En el marco de la reanudación de “las conversaciones formales para dar paso a la siguiente etapa de la MACCIH

Posición de la Coalición:
No a un Convenio Nuevo” “Protocolos adicionales, solo los necesarios

La Coalición adopta como su postura, la conclusión y recomendación final de la Mesa de Evaluación de Trabajo de la MACCIH, emitida el 9 de diciembre de 2019, que literalmente dice:

“Con base a los resultados anteriores, la Mesa de Evaluación invita al Gobierno de Honduras y a SG/OEA a prorrogar el texto actual del convenio MACCIH; y posteriormente, establecer los protocolos que garanticen la eficaz y eficiente administración y cumplimiento de sus objetivos generales y líneas de acción que consideren necesarios.”

Esta Mesa fue integrada por representantes de ambas partes, el gobierno de Honduras y la Secretaría General de la OEA, quienes no solo concluyeron que debe ocurrir, sino también la secuencia de acciones a seguir: primero, prorrogar el convenio actual y “posteriormente”, añadir otros protocolos que se consideren necesarios.

Porque la Coalición rechaza totalmente la idea de un supuesto “Nuevo Convenio” para la renovación de la MACCIH

  1. Nadie está hablando de un “convenio nuevo” excepto ciertos miembros del gobierno de Honduras. Las palabras “nuevo convenio”, han sido utilizadas solamente por algunos miembros el gobierno de Honduras. Ni la OEA, ni su Secretario General Luis Almagro, ni los Estados Unidos, ni ningún otro miembro de la comunidad internacional han mencionado nada sobre un “nuevo convenio.” La OEA, en su comunicación del veintitrés de diciembre, solamente se refiere a una “nueva fase”, sin decir nada de un “nuevo convenio”. Los donantes han solicitado oficialmente la renovación del texto actual del convenio de la MACCIH.
  2. La única forma de garantizar la continuidad de la MACCIH en Honduras es renovar el texto actual del convenio. Cualquier nuevo convenio debería pasar por el congreso para su entrada en vigor, lo cual supone un riesgo inaceptable para la continuidad de la MACCIH. El hecho de que decenas de congresistas hayan sido acusados o estén bajo la mira de las investigaciones de MACCIH/UFECIC hace que el Congreso Nacional se haya convertido en un espacio hostil a la misión, por lo que dejar en sus manos la aprobación de un nuevo convenio supone un riesgo inaceptable, que podría significar el final de la misión.
  3. Se mata a la UFECIC. Adicionalmente, la aprobación de un nuevo convenio deja en el aire la continuidad de la existencia de UFECIC, que podría desaparecer el próximo 19 de enero. Sin embargo, si se prorrogase el convenio actual, la pervivencia de UFECIC (y el apoyo en el área investigativa que recibe de MACCIH) estaría garantizada.

La Mesa de Evaluación identificó la “persecución penal integrada” (UFICEC y Circuito Anticorrupción) como la línea de acción más avanzadas de la MACCIH, y más allá, reconoce lo exitoso que ha sido el traslado del conocimiento que se da en la práctica en los casos “de investigación y persecución penal.”

Los donantes ya han invertido más 20 millones de dólares para la construcción de la infraestructura de investigación y persecución penal integrada, convirtiéndose en uno de los modelos más exitosos de cooperación nacional e internacional en el hemisferio, con 13 casos UFECIC/MACCIH que acusan a más de 120 personas. Sin la renovación del texto actual, este modelo exitoso podría desaparecer el 19 de enero de este año.

  1. No se necesita un “nuevo convenio” para llevar a alcanzar las metas establecidas en el comunicado de prensa de la Secretaría de Relaciones Exteriores de Honduras, emitido el 27 diciembre de 2019. Esto se puede hacer con protocolos adicionales. Este comunicado habla de “un nuevo sistema de transparencia y lucha contra la corrupción en Hondurasy de “seguir construyendo con el acompañamiento de la OEA un Estado referente en la región mediante la aplicación de las mejores prácticas en materia de transparencia y combate a la corrupción.” Todo lo que el comunicado hace referencia, se puede llevar a cabo usando el método de protocolos adicionales, exactamente como lo recomienda la Mesa de Evaluación. No hay ninguna necesidad de un nuevo convenio. En realidad, gobierno y OEA después de renovar el actual convenio, pueden negociar cualquier protocolo para añadir a al trabajo de la MACCIH.
  2. La desaparición o desnaturalización de MACCIH, supone un grave riesgo para la estabilidad social de Honduras– El nacimiento de la MACCIH es una conquista del pueblo hondureño, como producto de la movilización masiva en el 2015. La MACCIH y el texto actual del convenio, es una esperanza de cambio. Si el gobierno quita esta esperanza que tantos estamos demandando, y no se renueva el convenio actual antes del 19 de enero mediante el simple intercambio de notas, la población puede ver como rechazada su demanda, y esto podría desatar nuevas movilizaciones.

CONCLUSIÓN

1.

2.

Exigimos al presidente del Ejecutivo, Juan Orlando Hernández, enviar inmediatamente a la Secretaría General (SG/OEA), la nota para renovar el texto actual del convenio de la MACCIH y posterior a esto, llevar a cabo las negociaciones con la SG/OEA, para negociar y suscribir los protocolos que se consideren necesarios para esta “nueva etapa”.

Rechazamos totalmente la idea de un “nuevo convenio”. Esto NO es necesario, mataría la UFECIC, y daría al Congreso Nacional la oportunidad a terminar con la MACCIH para siempre.

Coalición por la Renovación de la MACCIH

(Organizaciones y redes de sociedad civil hondureñas que trabajan por la Renovación del Convenio de la MACCIH)
Tegucigalpa M.D.C., 6 días de enero del 2020

 574 total views,  1 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here