Por: SEGISFREDO INFANTE

            José Cecilio Díaz del Valle, más conocido como “Don José del Valle”, fue un enciclopedista a tiempo completo. Dentro de sus variadas inclinaciones intelectuales expresaba que la economía política era su ciencia preferida. Esto indujo a colocarlo como el primer estadista civil de América Central, entre 1812 y 1834, y uno de los tres o cinco  pensadores más emblemáticos del continente americano. Entre los aludidos el suramericano Andrés Bello y el estadounidense Thomas Jefferson.

            Del Valle presentó una conferencia-ensayo nueve años antes de la “Independencia” (en septiembre de 1812), en el seno de la Sociedad Económica de Amigos del País, en donde expuso magistralmente, por primera vez en nuestra Historia, la necesidad de crear una especie de élite de economistas para regir los destinos de la futura República. Repito: Nueve años antes de la “Independencia”. Tal conferencia la reprodujo en el segundo número del periódico “El Amigo de la Patria”, de octubre de 1820, folio once, en el contexto brumoso de las discusiones independentistas. Su principal rival teórico era, por aquel entonces, don Pedro Molina, quien paradójicamente representaba, en forma indirecta, los intereses económicos de la poderosa familia criolla de los Aycinena. Familia que también estaba interesada en concretar la “Independencia” (“poseo” información valiosa al respecto) para desmarcarse de las exclusiones políticas de la Corona de España.

            Una vez dictada y redactada el Acta o “Jura de la Independencia” el 15 de septiembre de 1821, en cuyo contenido participaron todos aquellos hombres ilustrados que se habían reunido para pactar el acontecimiento en el Palacio del Ayuntamiento de Guatemala (también podría ser el “Palacio de los Capitanes Generales”), se organizó la primera “Junta Consultiva” para auscultar los ánimos de los diputados provinciales y para aconsejar al nuevo gobierno independiente. Don José del Valle fue nombrado como uno de los integrantes principales de aquella primera Junta Consultiva. El proyecto se vino a pique por la anexión apresurada al nuevo gobierno de México dirigido por don Agustín de Iturbide, quien terminó conduciendo, por extrañas razones y sinrazones, a don José del Valle hacia las cárceles de aquella lejana época. Tal anexión había sido patrocinada por los dirigentes de la familia Aycinena y por otros próceres como Juan Lindo. Posteriormente, como canciller mexicano y más tarde nuevamente diputado, don José del Valle trabajó por la desanexión de México, a fin de regresar a Guatemala a organizar la primera Federación de la República del Centro de América, a partir de 1823, en donde fue el principal artífice dentro de los dos triunviratos organizadores de aquel magno proyecto ístmico.  

            No me saco estos datos de la manga de la camisa. He estudiado la vida y la obra de don José del Valle casi toda mi vida. Dos de mis primeros artículos “vallistas” (un poco flojos dicho sea de paso) fueron publicados, cuando yo era muy joven, en el ya desaparecido diario “El Cronista” de Tegucigalpa, a comienzos de la década del ochenta del siglo próximo pasado. De tal suerte que si alguien recopilara todos mis artículos, conferencias y ensayos sobre don José del Valle, se podría organizar un grueso volumen, con textos de diferente calidad, pues la madurez intelectual suele llegar demasiado tarde, según una expresión filosófica desencantada pero realista del viejo Hegel. (Parejamente realizamos, en fechas recientes, varios programas de televisión en “Economía y Cultura”).

            Es probable que Valle haya puntualizado algunos aportes directos e indirectos para la elaboración de la primera Constitución Federal del 22 de noviembre de 1824, al margen de sus posibles dudas sobre la pertinencia de un Estado central o, por el contrario, de un Estado federado. De hecho el primer Estado Federal había comenzado a funcionar, con todas las limitaciones del mundo, bajo la supervisión y el trabajo directo del señor Valle, al grado que gana limpiamente las elecciones como primer presidente de la República Federal de América Central. Todo mundo sabe que tales elecciones le fueron robadas, al gran intelectual, por la familia “conservadora” Aycinena de Guatemala, y por los “liberales” de El Salvador, a fin de colocar en la presidencia al general Manuel José de Arce y Fagoaga, quien había quedado en un triste tercer lugar en los comicios electorales.

            Valle presenta un segundo documento fundacional republicano, “Memoria de la Educación”, el 21 de junio de 1829. Se trata de la segunda propuesta histórica respecto de cómo debería ser la educación americana. Creo que también está publicado en uno de sus periódicos. Así que resulta desconcertante la mezquindad de aquellos que continúan negando, minimizando o soterrando los aportes intelectuales y los trabajos concretos de José del Valle en el proceso de creación directa, personal, de la República Federal de América Central, en un contexto histórico que va de 1812 á 1834, fecha en que el gran enciclopedista hondureño fallece. Sin embargo, aunque hoy por hoy se oculten sus grandes aportes, tarde o temprano las cosas saldrán a la luz esplendentemente.

            Tegucigalpa, MDC, 17 de noviembre del año 2019. (Publicado en el diario “La Tribuna” de Tegucigalpa, el jueves 21 de noviembre de 2019, Pág. Cinco). (Nota: Varios de estos artículos se han reproducido en el periódico digital “En Alta Voz”).

 718 total views,  1 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here