En el encuentro en Roma, luego de la misa de acción de gracias por la canonización de Romero, el papa Francisco habló con los salvadoreños, pero no anunció visita a El Salvador, como se lo habían pedido de tres maneras diferentes.

El papa Francisco se reunió con salvadoreños que están por salir de Roma, luego que el domingo se proclamara santo a Óscar Arnulfo Romero. En el encuentro, lleno de emotividad, el arzobispo de San Salvador, Monseñor José Luis Escobar Alas, solicitó a su santidad iniciar proceso para que San Óscar Romero sea Doctor de la Iglesia.

Eso sí, el máximo representante de la iglesia pidió a los fieles salvadoreños que sigan el ejemplo de Romero y espera que su recuerdo sirva para lanzar un mensaje de paz y reconciliación a todos los pueblos latinoamericanos.

 

Además, el papa argentino, en su breve participación con los compatriotas, pidió que rezaran por su salud y subió al altar a Angelita Morales, la humilde mujer salvadoreña que ayudó al ahora santo en los últimos 8 años de su vida, hasta su asesinato.

Durante su encuentro con peregrinos salvadoreños en Roma por la canonización del arzobispo Romero, el Papa no anunció una visita a El Salvador, como se esperaba, ni tampoco habló de la causa de Rutilio grande, pero Escobar le solicitó la beatificación del sacerdote jesuita asesinado en 1977.

 

 

 1,124 total views,  2 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here