Inicio Reportajes Una guerrera que “venció” la muerte

Una guerrera que “venció” la muerte

50 views
0

Los padres de Ana Sofía Enamorado nunca se rindieron.

LUISA AGÜERO

Desde SAN PEDRO SULA

Con tan solo siete años, la pequeña Ana Sofía Enamorado fue sometida a una exitosa cirugía de corazón abierto y hoy, gracias a Dios y a la mano de cirujanos cardiotorácicos del Health City Cayman Islands, la hermosa guerrera re escribe un nuevo capítulo en su tierna existencia.

La hermosa guerrera re escribe un nuevo capítulo en su tierna existencia.

La lucha de los padres de Ana Sofía no fue fácil. Ellos recorrieron tres países buscando la solución a una delicada condición cardíaca, que tuvo un feliz desenlace en el hospital ubicado en Islas Caimán. La familia Enamorado puso el corazón de la pequeña en manos del Dr. Binoy Chattuparambil, director clínico y jefe del Departamento de Cirugía Cardiotorácica y Vascular en ese centro asistencial del Caribe.

Ana Sofía, diagnosticada con Síndrome de Down, vivió hasta su séptimo año de vida en chequeos cardiacos rutinarios y permanentes, debido a una falla en su válvula mitral. Y su médico en Honduras les informó a sus padres que la niña necesitaría una cirugía cardiaca bastante complicada.

En la búsqueda de una solución al problema cardíaco de la niña, la familia se trasladó a Guatemala, donde los galenos que evaluaron su caso determinaron que su situación era mucho más grave de lo que se pensaba. Y fue por medio de otro paciente del hospital de Islas Caimán, doña Teresa Portillo, mamá de Sofía, se contacta finalmente con Health City Cayman Islands.

“Una vez que hice la primera llamada el personal fue muy atento. Sabíamos que se trataba de un gran hospital con eminencias médicas como el Dr. Binoy, sabíamos que era el mejor hospital para atender a nuestra hija”, dijo agradecida Teresa Portillo.

Gracias a Dios y a los médicos ya la niña no necesitará más cirugías a lo largo de su vida.

Nunca se rindieron

De inmediato, la familia de Sofía comenzó a unir esfuerzos para hacer posible la operación de la niña en la institución de Islas Caimán, con la ayuda y apoyo de la representante del hospital en Centroamérica.

Así, los padres y la menor lograron su cometido y viajaron a su destino, donde en una primera instancia fue evaluada por el cardiólogo pediatra Sripadh Upadhya, para posteriormente ser operada por el doctor Binoy.

“Ana Sofía pasó dos semanas en el hospital. Su condición era realmente delicada, su intervención fue como realizar una obra de arte, todo debe estar perfectamente calculado, de lo contrario podría tener consecuencias por el resto de su vida”, afirmó el Binoy Chattuparambil.

“Sabíamos que era el mejor hospital para atender a nuestra hija”, dijo agradecida Teresa Portillo.

La cirugía a corazón abierto de Ana Sofía fue completamente exitosa y, afortunadamente, no necesitará más intervenciones a lo largo de su vida. Antes de salir de la institución de Islas Caimán, ya la niña jugaba con sus padres y les demostraba su amor.

600 total views, 3 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here