(6 de julio, 1925)

Por Elsa de Ramírez

Para honrar la perseverancia y tenacidad de sus fundadores y sucesores, habrá que recordar a algunos de esos prominentes hombres de pensamiento alto que un día, allá por 1925, decidieron fundar lo que hoy es la pujante Asociación de Prensa Hondureña (APH), institución insigne del periodismo hondureño y la organización gremialista cultural más antigua de nuestro país, la siempre benemérita APH que a pasos agigantados busca la conmemoración de su primer centenario en el 2025.

Es preciso traer a cuentas los nombres de algunos de aquellos preclaros compatriotas que contra viento y marea, durante la administración del doctor Miguel Paz  Barahona, considerado por algunos historiadores como el padre de la democracia hondureña, concibieron la noble idea de fundar esta organización, entre los que cuentan para solo citar unos pocos: Paulino Valladares, Augusto Constancio Coello, Julián López Pineda, Alejandro Castro Díaz, Ángel Fortín, Luis Andrés Zúñiga, Salvador Turcios Ramírez y una pléyade de hibuerenses, cuyos nombres enriquecen las más sonoras páginas de nuestra historia intelectual.

La Asociación de Prensa Hondureña está de plácemes este 6 de julio, pues es la fecha conmemorativa de su aniversario natal, que felizmente tuvo continuidad durante el gobierno del doctor Vicente Mejía Colindres, quien aprovechó la presencia de estos grandes hondureños para instituir en 1930 el 25 de mayo, como día del periodista hondureño, conmemorando así el primer centenario del aparecimiento en Honduras del primer periódico con el nombre de La Gaceta Oficial, editado en la imprenta que desde la república de Guatemala trajo hasta Tegucigalpa el benemérito General Francisco Morazán Quesada en 1830.

Cabe señalar  que durante el régimen del doctor y general Tiburcio Carías Andino, la APH cayó sus voces y no fue sino hasta en 1949 durante el gobierno democrático del doctor Juan Manuel Gálvez, cuando la misma, como el ave fénix volvió a la vida con mayor fuerza y entusiasmo, pues ya para entonces, el periodismo hondureño comenzaba a demostrar su pujanza e influencia en el cotidiano haber de la hondureñidad. Un año antes habían aparecido dos periódicos con los nombres de El Día y El Pueblo, este último __vocero oficial del Partido Liberal de Honduras__; de igual forma habrá que recalcar que durante el régimen cariista solamente circularon dos periódicos a nivel nacional, con los nombres de La Época__ vocero oficial del Partido Nacional__ y Diario Comercial, periódico impreso en San Pedro Sula bajo la responsabilidad de una de las compañías bananeras de por aquél entonces.

Es en el mismo gobierno de Gálvez cuando comienzan a salir los radio periódicos y posteriormente en 1959, hace exactamente sesenta años aparecen el tele periodismo en el primer canal de la televisión hondureña __Canal 5__ de Televicentro, empresa fundada, dicho sea de paso, por el recordado ciudadano abogado Fernando Lardizábal.

Ahora bien, la APH durante la última década ha sido sabiamente conducida por el distinguido periodista Carlos Rubén Ortiz Ruiz, hombre humilde, pero de una sola pieza, que ha sabido sortear una serie de situaciones difíciles, de las que ha sabido salir avante con gallardía y pundonor, pues ha descollado como un hábil conductor gremial. Es preciso indicar que con el colega Ortiz Ruiz se han creado capítulos a nivel nacional, los que constantemente son reforzados con talleres, capacitaciones y toda clase de estímulos para que los periodistas, sobre todo de tierra adentro que por equis o b razón no pertenecen al CPH, mantienen su vocación incólume bajo el amparo de la APH que los impulsa a seguir informando y orientando, desde los más lejanos rincones de nuestra geografía nacional.

Es pues, oportuno aprovechar este 6 de julio del 2019 para felicitar a los hombres y mujeres que ahora impulsan su péñola a través de la APH, organización que es considerada como la institución insigne del periodismo hondureño, misma que durante su segunda etapa de 1949 a la fecha, ha sido rectorada por los más afamados hombres de letras como el propio Julián López Pineda, Celeo Murillo Soto, Eliseo Pérez Cadalso, Virgilio Zelaya Rubí, Joaquín Mendoza Banegas, Oscar Acosta Zeledón, Vicente Machado Valle, Oscar Armando Flores Midence, Gerardo Alfredo Medrano, Andrés Torres hijo, Donaldo Castillo Romero, José Ochoa y Martínez, Martín Baide Urmeneta, Guillermo Pagán Solórzano, Raúl Lanza Valeriano, Magda Argentina Erazo Galo, Mario Hernán Ramírez, José Domingo Flores, Fela Isabel Duarte, Elpidio Alejandro Acosta Navarro, Miguel Osmundo Mejía Erazo y actualmente por Carlos Rubén Ortíz Ruíz, cuyos nombres están ya consagrados en la historia del periodismo nacional por sus brillantes ejecutorias, sobre todo, manteniendo viva la antorcha de la libertad, la democracia y centinelas permanentes de la libre expresión del pensamiento en este país.

 1,743 total views,  3 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here