Inicio Internacionales Un GRAN MENSAJE A LA NACIÓN

Un GRAN MENSAJE A LA NACIÓN

45 views
0
Managua, Nicaragua.09/12/2016. El obispo Silvio Báez celebró este viernes una misa en favor de los defensores de los derechos humanos, en donde manifestó que “en nuestro país hay mucho qué hacer todavía para promover los derechos humanos y defenderlos”. Monseñor Báez señaló que para promover los derechos humanos “es urgente renovar toda la estructura política, jurídica, social de este país” y “es necesario reencauzar las estructuras de Nicaragua por la vía de la democracia, el pluralismo, basado en la libertad, la justicia y el respeto a los derechos humanos”. Jader Flores/ LA PRENSA.

Domingo 13 de Mayo 2018

En la celebración de la misa en el Seminario Mayor Arquidiocesano de La Purísima en Managua!
”Alguien se tomó el trabajo de recopilar el mensaje, palabras menos palabras más de Monseñor Báez, y es el siguiente”:

“En una situación como esta de injusticia social y de represión criminal, el que elige el camino de la pasividad y enarbola la bandera hipócrita de la imparcialidad política, se vuelve cómplice. Cómplice del mal y cómplice de estructuras corruptas y de un estado genocida.”

Hoy muchos se llenan la boca hablando de tranquilidad y de paz. Cuidado, no promovamos la paz de los cementerios ni de los esclavos sometidos. La paz de Jesús es la que promovemos, por la que hablamos y nos comprometemos siempre, esta pasa por la atención a los conflictos.

La paz de Jesús tuvo un precio, la Cruz. El que hoy quiere la paz no solo tiene que pronunciar discursos huecos y ambiguos. Este es un pacifismo descafeinado. Quien quiere la paz hoy debe de mostrar que está dispuesto a exponerse, dispuesto a ser calumniado, amenazado e injuriado por ponerse del lado de las víctimas de la violencia y por condenar a los que agreden y matan PORQUE SON ELLOS QUIENES TIENEN LAS ARMAS.

Estamos a las puertas de un diálogo nacional, al cual el gobierno no da síntomas de buena voluntad. Voluntad de enrumbar al pueblo de Nicaragua al sendero de la justicia, paz y democracia.
Ya no se trata de una efímera paz para una minoría feliz, se equivoca el que piensa que este diálogo es para volver a la frágil, mentirosa y artificial tranquilidad en la que vivíamos hace un mes. Algunos no quieren renunciar a sus privilegios.

Les insto a practicar el uso del discernimiento. El uso de la razón, iluminada por la palabra de Dios. Porque hay mas dicha en dar que en recibir, como dice Jesús.
Los jovenes, ancianos y niños que han sido masacrados han dado un ejemplo a la nación.
No traicionemos nuestra fe siendo cómplices del mal, no claudiquemos jamás haciéndonos agentes de las fuerzas del mal.
No tengamos miedo de estar en el mundo. Pero no estemos en el mundo de cualquier manera. Ya que todos tenemos una misión. No huyamos de ella.”

 

1,128 total views, 3 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here