Del teatro del silencio al parnaso

Elsa de Ramírez

Recientemente algunos miembros de la Junta Directiva del Consejo Hondureño Cultural Juan Ramón Molina (CHC-JRM) que dirige el presidente vitalicio, periodista e historiador Mario Hernán Ramírez, quien se hizo acompañar de las entusiastas colegas Vilma Castillo, Gloria Díaz, nuestro hijo Mario Fernando y quien suscribe, nos reunimos en el Congreso Nacional con el honorable señor diputado Pompilio Tejeda y su asistente  Verónica Roque.

El objetivo de nuestra visita fue solicitar el apoyo de la Comisión especial de arte y cultura que preside el mundialmente famoso compatriota Pilo Tejeda, junto al formidable equipo que le acompaña en esta comisión, entre quienes destacan: Oswaldo Ramos Soto, José Jesús Villanueva Maradiaga, Linda Francés Donaire Portillo, Welsy Milinea Vásquez López, Iveth Obdulia Matute Betancourth, Ashanty Morales, Mauricio Villeda Bermúdez y Ángel Darío Banegas, auténticos propulsores de la cultura nacional.

Razón por la cual estamos buscando la cooperación de esta honorable cámara legislativa a través de su presidente, en el sentido que nos ayuden, en primer lugar a la edición del libro “Del teatro del silencio al parnaso”, antología dedicada al poeta hondureño Juan Ramón Molina, cuyo autor  es el escritor nacional Francisco Ramírez quien giró convocatoria a todos los escritores del mundo para que conocieran y a la vez escribieran sobre el bardo Molina. El escritor Ramírez se dio a la tarea de escanear página por página el portentoso libro “Obra y vida de Juan Ramón Molina”,  totalmente desconocido universalmente.

De esa forma nos contactamos con la Organización Mundial de Poetas, Escritores  y Artistas y el liceo Poético de Benidorm en España, quienes por su digno medio extendieron la invitación a nivel mundial, para que participaran en la maravillosa obra antológica de la cual estamos hablando, donde insertamos lo más bello que ha llegado desde las más lejanas regiones de este círculo globalizado, que nos encierra a todos los que queremos y soñamos en un mundo mejor, enmarcado precisamente dentro de las aristas de la cultura, la educación, la ciencia y todo aquello que hace superior al hombre y a la mujer que lo practica.

O sea, que la obra de Juan Ramón Molina, definitivamente no se perdió, lejos de eso, cien años después alcanza nuevos bríos y los talentos universales de la actualidad, se han asombrado, de tal manera que ninguno de los consultados ha vacilado ni un momento en contribuir con entusiasmo y elevado fulgor cultural,  con su aporte, a esto que creemos se convertirá en algo portentoso, ya que en sus páginas el lector encontrará el pensamiento colosal y sublime, de lo más granado de los hombres y mujeres que hacen literatura a través del planeta.

Recibimos más de 160 colaboraciones entre poemas, pinturas, caricaturas, prosa, sonetos, acrósticos, etc., de Chile, Uruguay, Paraguay, Perú, Bolivia, Puerto Rico, España, Alemania, Hungría, Estados Unidos, Canadá, Italia, Argentina, México, Cuba, República Dominicana, Honduras, Portugal, Ecuador, Panamá, Guatemala, El Salvador, Venezuela, Colombia, Brasil y Costa Rica.

Gracias a todos los participantes en este manjar literario donde el nombre y la obra del porta lira hondureño Juan Ramón Molina resplandece en el contexto internacional. Molina es admirado y le rinden un maravilloso tributo que lo levanta del teatro del silencio y lo eleva al parnaso de la gloria.

Hoy más que nunca como hondureños que somos debemos sentirnos orgullosos de esta obra que enaltecerá a nuestra patria y que surcó el atlántico, pero todavía no es conocida aquí, es por ello que solicitamos la colaboración del Congreso nacional para su edición.

Muy pronto comenzaremos a ver los frutos de esta importantísima entrevista ya que las solicitudes que formulamos al Congreso Nacional están exactamente dentro de  los parámetros de su realización, posiblemente y con la ayuda de Dios a partir del 2020.

También solicitamos  la creación del Premio Legislativo Juan Ramón Molina que se otorgaría cada 17 de abril, fecha de su nacimiento y el cual vendría dotado de un pergamino, estatuilla en bronce o mármol y una dotación mínima de cincuenta mil lempiras, para el molinense del año.

De igual manera pensamos que si el gobierno actual emite un nuevo billete bancario por valor de mil lempiras, proponemos desde ya, la vera imagen de Molina para inmortalizarlo, tal como lo acaba de hacer Colombia con su Gabriel García Márquez, emitiendo un billete de 10mil pesos; asimismo, como no contamos con fondos para realizar un mejor trabajo, rogamos a ese augusto poder del estado nos ayude con la adquisición de la Personería Jurídica, para trabajar de mejor manera a nivel nacional e internacional.

Gracias honorable diputado don Pilo Tejeda por el apoteósico recibimiento con que nos honró a Vilma Castillo, Gloria Díaz, Mario Fernando Ramírez, Mario Hernán Ramírez y quien suscribe. Agradecidos hasta el infinito.

366 total views, 9 views today

One Response to Del teatro del silencio al parnaso

  1. Vilma Castillo dice:

    Infinitas gracias al presidente vitalicio, periodista e historiador Mario Hernán Ramírez, por la deferencia en esta cita. Esperamos que el presidente de la Comisión de Cultura CN, congresista, Pilo Tejeda, eleve al pleno los proyectos del Consejo Hondureño Cultural Juan Ramón Molina. Fiel molinense, Vilcast

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *