Las mujeres son lo más lindo del mundo: estrangulador femicida - Diario En Alta Voz – noticias de Honduras, últimas noticias de Honduras

Las mujeres son lo más lindo del mundo: estrangulador femicida

*Empezamos a discutir y la agarré del pelo, la metí para adentro. Me enojé mucho y la agredí*

 

Me dijeron que me enviarían a hacerme un examen psiquiátrico; yo no estoy loco, soy inocente y esto se va a dar conocer en el país más adelante. Una cosa lleva otra y de allí se agarra La Policía para acusarme.  Se dice que a mí me formaron un cuadro de un tipo psicópata que me encanta matar y que soy una persona fría, que no tengo sentimientos, que padezco de un desequilibrio mental y que soy culpable de la muerte de esas mujeres y que quizá haya matado a algunos hombres.

Apretujar cuellos parecería ser una de sus obsesiones: Lenny Eduardo Zúniga Valderramos es el hombre del relato, acusado de la muerte de tres mujeres: Chelsea Dayana Velásquez Orellana, hecho ocurrido el primero de junio del año 2017 y hallada siete días después en el interior de un barril en la colonia Monte Fresco de la ciudad, y Daysi Lili Leiva Sánchez, quien fue asesinada el nueve de noviembre de 2018, en La Lima y por el asesinato en perjuicio de Sandra Janeth Peraza Aldana, hecho ocurrido el 13 de noviembre del 2018 en un hotel de San Pedro Sula, Cortés, una ciudad que registra la muerte violenta de 735 mujeres en un periodo de cinco años, y los reportes de delitos sexuales, cifras de violencia doméstica e intrafamiliar y delincuencia común siguen siendo los más altos, según el Sistema Estadístico Policial Sepol.

Lenny, es un hombre de 33 años, originario de Tegucigalpa quien creció separado de su madre, residente en Estados Unidos pero que ha mantenido desde pequeño una buena relación y comunicación con su progenitora, de la que tiene todo el apoyo al haberle proporcionado un defensor privado tras haber sido detenido el 15 de noviembre del presente año ante una orden de captura pendiente emitida el 31 de mayo del 2018 por no cumplir la sentencia decretada por el Juzgado Especial Contra la Violencia Doméstica luego de una denuncia interpuesta en 2015 por su expareja María Elizabeth Quintanilla Valeriano, con quien procreó dos hijos.   

En la audiencia de declaración de imputado, el Juzgado de Letras de lo Penal de la Sección Judicial de San Pedro Sula resolvió imponer la medida cautelar distinta a la detención judicial por suponerlo responsable del delito de desobediencia, debiendo presentarse una vez al mes ante la Secretaría del Juzgado previo al Registro Biométrico y se pone en libertad pero los agentes de la Dirección Policial de Investigaciones tenían listo un requerimiento fiscal en el que se le acusa de dos delitos de femicidio y uno de asesinato. De acuerdo con los expedientes: 1983-17,14-2018 y 1401-2018, la causa de muerte de las tres mujeres es asfixia por estrangulación, siendo el principal sospechoso Lenny Eduardo Zúniga Valderramos.

La fiscalía informó sobre los alcances de la acusación y ante la naturaleza de los delitos, la gravedad de la pena y la imposibilidad de otorgar medidas cautelares distintas a la detención judicial, el Juez de Turno lo remite a la Penitenciaría Nacional de Támara, municipio del Distrito Central y se establece la audiencia inicial para el jueves 22 de noviembre del presente año.

El día de la audiencia inicial, Lenny ingresó sintiéndose liviano, puro, inocente y fuera de sospecha, según su percepción; con una expectante serenidad, divertida sonrisa como alguien que tiene antecedentes enfermizos y prolíficos. Caminó haciendo gestos burlescos ante la mirada de los presentes que yacían en la entrada de la Sala B del Juzgado de Letras de lo Penal de la Sección Judicial de San Pedro Sula en la que le decretó auto de formal procesamiento con la medida cautelar de la prisión preventiva.

