Redacción En Altavoz

La vida es una experiencia que tiene sus costos, pero la muerte en Honduras, sobre todo en tiempo de Coronavirus o Covid 19, es una transición que tiene un alto precio. Sin embargo, se ha puesto usted a pesar que prevenir es gratis y ¿por qué no hacerlo?  en vez de afrontar gastos con largos e inalcanzables etcéteras.

Aquí siempre hay un gran “pero” y es que ¿se prepara usted para recibir a la muerte?…  Seguramente no, y salvo raras excepciones, sólo algunas personas lo hacen, especialmente si tienen o pueden ahorrar.

Pero este no es el caso de seis, de los 9, 5 millones de hondureños, que no tienen capacidad económica para planificar sus vidas, pues sobreviven al día con 24 lempiras (1U$) que logran obtener haciendo de todo, menos les alcanzaría para los detalles de su viaje sin retorno a la “Eternidad”. Y eso que no toman en cuenta que prevenir…no cuesta nada.

El Secretario de la Asociación de Funerarias de Honduras, Jesús Morán, expresa: “el precio de los ataúdes varía desde 3,000 lempiras (125U$) hasta 80,000 lempiras (3,333U$), sin son de “súper lujo”. 

Otros ataúdes se cotizan desde 2 mil 600 lempiras (108.33U$) hasta 40 mil lempiras (1,667U$), según la capacidad económica del comprador.   Los servicios funerarios sin cementerio incluido se cotizan desde 17,000 lempiras (708U$) pero pueden llegar a los 50,000 lempiras (2,083U$).  “Esos valores van a depender del tipo de caja mortuoria que buscan los personas para el sepelio de su familiar”, expresa Jesús Morán.

Sin embargo, si la familia desea un servicio funerario con cementerio privado, deberá invertir 15, 000 lempiras (625U$) y hasta 40,000 (1,667 U$) o más, para acompañar a su ser querido en su trayecto hasta el Campo Santo.  

Una inhumación en cementerio público fluctúa entre 5,000 lempiras (208U$) hasta 12,000 lempiras (500U$). Y si opta por la cremación, el costo de ese servicio va desde los 40,000 lempiras (1,667U$), hasta la nada despreciable cifra de 58,000 lempiras (2,416U$).

Para brindar la sepultura a los familiares fallecidos, existen precios de referencia que manejan las funerarias. En el caso del ataúd económico cuesta 3,500 lempiras, a lo cual se suma el traslado del cuerpo y el retiro de la morgue que representa, al menos en Tegucigalpa, 3,000 lempiras extras, en total cerca del caso urbano del Distrito Central el servicio funerario costaría entre 6,500 y 8,000 lempiras, que podrían ir en ascenso.

Los afectados

“Es difícil pensar en la muerte, si bien es algo normal porque es el cierre de un ciclo, no hay personas que estén preparadas para eso, y mucho menos para prevenir, no tenemos esa cultura y eso que es tan fácil mantener la distancia, usar cubre bocas y lavarse las manos cuántas veces sea necesario, nadie nos cobra por eso”, expresa el ingeniero Francisco Navarro, quien sobrevivió a la Covid-19 y hoy se considera un milagro.

Y Francisco Navarro sabe de lo que habla. En un recorrido por farmacias y clínicas en San Pedro Sula, las cifras recabadas agudizaron la sensación de precariedad que tiene a la población al borde de un colapso financiero. El tratamiento MAÍZ, una de las más  polémicas e inútiles opciones en el tratamiento de la pandemia, desde la perspectiva del médico intensivista Hugo Fiallos, tiene un costo de 1,000 lempiras (42U$); la Ivermectina, utilizada para el tratamiento de parásitos y prescrita por médicos locales, puede ser adquirida en 35 lempiras cada pastilla (1.45 U$); la azitromicina, antibiótico de uso delicado, se llegó a cotizar en 125 lempiras (5.20U$) y el Microdacyn, utilizado como desinfectante, se adquiere con 300 lempiras (12.50U$).  El caso del oxígeno es más delicado: el precio más “económico” de la recarga dependerá del tamaño del tanque y oscila entre 500 y 1,000 lempiras recargarlo (42U$).

Otros valores que se acoplan más a la realidad nos dejan sin aliento, un concentrador de oxígeno portátil vale 25 mil lempiras (1,042U$); el combo de regulador, humidificador y cánula, tiene un costo de 1,525 lempiras más 15 por ciento de Impuesto sobre Ventas, es decir 1,753.75 lempiras (73.07U$).  

