Agosto mes del matrimonio y la familia - Diario En Alta Voz – noticias de Honduras, últimas noticias de Honduras

Agosto mes del matrimonio y la familia


Elsa de Ramírez

(Por tanto el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. Génesis 2; 24)

 La Biblia narra la creación del primer hombre y la primera mujer: Dios los creó a su imagen y semejanza; los hizo varón y mujer, los bendijo y los mandó a crecer y multiplicarse para poblar la tierra (Génesis 1; 27). La primera familia la constituyeron Adán y Eva; mucho tiempo después  aparecen San Joaquín y Santa Ana, los padres de María y los abuelos de Jesús. Años más tarde, José y María en Nazaret formando la sagrada familia donde vivió Jesús. En estos tres matrimonios conviven como familia el padre, la  madre y los hijos.

El 5 de septiembre de 1991 los obispos hondureños en una carta pastoral sobre la “Identidad y misión de la familia”, expresaron que se estableciera en Honduras el mes de agosto como el “Mes del matrimonio y la familia”.

La familia, don preciado que forma parte de la gracia de Dios para que todos los seres humanos podamos nacer y desarrollarnos en una comunidad llena de amor, solidaridad y compañerismo;  y para sellar este mandato divino, Dios mandó que el hombre y la mujer se unieran en matrimonio para fortalecer ese vínculo tan sagrado como es la familia, institución dotada de una extraordinaria vitalidad y con gran capacidad de reacción y defensa en medio de los cambios culturales que han influido fuertemente en el concepto tradicional de la familia, con aspectos positivos y negativos.

Positivos, en el sentido de libertad y responsabilidad personales en el seno de los hogares; tratando de llevar una buena relación entre esposos, padres e hijos, ocupándose asimismo de atender la paternidad y maternidad responsables, de igual forma, prestando extremos cuidados a la educación de los hijos como también motivándolos a relacionarse y ayudarse entre sí.

Sin embargo, una equivocada concepción de la independencia de los esposos; deterioro en la autoridad y la mala relación entre padres e hijos conllevaría a una separación, por ende para evitar que esto suceda hay que transmitirles tanto valores humanos como cristianos; la irresponsabilidad, la inseguridad, la miseria y el materialismo traen consigo que los hijos deambulen por las calles, sin brújula y sean fruto de la delincuencia.

La familia respeta  el derecho a la vida y condena el aborto, el papel del padre es indispensable ya que influye respeto, un hogar donde falta el jefe de la familia es como un barco a la deriva, donde todos hacen lo que quieren, no socializan y viven como extraños, es por eso que los integrantes de este núcleo deben tratar de vivir en armonía ya que son una misma sangre. En Proverbios 22:6 la Biblia nos exhorta a instruir al niño en el camino correcto y aun en su vejez no se apartará de él y en Efesios 6:4: “… ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos, sino críenlos según la disciplina e instrucción del Señor.”

También es muy importante el papel que desempeña la madre y valorar su entrega total hacia su esposo y sus hijos a quienes ama por igual, una auténtica madre prodiga amor, unidad y obediencia.

Se considera dichosa la  familia donde no existe violencia de ninguna índole, ya que el padre y la madre están atentos a todo lo que sucede a su alrededor.

Los hijos son la vida de los padres, el tesoro más preciado que Dios nos ha dado, el fruto del amor, la razón de nuestra existencia, la alegría del hogar. Un matrimonio sin hijos es como un jardín sin flores. Verlos crecer sanos nos hace sentir bien.  

El papel de los hijos es aprovechar el tiempo para prepararse no solo espiritualmente sino académicamente y en otras áreas del saber humano.  “…amar al prójimo como a sí mismo”. Mateo 19:19”. De igual manera honrar a sus progenitores y dedicarles tiempo, pero tiempo de calidad. Éxodo 20:12 expresa: “Honra a tu padre y a tu madre, para que disfrutes de una larga vida en la tierra que te da el Señor tu Dios.

Y concluimos con el pensamiento de John Boyne “Un hogar no es un edificio, ni una calle ni una ciudad; no tiene nada que ver con cosas tan materiales como los ladrillos y el cemento. Un hogar es donde está tu familia, ¿Entiendes?”

996 total views, 3 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *