Inicio Nacionales Medicina Forense habría planificado fuga de “Magdaleno Meza”

Medicina Forense habría planificado fuga de “Magdaleno Meza”

20 views
0

La fuga se iba a practicar cuando el privado de libertad fuera trasladado a un hospital del Estado a realizarse una resonancia magnética, argumentando una supuesta espondilolistesis (dolencia en la columna vertebral) y una endoscopia  por una gastritis.

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. –Documentos en poder de este medio de comunicación evidencian que alrededor del caso de Nery Orlando López Sanabria, conocido como Magdaleno Meza Fúnez, se tejió un plan que le facilitaría su fuga con ayuda de una red corrupta que, aparentemente, funciona a lo interno del Ministerio Público.

El plan fuga no se ejecutó, pero el supuesto socio de Juan Antonio, alias “Tony” Hernández, Magdaleno Meza, fue asesinado con saña el sábado 26 de octubre en la cárcel de máxima seguridad de Ilama, Santa Bárbara, más conocida como “El Pozo”.

El aparente plan que facilitaría la escapatoria del supuesto narcotraficante que había sido pedido en extradición a Estados Unidos, consta en el dictamen preliminar 1506-19, emitido el 10 de abril por la Dirección de Medicina Forense del Ministerio Público (MP) en la oficina regional de San Pedro Sula, a solicitud del Juzgado de Ejecución Jurisdiccional de Santa Rosa de Copán.

Magdaleno Meza, habría movido sus influencias no solo judiciales, sino de médicos forenses quienes hoy siguen desempeñándose en sus puestos, mismos que con el visto bueno de autoridades facilitarían la fuga con un dictamen médico legal y que hoy sale a la luz dejando una idea de cómo se mueve el crimen organizado en el país.     

El privado de libertad logró en principio que un juez del Juzgado de Ejecución de Santa Rosa de Copán solicitara una evaluación médica en Medicina Forense a practicarse en la oficina regional en San Pedro Sula, siempre con el visto bueno de las autoridades en Tegucigalpa, ya que los diagnósticos de este tipo siempre deben ser firmados por los superiores. 

De esa manera, Magdaleno logró obtener un “Dictamen Preliminar número 1506-19 a los diez días del mes de abril del año en curso a solicitud del Juzgado de Ejecución”. En el documento se lee lo siguiente: “El suscrito médico forense… (omiten escribir el nombre) perito oficial del Ministerio Público con número de colegiación 7055 emite el siguiente dictamen…”

En el dictamen preliminar se puede apreciar que no se había colocado el nombre de Magdaleno Meza, para no llamar la atención, ya que según testigos protegidos que denunciaron el delito, no se había cancelado medio millón de lempiras que prometió el narcotraficante.

Aun así, el procedimiento de falsedad de diagnósticos se llevaba a cabo con todos los demás datos que deben escribirse en un dictamen médico legal, como por ejemplo, el número de tarjeta de identidad 0807-1985-00004 emitido por el Registro Nacional de las Personas (RNP) y la dirección de domicilio de Magdaleno Meza en aquel entonces “Barrio Barandillas San Pedro Sula / Privado de libertad”.

Hasta resonancia magnética aconsejaron

Hasta el momento se desconoce la causa y manera de muerte del privado de libertad, ya que los análisis de ADN tardarán varias semanas, según dijeron a medios de comunicación forenses del Departamento de Patología. Mientras tanto trascendió a lo interno de la Dirección General de Medicina Forense (DGMF), la emisión del dictamen que favorecería a Magdaleno Meza, en el mes de abril, para que fuera trasladado de urgencia al Hospital Escuela de Tegucigalpa o al Hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula, donde comúnmente se envía a los privados de libertad a realizarse estudios y evaluaciones médicas,  y de esa manera aprovechar la ocasión para efectuar la fuga.

Los falsos diagnósticos fueron escritos en el Dictamen Forense preliminar N. 1506-19 en donde hasta les aconsejaban a las autoridades judiciales hacerle una resonancia magnética de urgencia por una supuesta dolencia en la columna vertebral y una evaluación de medicina interna por su «estado metabólico y gastristis».