Y si eso le parece poco, y aún quiere ir por la vida sin cuidarse, entérese que un Kit de Oxivida con un cilindro de 850 litros, carretilla, regulador, vaso humidificador y cánula nasal se cotiza en 5,694.99 lempiras más ISV, lo cual representa 6,549 lempiras (272.87U$). 

La demanda de otros cilindros es tan grande que hay personas que necesitan hasta tres diarios. Llenar cada uno de ellos cuesta 900 lempiras (37.50U$), más una renta de 250 dólares mientras sean utilizados.

La estimación de gastos semanales provoca taquicardia al más ecuánime.  Son 2,700 lempiras diarios (112.50U$) más los 250 de alquiler, esto representa que, si la condición del paciente es grave, los parientes tendrán que disponer de 60,900 lempiras cada siete días (2,537.50U$).

Y los “cuestionables”

El Doctor Hugo Fiallos, en su segmento “Educando a la Pobrería” y a través del cual busca crear conciencia de prevención entre la población, señala: “La Ivermectina, en honor a la verdad, es un medicamento muy efectivo para tratar sarna, piojos y parásitos intestinales en los humanos, pero no sirve para Covid”.

Con un análisis “punzante” que lo ha convertido en un referente creíble, respetado por unos y “odiado” por otros, el médico considera que las autoridades de Salud no lograrán la “inmunidad de rebaño, en sus jornadas de vacunación, por el contrario, será la mortalidad de rebaño. “Esto es un genocidio viral”, expresó.

“No tenemos ni el cinco por ciento de la población inoculada y ya la están culpando de no querer vacunarse. La pandemia se está agravando por la irresponsabilidad de las autoridades jugando a la mortalidad del rebaño y por la ignorancia de la población al salir irreflexivamente y sin protegerse”, reiteró el intensivista.

Es vital educar en el uso adecuado de las mascarillas, qué son, para qué sirven y cómo se colocan, “De no instaurar medidas efectivas como la búsqueda, detección y control de contagiados asintomáticos y su aislamiento, entre otras cosas, el Covid continuará matando hondureños y no digan que nadie se los advirtió”, puntualizó el Doctor Fiallos.

Calvario sin fin

La tribulación del ingeniero Francisco Navarro y la de otros hondureños que pasan por una situación similar se agudiza cuando llegamos a la Tomografía Axial Computarizada (TAC), valorada en 6,000 lempiras (250U$). Entre exámenes de laboratorio, quienes recurran a ese tipo de atenciones deberán tener en sus bolsillos 2,700 lempiras (112.50U$), pero si debe adquirir Remdesivir y un inhalador Symbicort, prepare 3,500 y 1,600 lempiras en ese orden, cifras equivalentes en dólares a 146U$ y 67U$, respectivamente. No crea que un médico en la consulta privada lo evaluará cada día porque usted le resulta simpático. Nada más lejos de la realidad, así que mejor aliste de 1,000 a 1,500 lempiras diarios (63U$) por concepto de honorarios. El depósito en algunas clínicas privadas para quienes han sido afectados por la Covid-19 (Sars-cov-2) es de 500,000 lempiras (20,833U$), una cantidad muy alejada a la realidad del hondureño promedio que devenga salarios mínimos reducidos a 5,000 lempiras (208.33U$). Esto asimetría agudizada por la pandemia.

En medio de un panorama tan gris de desaciertos monetarios y de pocas intenciones para protegerse sin barreras,al cierre de este año, la tasa de pobreza podría incrementarse de 70 a 75 por ciento, además del alto costo de la vida y la carencia de oportunidades laborales, por efecto del Coronavirus, estima el Foro Social de la Deuda Externa de Honduras (FOSDEH).

Y las cifras del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) refrendan esa proyección del Foro Social. El año 2020 dejó 792 mil nuevos pobres en el país y, al finalizar 2021, siete de cada 10 pobladores estarán en precarias condiciones y 5 de cada 10 estarán en pobreza extrema. “Qué vamos a prevenir con esta situación, si volvemos a quedarnos en la casa, nos vamos a morir, pero de hambre, el Covid vino para quedarse y tenemos que aprender a sobrevivir con él”, dice Nohemy Soriano, un ama de casa residente en una colonia del Sur este sampedrano.