Lenny Eduardo ha encarado el asunto ante Expediente Publico: Entiendo lo que están pasando los familiares de las personas fallecidas porque yo soy padre, soy hijo y soy humano y no soy ese monstruo que dicen; me quieren ver así porque no me ven llorando, obviamente así soy yo, este es mi carácter e incluso me dijeron que me iban a mandar a hacer exámenes psiquiátricos.  No estoy loco, soy una persona sana y que no consumo drogas, dijo al momento de salir del Poder Judicial.

La mujer es lo más bonito que Dios hizo, soy padre de una hija e incapaz de hacer eso. Pegarle un tiro a un apersona es feo y peor ha de ser verla cuando está se está muriendo, eso sí es de un apersona que está loca. Para serle honesto en el caso de Chelsea sí me dolió cuando supe su muerte.  Si yo hubiese tenido la posibilidad de tener información del que hizo la amenaza contra de ella yo hubiera actuado y allí si estuviera preso porque es algo que sí hubiese hecho.

En cuanto a Daysi me da pesar pero no se compara con el dolor que me causó la muerte de Chelsea, a quien yo amaba. Daysi era una mujer trabajadora y honesta, lastimosamente tenía su pasado negro que quizá eso le produjo la muerte. Y en el caso de la trabajadora sexual yo no tendría nada que ver; no puedo reprocharle nada a nadie porque no soy perfecto pero la gente que empieza mal termina mal. Ella tenía un montón de clientes y deduzco que si era una trabajadora sexual desde allí viene su muerte.

Me siento humillado, uno sabiendo que no ha hecho nada y estar en esa situación. La verdad que yo entiendo a las familias de las mujeres afectadas, casualmente de la misma manera mueren todas pero también tienen que analizar bien eso.

En palabras de los agentes encargados del caso, el imputado solo ocupa un poquito de cólera para que mate a una mujer. Cuando comienza las relaciones con las mujeres es cariñoso, dulce y tierno, después las golpea. Es obsesivo. Familiares de la primera víctima expresan que a Chelsea no la dejaba tener amigos, voltear a ver a otro hombre, le decía como vestirse y le prohibía usar celular; contestaba las llamadas en lugar de ella y si un hombre llamaba empezaban las discusiones. Al momento de la detención llamó inmediatamente a su madre que está en Los Estados Unidos y brevemente le dijo que estaba detenido y que ocupaba dinero para un abogado y ella le respondió que no era necesario contactarlo porque ella ya lo había contratado. “Cuándo vienen a Honduras a verme mami”, dijo antes de colgar la llamada.

Zúniga Valderramos no trabaja y no tiene un lugar fijo donde vivir, un tiempo permanece en la colonia Montefresco y otros días en La Satélite, vive sin rumbo y destino. Durante el primero interrogo expresó que los agentes tienen problemas personales con él y que por esos motivos lo acusan. Hizo la declaración riéndose y hablando cosas sin sentido: “ustedes me odian. Me vale lo que digan, me da lo mismo”, le expresó a los oficiales.

Mientras que en la segunda declaración con otro investigador confesó que mató a Sandra Janeth Peraza Aldana, hallada en el interior de un hotel de la ciudad porque ella había robado cinco mil Lempiras. Cuando la estaba asfixiando dijo que la mujer le suplicó que no lo hiciera porque tenía cinco hijos. “A mí qué me importa, también yo tengo hijos”, expresó y la apretó más fuerte del cuello hasta que la mató y por último empuñó su mano y la golpeó en la boca, como satisfaciendo su crueldad ante los suplicios.

 

La investigación

Cuando supimos que ese hombre había participado en otro crimen empezamos a investigarlo más porque ya teníamos un expediente en contra de él y verificamos en el sistema nuestro que presentaba una orden de captura pendiente por desobediencia. Revisamos su perfil en Facebook y allí tiene varias fotografías con la mujer asesinada en La Lima y una fotografía que lo relaciona con otra la víctima de la cual no había sospechoso. Salimos a tomar las pericias en el hotel lugar del hecho para verificar y constatar que era él, mostrando imágenes a las personas del hotel quienes confirmaron que se trataba de él. Hemos trabajado bastante estos días, noches completas para tener las pruebas antes de que lo dejaran en libertad porque había sido detenido por desobediencia.

En la audiencia inicial llevada a cabo el jueves 22 de noviembre de 2018, hubo ocho testigos protegidos que fueron llevados en silla de ruedas, cubiertos con túnicas negras, además de evidencias que lo vinculan, por ejemplo en las cámaras del 911 se ve caminando con ella e ingresan al hotel y después sale relajado y sin nervios.  Y en la habitación numero dos hallaron preservativos usados y uñas. Todas esas pruebas se harán pruebas ante Medicina Forense. Con la segunda víctima, él dejó sus documentos personales en la casa de ella y respecto a la primera él sale en una fotografía en su cuenta de Facebook donde aparece al fondo un barril con las mismas características al barril en el que fue hallada en su interior Chelsea Dayana Velásquez Orellana, hecho ocurrido el primero de junio del año 2017 en la colonia Montefresco de esta ciudad. Además que él no tenía por qué salir del país porque estaba en un proceso de investigación y se fue hacia Estados Unidos y México donde fue deportado de ambos países.  A su vez, le dijo a la madre de la primera víctima que él había matado a dos personas en Estados Unidos y tenía bajo amenazas a los familiares si decidían hablar.

Después que las mata, no tiene miedo. Es un hombre frío al grado que matar para él se ha vuelto algo normal. La mujer con la que procreó dos hijos pudo haber sido otra víctima de no haberlo denunciado por violencia doméstica en 2015. Él no pertenece a ninguna banda criminal, sabemos que comete los crímenes solo. Estamos logrando conseguir todas las pruebas hasta llegar al final del proceso. Los familiares de las víctimas piden justicia. La defensa del imputado no ha presentado muchas pruebas que lo aventajen y según las leyes de reclusión, de comprobarse los delitos: dos femicidios y un asesinato estaría recibiendo una condena de unos 90 años o cárcel de por vida.

 

Se niega

Sobre la muerte de Chelsea, se dice que yo tenía una relación de dos meses con ella, y yo estuve aproximadamente en una relación con ella de ocho a nueve meses. Es la mujer que yo he amado en toda mi vida, ni a la mamá de mis hijos he amado tanto como a ella, (Chelsea), cuando supe de la muerte de ella, yo sentía como que estaba quedando loco. Cuando comencé a salir con ella, yo estaba aún con la madre de mis hijos: María Elizabeth Quintanilla Valeriano, nosotros ya teníamos un mutuo acuerdo que nos íbamos a separar porque en ese entonces no podíamos hacerlo porque ella no estaba trabajando y yo no estaba capacitado para pagar renta aquí y allá, demasiado gasto, entonces hablamos con un acuerdo mutuo, vos vas a buscar trabajo y yo voy a pagar alguien que cuide los niños y cuando vos te sientas solvente cada quien paga su renta y vamos a mantener los hijos entre los dos, obviamente yo iba a pagar más porque agarraba más dinero…Tenia mis ahorritos y mi mamá que vive en los Estado Unidos siempre me ha apoyado.

Cuando desaparece Chelsea, tenía la esperanza de que la iban a encontrar con vida pero después los tíos de ella me hacían preguntas a mi como, Lenny no será que Chelsea quería estar con otra persona y se fue sin decirle nada para que usted no se sienta mal, entonces eso me dio a entender a mí que ella sí podría estar muerta porque yo me puse a analizar la situación porque yo sabía que ella no podría estar con otra personas porque ella me amaba a mí. Ella no usaba celular, anteriormente se lo habían robado, cuando se metió conmigo dijo que el teléfono traía mucho problema y ella para evitar eso, como ella me quería mucho entonces ambos quedamos en que cuando ella quería hacer una llamada me decía a mí que le prestara el teléfono. Unas semanas antes de que ella desapareciera, el exmarido le envió un mensaje al celular de la mamá diciendo: dígale a Chelsea que si yo me llego a dar cuenta que ella tiene otro marido la voy a matar junto con el hijo de p…con quién esté. Al tipo lo citaron, pero no cayó. Eso ahora no lo dicen en la audiencia. La mamá de ella dijo en la audiencia que yo la trataba a ella como a una princesa: “él se miraba que era bien amoroso con ella”. Y después de que yo era tan amoroso con ella ahora soy malo. Sí, soy romántico y apasionado. A Chelsea nunca le fui infiel y le exigí eso a ella también.

En cuanto a Daysi, no puedo decir que la amaba, pero era un excelente persona y muy trabajadora, con ella solo estuve un mes y medio. Yo vivía en La Lima, a tres o cuatro cuadras del apartamento donde ella vivía. La conocí tomando cervezas en el negocio donde ella trabajaba. Antes de meterse conmigo le gustaba andar parrandeando y dejó eso y desde el primer día que dormimos juntos no hubo un día en que durmiéramos separados. Habíamos llegado a un mutuo acuerdo. ella sabía que a mí me gustaba tomar y me había dicho, “cuando vayas a tomar lo harás en la casa y solo en el negocio donde yo trabajo”, dijo, eso porque quería estarme viendo porque antes de empezar una relación con ella le dije que iba a tomar a otro lado donde Manda, hay muchas mujeres y entonces ella se había metido al rollo que yo tenía algo que ver con alguna mujer de allí, prácticamente yo tenía prohibido ir allí. Ese día sí discutimos, pero no era yo el que la estaba celando, sino que ella a mí. Ese día yo no tenía mucho dinero y unos amigos me invitaron a tomar donde Manda, estando allí ella me llamó y le dije que había ido a dejar al padre de un amigo al punto del colectivo y casualmente iba llegando yo, ella también, a medida de eso que me descubre fue que empezó el problema. Los testigos que llegaron a la audiencia, testigos que no sé quiénes son. Ellos dicen que yo la saqué a la fuerza y que estábamos discutiendo. Ella llegó tomada al apartamento, era muy malcriada y empezamos a discutir aunque más tarde el problema se arregló. Se supone que a ella la matan un sábado. El viernes yo fui a traer a mi hijo y me quedé con el niño en el apartamento de Daysi y en la mañana yo me fui a dejar a mi hijo de nueve años donde la madre de él. Cuando me entero de la muerte de ella, llamé a su hija y ella responde acusándome de qué le hice a su mamá; no le hice nada mi amor, yo me voy a entregar, le dije.

Dentro de cinco días yo me iba a mudar donde ella, pero me dijo que había una vecina muy chambrosa y que para evitar problemas se iría a vivir a mi apartamento. Cuando me di cuenta de que me estaban echando la culpa, me preocupé en el momento, aunque me imaginé que me echarían la culpa por ser pareja de ella. Es obvio el primer sospechoso será su pareja incluso hasta expareja entra en un grado de sospecha. Daysi estuvo casada con un sicario. Es viuda. Ella me contó que el marido participó en una masacre que ocurrió en el aeropuerto. Entonces no sé qué tan cierto será. A Daysi le mataron a su hijo que andaban tatuado, era miembro de una banda o mara y mató a varias personas. Entonces un montón de personas andaban detrás de ella. Con todo esto que ha pasado yo solo quería irme para La Mosquitia a renovarme y desestresarme.

