto

El promedio mundial para 201 7 rondó los 6,1 homicidios por cada 100.000 habitantes, pero para los chicos latinos de 18 y 19 años la probabilidad de morir en un crimen homicida es de 46 por cada 100.000.

Pero para un joven salvadoreño, un venezolano y un hondureño de bajos recursos y sin oficio la lucha por sobrevivir es cuatro veces mayor.

¿Quiénes son los ninis?

Pero no todos los jóvenes de todos los países del continente corren el mismo riesgo de morir baleados en una riña o en un enfrentamiento entre bandas. Las tasas extremadamente altas de homicidios apunta un grupo demográfico específico: “los nini” término adoptado de la jerga popular para llamar a los jóvenes que “ni estudian ni trabajan”.

Aunque la etiqueta de “los ninis” suena peyorativa, no se trata de una población insignificante. En Latinoaméricahabían 92 millones de jóvenes entre 15 y 24 años en el 2015 y de ese inmenso potencial humano 20 millones encajaban en el perfil de los “ninis”.

“La concentración extremadamente alta de violencia entre ellos significa que los ninis constituyen una generación entera de gente joven que está en riesgo de exclusión social y quienes carecen de oportunidades, recursos y acceso a los mercados laborales formales”, señaló el informe de la UNODC.

Los analistas advirtieron que el fenómeno nini “contribuye al crimen, a la dependencia de sustancias y a la desintegración social” y se alimenta de la inequidad de la distribución de la riqueza, la debilidad de las instituciones y la proliferación del crimen organizado.

A la UNODC no le cabe duda de que existe una relación directa entre el aumento del número de hombres jóvenes desempleados y sin oportunidades y el incremento de los crímenes violentos y los homicidios en América Latina. La proporción de ninis tiende a ser más alta en las zonas rurales, donde un porcentaje muy alto tiene un nivel educativo extremadamente bajo.

¿Dónde morirán más jóvenes?

Para caer en esa estadística sangrienta no solamente cuenta el estancamiento social sino el lugar de nacimiento. Los países con peores indicadores de homicidios en el 2016 también mostraron cifras alarmantes de muertes entre los hombres jóvenes.

El Salvador es uno de los países con la situación más crítica por el inmenso poder que tienen las Maras, que alimentan su poder reclutando a jóvenes sin recursos a través de 60.000 miembros que controlan territorios en casi todos los municipios del país.

La tasa de homicidios en El Salvador en el 2016 se disparó a 296 por cada 100.000 en el grupo de jóvenes entre 15 y 29 años y a 205 muertos por homicidio de cada 100.000 en los hombres entre 30 y 44 años. “Esto significa que si el nivel de violencia homicida continúa en El Salvador en 2017, el 8 por ciento de los varones que tenían 14 años en el 2016 no vivirán hasta los 44“.

Una generación completa de venezolanos y hondureños se enfrentan al mismo ominoso destino. El riesgo de morir antes de los 45 años es muy elevado. Con una tasa de unos 200 homicidios por cada 100.000 habitantes en la edad de 15 a 29 años en Venezuela y Honduras, 8 de cada 100 muchachos morirán de una manera violenta.

HispanoPost@hispanopost

El riesgo de morir asesinado en #Venezuela es alto para los varones de entre 15 y 29 años, según la ONU http://bit.ly/2XMrkI9 5:00 – 11 jul. 2019Información y privacidad de Twitter AdsVenezuela es el país con la tasa de homicidios más alta de SudamériVenezuela es el país de Sudamérica con los niveles más altos de muertes violentas, al registrar casi 57 homicidios intencionados por cada 100.000 habitantes, según el Estudio Mundial sobre el…hispanopost.comVer los otros Tweets de HispanoPost

En el caso de México, un estudio demostró que el incremento de un punto porcentual de la población de ninis va acompañada de un aumento en la tasa de homicidios de hasta 2,59 puntos porcentuales.