Panorama real

Hoy, el Covid-19 fue determinante para que las funerarias se volvieran una de las actividades económicas en auge, por la cantidad de fallecidos notificados en esta crisis sanitaria, donde la pérdida de unos, ha sido ganancia para otros. Y es que, desde el primero de septiembre, quienes requieran servicios de esta naturaleza tienen que desembolsar entre el 10 y el 15 por ciento más con relación al costo actual de los ataúdes. Esto implica que, si una caja mortuoria tenía un precio de 3,000 lempiras, hoy valdrá 3,450 lempiras (143.75U$). La razón: la materia prima para la elaboración de los ataúdes también ha sufrido un aumento en su costo. Un ataúd está constituido por 47 materias primas y muchas de ellas han sufrido alzas en su costo en las últimas semanas.

La tendencia registrada en el sector funerario es vender alrededor de 4,500 a 5,000 unidades al mes, no obstante, sumado a los decesos por sospecha de COVID-19, que fluctúan entre 1,200 y 1,300 se observa un aumento del 30 por ciento.

 “Es difícil continuar amortizando un alza al consumidor final”, precisan dirigentes de la Asociación Funeraria. Según administradores de otras empresas dedicadas a esa actividad, ante las muertes por COVID-19 la población en su mayoría solicita siempre los servicios fúnebres “económicos”. Para operar adecuadamente, el incremento debería ser del 30 por ciento, con relación el actual costo de cada unidad de ataúd.  “Es importante que la población comprenda que las funerarias son empresas privadas, que generan empleo y el gobierno no ha ayudado en nada en esta crisis”, lamentaron.

 La Asociación de Funerarias apunta que, en septiembre, el número de decesos provocados por la pandemia alcanza los 55 diarios. Además, a la fecha se registran 9,000 muertes a causa de la COVID-19, mientras en 2020 se reportaron más de 7,620 sepelios.  “En los primeros 14 días de este mes han fallecido 770 personas”, apunta la organización funeraria. El Sistema de Gestión de Riesgo (Sinager), por su parte, sólo dio cuenta de 468 muertes en similar período.

El alto precio de la exposición

Los números del Sinager no reflejaron mayores variaciones al reportar 107 mil 772 personas recuperadas, 353 mil 641 casos desde el inicio de la pandemia hace 18 meses y 9,370 decesos.

Según los datos oficiales, 1.291 hondureños están hospitalizados a causa de la Covid-19, de los cuales 692 se encuentran en condición estable, 516 graves y 83 en unidades de cuidados intensivos. 

El informe oficial añade: “para diagnosticar los nuevos casos de contagios con la mortal enfermedad, el Laboratorio Nacional de Virología procesó 2.937 pruebas, de las que 1.126 resultaron positivas para Covid. Esto representó una positividad de 38.34 por ciento”.

Hospital Leonardo Martinez

Hasta el momento, 4,5 millones de pobladores han sido vacunados, la mayoría con la primera dosis, según las autoridades sanitarias, que anunciaron la llegada de un nuevo lote de fármacos Pfizer, de las que el país ha recibido más de 1,2 millones, dio a conocer el ministro coordinador general de Gobierno, Carlos Madero.

Y tal como lo plasmó entre líneas el inmortal Gustavo Adolfo Bécquer: ¿Vuelve el polvo al polvo?; ¿Vuela el alma al cielo?; ¿Todo es sin espíritu, podredumbre y cieno? No sé; pero hay algo que explicar, no puedo; ¡algo que repugna, aunque es fuerza hacerlo, a dejar tan tristes, tan solos los muertos!

Así que, si el fallecimiento de algún ser querido le sobreviene en la actual crisis sanitaria, su tragedia y la de miles de hondureños seguirá cobrando matices socioeconómicos profundos y dramáticos que lo obligarán, de manera irreversible, como dijo el poeta Bécquer, “a dejar sólos a sus muertos” …eso, es algo que pudo haberse retardado, sin usted, hubiese aplicado… un poco de prevención.

Esta publicación se realiza con el apoyo del Fondo de Respuesta Rápida para América Latina y el Caribe organizado por Internews, Chicas Poderosas, Consejo de Redacción y Fundamedios. Los contenidos de los trabajos periodísticos que aquí se publican son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista de las organizaciones.

 4,782 total views,  2 views today

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.5 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here