 

Hasta ahora me doy cuenta de que yo mantenía una relación con la tercera víctima y que hay una conversación por Whastapp pero eso es mentira. La fiscal en la audiencia pidió que llevaran mi teléfono y me imagino que si yo tenía una comunicación con ella la conversación tiene que estar en el celular de ella. Ese día yo anduve en el centro porque me había contactado con alguien. No tenía donde quedarme y estaba en la calle. Incluso una semana antes que pasara lo de Daysi yo había perdido mi cédula. Yo no conocí esa mujer trabajadora sexual, nunca la vi y nunca estuve con ella.

 

Violencia doméstica- En ese entonces solo teníamos un hijo. La madre de mi hijo, María Elizabeth Quintanilla Valeriano me prestaba el niño, estábamos separados hacía siete meses, pero siempre nos mirábamos. Un domingo ella vino de trabajar y llegó a mi casa e hizo tortillas de harina y cuando ella se iba de nuevo a su casa, el niño se quería quedar conmigo y empezó a llorar y ella no quiso acceder a dejarlo y dijo que ella era quien mandaba. Sabes, yo no te estoy preguntando, el niño se va a quedar aquí y mañana te lo llevo, le dije. Empezamos a discutir y la agarré del pelo, la metí para adentro. Me enojé mucho y la agredí. Los vecinos llamaron a la policía y me llevaron detenido. Me sentí mal cuando se me bajó la cólera porque el niño vio que me llevaron enchachado y me sentí mal, además que yo nunca he estado de acuerdo que un hombre le pegue a una mujer y lo que pasa cuando uno se molesta, hace y dice cosas que no son correctas. Salí con una orden de restricción, pero cuando salimos de los juzgados, teníamos una hora de haber salido y ya estábamos teniendo relaciones sexuales y luego arreglamos las cosas y así quedó embarazada de una niña. Ahora la madre de mis hijos ya debe estar en España este momento porque teme por su vida y que los familiares de las fallecidas quieran hacer algo en contra de mis hijos.

 

Informe final

Primero: Chelsea Dayan Velásquez Orellana de 19 años, operaria de maquila y originaria de San Pedro Sula Cortés. Lugar del levantamiento colonia Monte Fresco Oeste, 30 calle y 15 avenida, San Pedro Sula. El siete de junio del 2017 a las 16:30 de la tarde, encontrándose el cadáver en el interior de un barril cerrado con cinta transparente a la orilla de la calle en un solar baldío, consta el levantamiento 803-17, estando el referido desconocido y putrefacta en donde el médico forense de turno establece la causa de muerte asfixia por estrangulación.

La versión que dan los familiares, la pareja tenía dos meses de relación y ambos eran compañeros de trabajo; primeramente vivían en la casa de la madre y hacía como cuatro días que se habían mudado a la casa de él en la colonia La Satélite pero a salir del trabajo de la Gara San José tenia de costumbre pasar por la casa de su madre y al llegar a eso de las 4:50 de la tarde su madre le reclamó porque vivía de arrimada en la casa del tío de Lenny Zúniga y éste se molestó y se fue de la casa junto con Chelsea en un bus para la colonia Satélite. Desde ese momento nadie supo más de ellos hasta el viernes 02 de junio de 2017, a eso de las 10:00 de la mañana, Lenny Zúniga llamó al celular de la madre diciendo que no sabía nada de la joven Chelsea, aunque los dos se habían ido juntos. Al momento en que le preguntaban sobre ella solo respondía que no sabía nada de ella. Los familiares siguieron la búsqueda y el día sábado testigos protegidos manifestaron lo siguiente: el viernes 02 de junio de 2017 el señor Lenny Zúniga llamó a los familiares de la víctima diciendo que ella había desaparecido desde las seis de la tarde el jueves 01 de junio de 2017, y que no sabía nada de ella.  Fue en ese momento en que empezamos a buscarla. El sábado tres de junio a eso de las dos de la tarde aproximadamente me fui a la casa del Lenny Eduardo Zuniga, en compañía de otras personas que no puedo decir los nombres, al llegar a la casa yo sentí un olor como a carne podrida, relata testigo protegido.

