Funcionarios del Banco Central de Honduras (BCH) encendieron las alertas, luego que proyecciones económicas apuntan de que al final del año, el déficit en la cuenta corriente o la relación de ingresos y egresos del país, rondará los mil millones de dólares.

La disminución estaría relacionada con la menor entrada de divisas por exportaciones de café, una baja en los flujos de remesas familiares y los precios altos de los productos refinados del petróleo.

La merma se analiza al concluir este mes cuando se aceleró el deslizamiento del lempira frente al dólar debido al fortalecimiento de la divisa estadounidense y las devaluaciones de las monedas de los principales socios comerciales de Honduras.

En este contexto, el presidente del BCH, Wilfredo Cerrato, adelantó ayer que “este año se estima que va a haber un déficit en cuenta corriente, es decir, la diferencia entre generar los ingresos y todos los ingresos comerciales de casi mil millones de dólares”.

La disminución será mayor en comparación al año pasado cuando fue de aproximadamente 400 millones de dólares. “Se tiene que saber manejar la política cambiaria porque se tiene un déficit de alrededor de mil millones de dólares, el año pasado fue mucho menor, de casi 400 millones”, reiteró.

La disminución en el 2017 fue balanceada con la entrada de 700 millones de dólares por bono soberano, más los ingresos por exportaciones y remesas que fortalecieron la moneda tal grado que la depreciación fue mínima con episodios de revaluación en algunos tramos del año.

También ayudaron los precios de los combustibles que se ubicaron un 25 por ciento menos, en contraste hoy día el barril de petróleo anda en la banda de 55 a 70 dólares lo que afecta los niveles de reservas monetarias.

Cerrato comparó también los ingresos por café que estaban un 15 por ciento arriba y las remesas que crecieron al 12 por ciento y no al 8 por ciento como en la actualidad que si bien es positivo pero al final entrarán menos dólares.

“Entonces, hay un objetivo final que lo que se requiere es no caer en una crisis, que el día de mañana se tenga que importar combustible, medicinas, alimentos y necesitar los dólares. Eso es lo peor que le puede pasar a un país”, resumió el presidente del BCH y coordinador del Gabinete Económico. (JB)

Fuente: La Tribuna

 1,475 total views,  4 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here