“Un factor clave parece ser la combinación de una gran proporción de ninis, la falta de oportunidades de empleo y la presencia de estructuras de crimen organizado que busca reclutar en ese grupo”, dijo la UNODC.

Esos resultados pueden ser aplicados en otros países de la región donde existan esos tres factores pero excluye a países como Argentina, Chile o Uruguay donde el crimen organizado no está tan extendido como en México.

Desfavorecidos pero no ociosos

Rafael Novella, quien participó por el Banco Interamericano de Desarrollo en la coordinación del quien trabajó durante 4 años en la coordinación del libro Millenials en América Latina y el Caribe: ¿Trabajar o estudiar?, salió a la defensa de los ninis en una entrevista con CNN.

El termino ninis es súper peyorativo. Desgraciadamente se la ha puesto mucho énfasis en la connotación negativa y lo que nosotros encontramos es que el 21 por ciento de los jóvenes latinoamericanos son ninis pero la gran mayoría está ocupado. De hecho, un tercio de ellos está buscando activamente trabajo”, explicó Novella.

CEEY@ceeymx

Esta semana presentamos “Millenials en América Latina y el Caribe: ¿trabajar o estudiar?”. El CEEY elaboró el capítulo de México con base en la ‘Encuesta para Jóvenes en la Zona Metropolitana de la CDMX’. Descárgalo gratis aquí: https://www.iadb.org/es/millennials/home …212:00 – 13 dic. 2018Información y privacidad de Twitter Ads

Ver imagen en Twitter

Ver los otros Tweets de CEEY

Entre los datos resaltantes están que las dos terceras partes de los ninis, especialmente las mujeres, tiene la responsabilidad de cuidar a un miembro de la familia y un 97 por ciento tiene a cargo las tareas domésticas o ayuda en algún negocio familiar. Es decir, que no pasan el día completamente ociosos sino que hacen trabajos informales no remunerados.

El investigador Marcelo de la Jara, que realizó el estudio de campo del estudio por el Centro Espinoza Iglesia, intentó descubrir quiénes son los ninis, cómo son sus familias y cuáles son sus limitaciones. Explicó que la historia de los ninis es muy distinta a la de los jóvenes que tienen la posibilidad de estudiar y luego incorporarse al mercado laboral.

“Los jóvenes incluidos en esta categoría vienen de familias que no han progresado. Es decir, han crecido en familias donde sus papás no han experimentado una movilidad social ascendente. Es decir, han crecido en hogares donde ya sus padres estaban frustrados y no les han brindado las mismas oportunidades que a otros jóvenes”, explicó Jara.

Esa falta de oportunidad marca de manera importante. Los ninis son chicos que han crecido en familias con grandes dificultades económicas, inclusive que han retrocedido en el caso de los padres con estudios universitarios que no han podido ofrecerle esa posibilidad a sus hijos.

El riesgo de parir y tener pareja

El estudio del BID, realizado en Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Haití, México, Paragua, Perú Uruguay, encontró que, en el caso de las mujeres, un factor determinante para quedar en el limbo del desempleo y la falta de capacitación es la maternidad temprana.

“Tener un hijo antes de los 20 años es el factor que está más asociado a abandonar la escuela”.

Aunque la cifra de mujeres homicidas en mínima, entran en las estadísticas como víctimas. “De todas la víctima de homicidio registradas por la UNODC en 2017 en la que un compañero íntimo estaba implicado, el 82 por ciento fueron mujeres”.

Naciones Unidas@ONU_es

Más del 50% de las mujeres víctimas de feminicidio son asesinadas por sus parejas o familiares.

Conoce más datos del último informe de la @unodc sobre los homicidios relacionados con la violencia de género y el crimen organizado: http://news.un.org/es/story/2019/07/1458941 …563:03 – 10 jul. 2019Información y privacidad de Twitter Ads

Ver imagen en Twitter

74 personas están hablando de esto


102 total views, 3 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *