Destinos que conquistan el mundo - Diario En Alta Voz – noticias de Honduras, últimas noticias de Honduras

Destinos que conquistan el mundo

El arrecife de Tela es único en Mesoamérica.

Por: Luisa Agüero

El Centro de Investigación Marino de Tela es un proyecto único en Honduras. Como parte de esta iniciativa, fue inaugurado el primer laboratorio marino para impulsar el turismo científico y la conservación de los arrecifes.

Y es que la bahía de Tela, en el departamento de Atlántida, sigue siendo uno de los principales atractivos para el ecoturismo y la investigación ambiental a nivel nacional e internacional.  Esto  se confirmó con recientes estudios realizados en el banco de arrecifes de coral “Capiro” en la zona de Punta Sal, en el Parque Nacional Blanca Jeannette Kawas.  La Organización No Gubernamental  Prolansate (La Fundación para la Protección de Lancetilla, Punta Sal y Texiguat), su brazo aliado Amatela (Amigos del Arrecife de Tela) y un grupo de investigadores expertos de la Iniciativa para los Arrecifes Saludables ( HRI- Healthy ReefsInitiative ) del Instituto Smithsonian , así lo dieron a conocer recientemente, estos investigadores internacionales de los arrecifes, que imparten cursos de la metodología AGRRA (Evaluación Rápida Arrecifal del Golfo Atlántico, por sus siglas en Inglés). Ellos, hicieron un gran descubrimiento, al sumergirse a tan solo 8 kilómetros  de la cuidad de Tela en el banco arrecifal conocido como “Banco Capiro” y quedaron maravillados por la diversidad de especies coralinas y por su increíble abundancia.

Este es el hábitat de miles de especies.

Para tener una mejor idea de la densidad, en Mesoamérica, la media de un arrecife de coral saludable es de 16 por ciento por cada metro cuadrado pero en esa ciudad costera, la cifra es excepcional señala Antal Börcsök, director del Centro de Investigación Marino de Tela.

Datos científicos sobre la salud de un arrecife considerado regular reflejan  un índice de cobertura de 10% a 19.9%, y buena cuando tiene un índice de cobertura de 20.0% – 39.9% respectivamente.  Tomando en cuenta lo anterior, resulta sorprendente imaginar cifras  preliminares que indican que Banco Capiro tiene una cobertura mayor de 70%. Pero más impresionante es aún, el hecho que el índice promedio de cobertura en el resto del Caribe es de un 23%, lo cual  convierte a este banco en un sitio fuera de serie.

Se reportó en la Península de Punta Sal (ubicada dentro del Parque Nacional Jeannette Kawas–PNJK-) un banco arrecifal de una importante especie de coral que se encuentra en peligro crítico de extinción, el Coral Cuerno de Alce (Acroporapalmata), que fue diezmado alrededor del mundo por una variedad de factores, al punto que se estima que un 98% ya desapareció de los océanos de todo el mundo en los últimos 10 años.

Los investigadores han quedado maravillados ante tanta diversidad.

Único. Este arrecife fue monitoreado en detalle y se han contado hasta hoy más de 850 colonias en perfecto estado de salud de coral Cuerno de Alce en la zona, lo cual  lo convierte en uno de los mejores arrecifes del Caribe. Estos descubrimientos, señala Antal Börcsök, nos traen también una gran responsabilidad, ya que Banco Capiro y Punta Sal, además de ser hermosos lugares para visitar y explorar, son un potencial semillero de corales, peces y otros organismos de vital importancia para los arrecifes de zonas aledañas como Utila y Roatán.

En ese sentido, especies como el coral Lechuga (Agariciasp.) el cuerno de alce (acroporapalmata) y las diademas (diadema antillarum) o las conocidas especies de peces comerciales, proliferan y se reproducen en este lugar, convirtiéndose, de esta forma, en una luz de esperanza para los arrecifes que lo rodean, y para todas aquellas personas que se benefician directamente e indirectamente del uso racional de tan valiosos recursos.

Los hallazgos. Durante la presentación de los resultados más relevantes de la investigación, la doctora Melanie McField, directora de Healthy ReefsInitiative (HRI), importante y reconocida investigadora arrecifal a nivel mundial, explicó que hay varios signos científicos que demuestran la vitalidad de los arrecifes de coral. Uno de ellos es la cobertura de coral vivo, y el Banco Capiro tiene el segundo lugar en el Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM) con 69%.

El primer lugar lo tiene Banco Cordelia en Roatán, Islas de la Bahía con un 72.2%. El tercer lugar es un sitio en Belice con 39.7%, mientras el promedio en el SAM es del 19%, otro de estos signos de vitalidad de los corales es la presencia de macro algas carnosas.

El gobierno ha designado a la bahía de Tela un sitio federal de importancia para la vida silvestre.

En este tema el promedio del SAM es del 18%, mientras en el Banco Capiro es del 2.50%.Esta situación, según explica la directora del HRI, es buena para los arrecifes de Punta Sal, ya que las algas compiten por espacio con los corales y en este caso su número es bajo.

El Banco Capiro tiene el sexto lugar en todo el SAM. Los erizos Diadema mantienen limpio el sustrato, y permiten  que las larvas de coral se fijen fácilmente y proliferen. En este aspecto, el promedio del SAM es del 1% y en Banco Capiro es del 15.57%. También es otro signo de vitalidad de los corales, la biomasa de peces comerciales. La existencia de biomasa de peces herbívoros, es otro de estos signos de vitalidad de los bancos coralinos.

Sitio vital. El gobierno de Honduras ha designado a la bahía de Tela un sitio federal de importancia para la vida silvestre, con la ayuda de la Coral Reef Alliance (CORAL), la Iniciativa de Arrecifes Saludables y Amigos de los Arrecifes de Tela (AMATELA), un grupo de voluntarios en apoyo a PROLANSATE.

Más del 75 por ciento de los arrecifes del Caribe están en peligro, y el coral vivo cubre sólo el 18 por ciento de los arrecifes de la región en general. Banco Capiro es de esa forma, vital por su potencial para apoyar a las poblaciones de peces de importancia económica, la diversidad genética de los corales, y una creciente industria del turismo. Los  corales cuerno de alce creciendo junto a la orilla protegen la tierra firme y sus hermosas playas de la erosión durante las tormentas.

Potencial. Tela, un destino que atrae a miles de extranjeros y nacionales todos los años, e incorporó a su oferta turística un espectacular campo de golf en 2014, y ha dado la mayor sorpresa que tiene  estupefactos a los amantes en todo el mundo de la vida subacuática con la apertura del laboratorio marino en el complejo Honduras Shores Plantation, situado en el norte de este municipio. Aquí ya se han recibido estudiantes y científicos de importantes universidades, como Stanford, Harvard (Estados Unidos) y Oxford (Reino Unido).

El laboratorio es un pequeño edificio, pero una gran ventana que les permite a los científicos conocer, apreciar y descubrir el tesoro natural que guarda en sus entrañas el mar teleño, es decir,  el arrecife coralino más nutrido del Caribe.

Después de la Great Barrier Reef (Gran Barrera de Coral) de Australia, el Sistema Arrecifal Mesoamericano, el cual serpentea unos mil kilómetros de las costas de México, Belice, Guatemala y Honduras, es el segundo más grande del mundo. Los arrecifes de coral, llamados también selvas de mar, conforman un ecosistema que hospeda una diversidad de especies de animales marinos.

Vale la pena señalar que, en la última década, el sistema mesoamericano ha sufrido un deterioro a causa de factores naturales (tormentas y huracanes) y acciones ejecutadas por el hombre (contaminación, pesca no sustentable), de acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

En 1983, una bacteria que salió a través de Bocas del Toro, Panamá, invadió el Caribe y causó la mortandad del erizo Diadema antillarum (erizo de púas largas), un herbívoro que consume las algas que envuelven y asfixian los corales. La extinción del erizo protector desencadenó el deterioro del Sistema Arrecifal Mesoamericano.

“En un año murió el 99.8% de los erizos, empezó a crecer el alga y comenzó a sofocar el coral, por eso, en los últimos 20 años, se perdió el 50% el coral de todo El Caribe. Lo extraño es que en Tela no se murió el erizo Diadema antillarum y el coral es más abundante”, dijo.

Después de 2010, científicos, reiteró Antal Börcsök, lograron establecer que “en un metro cuadrado de arrecife en el Caribe hay un 22% de coral saludable (en promedio es de 18%). Mientras en Roatán hay un 24% y aquí, en Tela, un 70%”.

Tela es uno de los destinos cotizados de turismo científico

El hallazgo motivó al centro de investigación a establecer una alianza con Operación Wallacea, una red de académicos europeos y norteamericanos, para que estudiantes y científicos practiquen buceo y realicen sus exploraciones, cuyas tesis publicarán en revistas especializadas.

Y, a diferencia de Islas de la Bahía, donde los turistas pueden bucear la mayor parte del año, en el mar de Tela solamente de abril a octubre, cuando no hay lluvias. El agua de los ríos Ulúa y Leán reduce la visibilidad.

Antal Borcsök considera  que, por ahora, el buceo estará limitado a las personas que realizan actividades científicas porque en Tela, para ver el arrecife hay que viajar en barco 15 minutos. Mientras, “en Roatán está a 30 segundos” desde la playa.

El centro de investigación y otras organizaciones esperan que el Congreso decrete las 111,000 hectáreas de mar en parque marino para reglamentar las actividades humanas en toda esa zona y proteger el arrecife.

Puerto Escondido está posicionado en el mapa nacional e internacional.

676 total views, 9 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *