Radio Progreso

“La organización es la fuente de donde sale el agua limpia, es el agua que sacia nuestra sed”. Así comenzó su intervención don Milton Campos, un líder comunitario del municipio de Quimistán, en una reunión en la que evaluaban el andar de la organización municipal conocida como Asodebicoq, que significa Asociación en Defensa de los Bienes Comunes de Quimistán.

ASODEBICOG aglutina organizaciones comunitarias de sectores como el Listón y el Cacao de la zona rural de Quimistán que defienden sus ríos amenazados con proyectos hidroeléctricos al tiempo que protegen las zonas productoras de agua de las microcuencas del municipio.

Don Emiliano desde su religiosidad y juventud acumulada afirmó: “para nosotros en las comunidades, primero está Dios y luego está la organización Asodebicoq”. Por su parte, Jenny, una de las integrantes jóvenes, manifestó: “la organización nos ayuda a saber cómo responder, nos ayuda a tener una palabra. Porque en la comunidad buscan manipularla y al estar organizados nos hacemos sentir como comunidad”.

Doña Rosa Martínez, otra lideresa de la organización manifestó con sonrisa nerviosa, “antes defendía más a Don Juan que a mi papá”, y a renglón seguido dijo: “con la organización descubrí quiénes eran los enemigos de las comunidades y cómo nos engañaban, ahora a los miembros de Asodebicoq nos tildan de vagos y bochincheros”; y remachó doña Rosa, “la organización nos dio la fuerza para derrotar al tigre”, haciendo referencia a Don Juan el caudillo que por décadas utilizó las comunidades para controlar el poder político del municipio.

Entre las diferentes voces, en la reunión fueron saliendo las fortaleza y desafíos para las comunidades y la organización, y con sabiduría campesina, se volvió a escuchar la voz de don Milton: “Cuando una planta tiene comején hay que fumigarla, lo mismo tenemos que hacer con los líderes, tenemos que visitarlos y animarlos para se activen y participen en las reuniones y en las jornadas de formación”. Después de una breve pausa, se soltó otra perla: “si no vinimos a la reunión ni a la formación, no estamos fertilizando la organización, porque no olvidemos que la raíz de la organización está en los líderes comunitarios”.

Gracias a todos los miembros de Asodebicoq, gracias por sus luchas y su compromiso en la defensa de los bienes comunes. En medio de tanto ruido y falsos brillos, ustedes representan esperanza, son una bocanada de oxígeno fresco que nos convoca a seguir en la defensa de la vida y a valorar nuestro mayor tesoro, la organización.

 646 total views,  2 views today

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here