Radio Progreso

La sangre de las mujeres está corriendo en todo el país, sus angustias corren como el viento en espacios públicos y privados, es un drama que llena las portadas de periódicos y hasta sirve de entretenimiento en sectores mediáticos, donde la violencia es uno de los negocios con alta rentabilidad.

El 85 por ciento de la población percibe que aumentó el asesinato de mujeres en el último año, así lo establece el reciente sondeo del ERIC, el mismo estudio indagó las razones de porqué están matando a las mujeres, encontrando que, el 32.9 por ciento considera que las matan por el machismo y por celos, pero más alarmante es que el 30 por ciento considera que las matan por culpa de ellas mismas, un 8.3 por ciento manifestó que a las mujeres las matan por la extorsión, y apenas el 7.6 por ciento manifestó que las matan por la ausencia del Estado.

La percepción puede ser un punto de partida para profundizar sobre el papel de la cultura patriarcal en la violencia contra las mujeres. Una raíz del patriarcado se expresa en visión del hombre como propietario de todo cuanto hay en la casa, una realidad que luego lo trasladan al espacio público. Los hombres ejerciendo un poder que nadie les ha otorgado.

Otra concreción del patriarcado se expresa en los funcionarios públicos. Con frecuencia hay denuncias contra funcionarios por acoso sexuales y laborales. En el pasado y presente abundan las denuncias de abusos de policías y militares contra las mujeres. Ricci Mabel y Keyla Martínez son apenas una muestra de la veta criminal del estado contra las mujeres. Esta veta criminal tuvo su clímax con la naco dictadura. Lo más perverso es que desde esa visión se construye las estrategias y políticas de combate a la violencia en general y especial contra las mujeres.

Otra cara del patriarcado se expresa en la cultura del narco, aquí los medios de comunicación también tienen una cuota de responsabilidad. En esta cultura la mujer es vista como prenda de adorno en la casa o el carro, o como trofeo para presumir ante los amigos. Una cultura que se refuerza con las narconovelas, narcocorridos que abundan en la radio y televisión. Una cultura que la encarnó el indómito que hoy descansa en Nueva York.

Este sondeo también deja una veta nueva sobre la violencia, es la participación de las mujeres en actividades económicas como la extorsión, un rubro liderado por las maras y pandillas y donde las mujeres poco a poco van apareciendo. Aunque estos puntos son apenas asomos en el análisis de esta pandemia, los compartimos sobre todo para que el Estado, mercado y sociedad nos pongamos a trabajar hasta erradicarla. En esta gran tarea, ojalá podamos capitalizar la oportunidad que se abrió con la llegada de la primera mujer a Casa presidencial, hay tiempo para abrir camino.

 270 total views,  6 views today

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here