Elsa de Ramírez

A mediados del 2019 tuve el grato honor de participar junto al General de Aviación® don Walter López Reyes (Q.D.D.G.) en la diagramación y revisión de su última obra “Alas Doradas en la Historia-Relato de un Piloto Aviador Militar” donde describe el 50 Aniversario del conflicto bélico con la República de El Salvador; los primeros pilotos aviadores militares; la Alma Máter-Escuela de Aviación Militar “Capitán Roberto Raúl Barahona”; la plana mayor, etc.

El libro también contiene gráficas de los – F4U – corsarios para repeler la agresión; información sobre la doctrina aérea; la etapa de entrenamiento para pilotos de caza; las misiones especiales del conflicto 1969, el bautizo de fuego; Mercenarios en la Fuerza Aérea de El Salvador; Misión ataque Cutuco-La Unión – El Salvador; Misión Acajutla – El Salvador; relato del coronel Oscar Colindres; El conflicto con Nicaragua en 1957 – ¿historia olvidada?, etc.… Es así que “ALAS DORADAS EN LA HISTORIA” se convirtió en una de las más codiciadas obras con que se enriquece la bibliografía nacional, porque en sus páginas se encuentran relevantes sucesos que se mencionan líneas arriba.

En el mismo el General López Reyes acerca de su situación de retiro dijo: “…estoy satisfecho y orgulloso de haber cumplido con este deber, y siempre me considero un Piloto Aviador. Ingresé a la Fuerza Aérea Hondureña (FAH) y ahí moldearon mi carácter, me inculcaron la disciplina e hice lo que me ordenaron realizar, todo enmarcado en las leyes y reglamentos militares. Pero el orgullo que siento, radica en que supe cumplir con los valores y principios que me enseñaron: la integridad, la honestidad, el respeto y los deseos de cumplir con eficiencia y efectividad las misiones y trabajos que me asignaran”.

A manera de reflexión expresó: “…decidí abrazar la aviación militar y cumplir con el privilegio de servirle a mi país surcando su cielo…” 

Y deja un mensaje a los jóvenes que pretenden ingresar a la FAH “…les digo que cuando ingresas debes dejar atrás lo que eras, para convertirte en lo que has anhelado, un Piloto Aviador Militar; ahora le perteneces a la Patria, tu deber es servirle a tu pueblo. Ese es el espíritu que ha permanecido en cada uno de los que pertenecimos a la Fuerza Aérea Hondureña, nunca podremos dejar que se inviertan los valores y principios aprendidos. El resto de nuestras vidas, continuaremos recordando esa excelente formación recibida. Ese privilegio de haberle servido a la Patria, es parte de mi vida y con ese privilegio, habré de morir, considerándome siempre un Piloto Aviador Militar de la Fuerza Aérea Hondureña.”

Continúa el General Walter López Reyes aconsejando a los de primer ingreso en la FAH “…Algunos querrán que abandones esos esfuerzos, seguramente aquellos acostumbrados a vivir de manera indecorosa; pero no te detengas, sigue adelante con convicción, adelante. Algunos sentirán lástima y se burlen de ti si tropiezas, pero muchos otros te mostrarán respeto por tu tenacidad. No abandones ese sueño, pensar en una Honduras grande, respetada y con prosperidad, es un anhelo y un deber ciudadano mantenerlo vivo. Así lo soñaron y lo anhelaron los Fundadores de la Patria. Recuerden: La Constitución de la República y La Santa Biblia; la primera como Ley Fundamental del Estado, indica la senda de la democracia, la libertad, desarrollo material, político y cultural; y la Biblia como guía espiritual, enriquece el espíritu, fortalece el alma y trasciende en el tiempo.”

Algunos de sus pensamientos “…Los Pilotos de Combate, son una especie humana con cualidades y habilidades especiales, abandonan todas las comodidades materiales, para elevarse al cielo y purificar su alma y su mente, y únicamente retornan a tierra, una vez finalizada la misión encomendada. El cielo está reservado para ellos”.   

“Todo lo que se me enseñó y aprendí acerca del combate aéreo, me indicó, que aquel Piloto que es agresivo y seguro de sí mismo, es el Piloto que alcanzará con éxito su objetivo y que saldrá triunfante de sus misiones aéreas”.

Y que “…cuando se ha alcanzado un objetivo con esfuerzo, dedicación, esmero, con disciplina y honestidad, no hay edad ni barreras que nos detengan. Soñar en grande por un país respetado y en constante desarrollo, es un deber ciudadano y nada puede impedir continuar en esa dirección…”

Ha muerto un General que marcó historia, un héroe, un icono de la aviación militar, un hondureño ejemplar que llenó su vida con los laureles de la gloria, apasionadamente enamorado de los méritos y virtudes que engalanaron la transparencia de su trayectoria a su paso por la vida 

Sentimos que nuestra Honduras pesa menos porque ha perdido a uno de sus hombres más connotados, que deja un rastro de irrepetibles hazañas en el quehacer bienhechor de la humanidad.

Ha fallecido un héroe para inmortalizar su nombre y el cielo se ilumina con cinco estrellas más.

 ¡General Walter López Reyes, a sus órdenes!

 1,546 total views

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here