Gustavo García, uno de los médicos que dirige el área de Clínica Forense, redactó lo siguiente:  “Tipo de Lesión: Al momento de la evaluación, sin lesiones externas evidentes hemo dinámicamente estable, sin alteraciones neurológicas. 2 – Se recomienda evaluación por Medicina Interna en hospital del Estado por estado metabólico del evaluado y su gastritis”.

En un tercer diagnóstico falso de la supuesta red de médicos a lo interno de Medicina Forense, sugieren “realizar endoscopia gástrica… se recomienda realizar (IRM) resonancia magnética por espondilolistesis crónica y abolición de sus reflejos osteotendinosos”

Testigos protegidos

El dictamen preliminar aparece con sello del jefe de Clínica Forense, Gustavo García, pero no firmado, y según testigos protegidos a lo interno de la DGMF en Tegucigalpa, esto se debió a que el evaluado no había realizado el pago del “diagnóstico”; denuncia que se realizó a Supervisión Nacional del Ministerio Público (MP), instancia que informó directamente al Fiscal General de la República y Fiscal General Adjunto, Óscar Chinchilla y Daniel Arturo Sibrián, respectivamente.

En la misma denuncia, documentada y en poder de la Fiscalía General desde el 10 de abril de 2019—mismo día que el doctor Gustavo García elaboró el dictamen preliminar para la evaluación de Magdaleno, los testigos protegidos apuntan que, según los procedimientos internos forenses, el galeno en mención no suele elaborar este tipo de dictámenes.

Incluso este mismo médico, con el visto bueno del director de Medicina Forense, Ismael Raudales, siguió el procedimiento, según consta en las escuchas telefónicas en poder del MP—estimuladas por la denuncia de testigos protegidos—quienes no quisieron involucrarse en el ilícito, que aún no ha sido castigado por los fiscales generales. 

Resulta paradójico que este mismo médico, que realizó el examen preliminar falso, fue denunciado años atrás y tenía un proceso en la Fiscalía de enjuiciamiento por robo de material en una construcción de remodelación del segundo piso de las Clínicas Forenses, que se hizo en la regional de San Pedro Sula. La denuncia alcanzó además a la jefa de la oficina administrativa de Medicina Forense, Gillian Orellana, pero tampoco tuvo eco en la Fiscalía General, generando con esto la sospecha de la existencia de redes corruptas a lo interno de Medicina Forense a nivel nacional.    

Fueron advertidos

Luego que testigos protegidos hicieron la denuncia sobre los dictámenes falsos a favor de presuntos narcotraficantes, en la presente administración de Medicina Forense, los hechores fueron advertidos por los propios fiscales que conocieron la denuncia, y ante esto retrocedieron inmediatamente realizando otra documentación del caso con lo que no se concretó la acción delictiva. 

En ese sentido, se mandó a otro médico a realizar una nueva evaluación a “Magdaleno Meza”, y en este nuevo dictamen, “Protocolo de Evaluación de Pacientes”, se escribió todo lo contrario al primer diagnóstico practicado al hoy occiso lo que aumentó la sospecha de las redes de la criminalidad organizada a lo interno de Medicina Forense en la actualidad.

En el nuevo dictamen con la misma fecha del dictamen preliminar falso, del 10 de abril de 2019, se lee que el evaluado, Magdaleno Meza o Nery Orlando López Sanabria, estaba “lúcido consiente y orientado con signos vitales AP: 100/60 FC =68 x, peso 126.2 libras, talla 1.67, contextura delgada, apariencia general lúcido, consciente y orientado, vistiendo ropas limpias”.

Este segundo dictamen, fue hecho por un médico desde Tegucigalpa, a petición del director de Medicina Forense, Ismael Raudales, mismo que había dado el visto bueno al primer dictamen falso, manipulado de esta manera los diagnósticos para privados de libertad, según consta en la declaración de los testigos protegidos que alertaron con la denuncia, sin que haya surtido efecto de castigo a los confabuladores, es decir, que siguen asignados en los puestos de confianza.

Abajo los documentos:

En esta misiva, la autoridad forense ordena al Dr. Gustavo García que haga la evaluación (falso diagnóstico) para Magdaleno Meza.
En el Dictamen Médico Preliminar N. 1506-19, es la prueba de cómo se elaboran los dictámenes falsos en Medicina Forense, previo a que se presentara una denuncia por testigos protegidos.

147 total views, 6 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here