La busqué en toda la casa e incluso debajo de las camas, muebles y de un cuarto que estaba al lado de la cocina. Y en el cuarto de ella había un desorden y las gavetas del ropero abiertas. Observé uno de los cuartos un barril de cartón color café con orillas de metal que estaba tapiado, encima había un montón de ropa. No pude hurgar el barril porque me dio mucho miedo y me fui de la casa de Lenny, fue hasta el miércoles siete de junio que vi en las noticias que pasaban una persona muerte en el interior de un barril, fue cuando me acordé del barril que vi en la casa de él y más tarde me confirman que se trataba de Chelsea.

 

Segundo: Mientras la investigación con la muerte de Daysi Lili Leiva Sánchez, mesera y residente en la colonia Guadalupe de La Lima, Cortés, gira en relación a que ella y Lenny Eduardo Zuniga Valderramos tenían un romance hace un mes. En las investigaciones realizadas por la Dpi se logró tomar declaraciones al testigo protegido n14-18, quien manifiesta lo siguiente: el viernes 09 de noviembre a las ocho de la noche yo me encontraba en los bar conocidos como Los Amigos de Toto en compañía de unos amigos en ese momento observé a Daysi a quien conozco hace más de cuatro años quien estaba en compañía de su pareja Lenny a quien tengo de conocer aproximadamente dos meses. Me percaté que entre ellos había una discusión pero por el volumen de la música que tenia el bar no escuchaba lo que exactamente discutían y fue que de repente que Lenny se paró y la sacó a empujones del interior del bar y ella gritó en tres ocasiones el nombre de una muchacha que estaba atendiendo en el bar como pidiendo auxilio pero nadie le puso atención porque decían que eran problemas de pareja igual yo no me metí en la discusión y él se la llevó en dirección de la casa de Daysi y de allí no supe más de ella hasta el día siguiente como a eso de las 10:00 de la mañana cuando me dirigía a comprar un refresco y un churro a una pulpería y cuando iba pasando frente al apartamento de ella, observé que ellos estaban discutiendo en la puerta de la casa y pude observar que Lenny la metió a empujones y le decía que ese día no iría a trabajar y de allí no supe más de ella.

Los empleados del Barrio Amigos de Toto al ver que Daysi Lili no llego a trabajar preguntan a uno de sus hijos pero no obtuvieron una respuesta concreta. Los hijos fueron en busca de su madre al apartamento que estaba cerrado con candado por fuera y logran abrirlo, así ingresan y en el interior estaba el cuerpo inerte de su madre con una cobija alrededor de su cuello.

Tercero: Víctima Sandra Yanet Peraza Aldama de 40 años, soltera, ama de casa y trabajadora sexual, residente en Lomas del Carmen y originaria de Quimistán Santa Bárbara. El 13 de noviembre de 2018, a eso de la 13:30 de la tarde, un hombre llegó a la recepción del Hotel Marina ubicado en la 3 Calle 5 y 6 avenida del barrio El Centro de San Pedro Sula, preguntó por el precio de la habitación y dijo que regresaría porque iba por la maleta. Al regresar como a eso de las 4:00 de la tarde se registró como Lenny Eduardo Zuniga Valderramos y le asignan la habitación número dos y así se instaló.  A las 3: 00 de la mañana salió de nuevo y le dijo al guardia que iría a traer a su novia y a las 5:00 de la mañana regresó acompañado de una mujer y la metió a la habitación.

El 14 de noviembre, a las 11:00 de la mañana, Lenny Eduardo Zuniga Valderramos, dejó sobre el mostrador de la recepción del hotel la llave y los controles del aire acondicionado y el televisor. Y cuando el personal de aseo procedió a la limpieza encuentran el cuerpo de una mujer tirado en el piso.

168 total views, 3 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *